A Industriales no le pasa nada pero solo les queda “meter el pecho”

Rey Vicente Anglada sigue siendo el mismo de siempre: experimentado, motivador, hombre de ley y sacrificado en su trabajo; pero tiene que lidiar con lo que tiene y no puede sacar de donde no hay

Rey Vicente Anglada sigue siendo el mismo de siempre: experimentado, motivador, hombre de ley y sacrificado en su trabajo; pero tiene que lidiar con lo que tiene y no puede sacar de donde no hay
Rey Vicente Anglada sigue siendo el mismo de siempre: experimentado, motivador, hombre de ley y sacrificado en su trabajo; pero tiene que lidiar con lo que tiene y no puede sacar de donde no hay (Raidel Pedrera)

Por Boris Luis Cabrera

La pregunta es obligada en la boca de los aficionados beisboleros de la capital. Es una interrogante que se lanza al viento sin esperar respuestas, una especie de súplica inconsciente, un acertijo que nadie se atreve a resolver por temor a descubrir demonios.

Así son la mayoría de los fanáticos con sus equipos deportivos, inflados de un optimismo desmedido, perdidos en su ostracismo y renuentes a hacer las paces con la realidad que los circunda.

¿Qué pasa con Industriales? ¿Por qué no arrasan con sus rivales, noquean todo el tiempo a sus adversarios y humillan sin piedad a los que osen enfrentarlos en el terreno de juego? ¿No es este el mejor equipo de la Serie Nacional, el de la terrible ofensiva, el de la garra extrema?

Si bien los azules de la capital es el más mediático de todos los conjuntos, muy lejos andaba de todo favoritismo pre-competencia, y eso es muy difícil de aceptar por la fiel fanaticada que los sigue y los apoya sin condiciones.

Cuando el pasado 8 de agosto se lanzó la primera pelota en el Latinoamericano, sus seguidores, eufóricos y hambrientos de béisbol y ebrios por propagandas que recalcaban que “lo más grande” estaba en la Habana; fueron incapaces de ver que un cuerpo de lanzadores inexpertos con falta de liderazgo se movía por el bull-pen, una defensa errática se montaba sobre la arcilla, y una artillería potente de bateadores-como tantas otras en esta Liga-no iba a estar siempre disponible a su máxima capacidad para salvar partidos.

Ahora, después de caer en 10 de los primeros 18 partidos, cuando su cuerpo de lanzadores permite más de 5 limpias (5.29) y casi 11 imparables por juego, sus abridores apenas pueden caminar 4.11 entradas (74.1 EL en 18 juegos), su average defensivo anda por debajo de 970 (968) propiciando casi una carrera sucia por enfrentamiento, y su bateo colectivo es de 294, nada espectacular en este festival ofensivo que tenemos en el país; la gran afición azul no encuentra explicaciones y comienza a buscar culpables en todos los rincones.

La calidad de nuestro campeonato de casa está en números rojos y esto puede ser un punto a favor para esos Leones capitalinos que aun cargando con esas pesadas piedras, todos los días se baten sin complejo en el terreno. La posibilidad de luchar por un comodín está aún latente, y estos once desafíos que tendrán en casa de forma consecutiva hay que aprovecharlos.

A Industriales no le pasa nada, Rey Vicente Anglada sigue siendo el mismo de siempre: experimentado, motivador, hombre de ley y sacrificado en su trabajo; pero tiene que lidiar con lo que tiene y no puede sacar de donde no hay.

A esos jóvenes-muchos de ellos quemando etapas-los aficionados les están exigiendo más de lo que pueden dar en estos momentos y aunque les duela reconocerlo, hay varios equipos con nóminas más fuertes y con cuerpos de picheo más sólidos.

A los azules, solo les queda “meter el pecho” y mantener una salud mental favorable para buscar empujes extras. La misión de la fanaticada es apoyarlos a toda costa comprendiendo su entorno y sus posibilidades reales. Nos vemos en el estadio.

5 Comments

  1. Todo eso es cierto pero en mi opinion la preparación del equipo fue mala, se nota por la pésima defensa de los inicios del campeonato y porque lo lanzadores no se ven en buena forma. Cierto que no son estrellas pero en otros equipos lanzadores jóvenes sin nombres estan haciendo un excelente papel. Miren a Sancti Spiritus. La ausencia de Anglada y Carmona durante toda la preparacion les está pasando factura y el torneo es demasiado corto como para recuperarse de un mal comienzo. Recuerden lo que pasó el año pasado, reaccionaron muy tarde.
    Anglada tiene que estar tocao en su autoestima después de la horrible actuación en el Panamericano. Esta en una racha perdedora como director y tiene que salir de ese bache. Lo admiramos y queremos pero este año se ve dificil la verdad. Igual los apoyamos hasta el final pero presiento que va a ser tan amargo como el año pasado.

  2. Tengo que decir que como aficionado fiel a industriales veo a cosa negra con pespuntes chapapote,creo que algo paso desde la pasada campaña,con Mena,Entenza,Montieth y Camero paso algo y lejos de motivarlos los desmotivo,para mi Camero siempre ha sido un diamante en bruto y un slugger nato,creo que es una falta de respeto no haber llamado a Entenza a la preseleccion azul,e imagino que Con Montieth y Mena algo paso ellos siempre han tenido buena disposicion,asi que ahora me parece mas un desmotivador,ademas creo que hay deudas de entrenamiento o calidada del mismo,pense que Sosa,Eddy Abel,Chi,Baños,Pavel y Molina de abridores,Juan Ramon,Jose Pablo y Nodal de acomodadores,Ponce y Andy de cerradores teniamos un staff capas de hacer un buen papel pero la mayoria se ve fuera de forma,tambien Peñalver,Urgelles,Aloma,Samon,Correa,Andres,Aroche,Oscarito y Blanco iba a ser la planadora azul con un banco con suplentes de calidad,pero se nota falta de entrenamiento,ojala y lleguemos a la segunda fase pero este es uno de los perores años de los azules en la ultima decado ojala y mejoren,y rindandan pero yo un detractor de algunos modales de Victor ahora lo estraño mas que nunca pues fue la mejor version azul de los ultimos tiempos

  3. Precisamente el titulo de este articulo lo resume todo: No pasa nada, y eso es lo que se esta viendo en el terreno, no se ve a este equipo con el ímpetu de antaño cuando el marcador esta cuesta abajo, la derrota se ve venir desde el 6to-7mo inning, hay conformismo y mañana es otro día,para mi como para los que me antecedieron,la preparación fue mala, los emisarios de anglada no cumplieron su papel, y es una vergüenza las autoridades le exijan un buen papel al equipo, cuando desde el principio no les brindaron la atención que se esperaban aqui mismo salió un articulo que daba cuentas de ello, no había transporte, merienda,ni agua, los muchachos haciendo su esfuerzo, tuvo que anglada personarse en el PCC Provincial a pedir mejoraseis el mismo 1er secretario a ver las cosas y mejorarlas, desde ahi todo empezó malla no participación directa de Rey en la preparacion esta pasando factura, pues ademas de corregir a los jugadores de posiciones,podia ver el entrenamiento de los lanzadores, tener información de primera mano e interrelacionarse con ellos para saber que daba cada cual, ese es otro elemento que esta fallando, no conoce a la mayoría de esos lanzadores, y el conocerlos en la competencia, no le permite hacer los cambios adecuados,Elosegui es un teoricista,que en mi opinión le cuesta trabajo volcar todo ese conocimiento en los atletas, y por ultimo están los mismos atletas,sres Cuesta,Sosa y muchos de esos lanzadores tienen varias series a cuestas y siguen siendo un mar de interrogantes cuando salen al box,dejo para el final a Eddy Abel un muchacho que para el nivel de la pelota actual, puede rendir mas, incluso pretendo alguna vez llegar a MLB,pero si la cámara enfoca el banco, siempre esta en el chucho y la boberia,menos centrado en el partido estudiando a bateadores rivales, lo dice el refrán: “El ojo del amo, engorda el caballo”,Rey confío en sus entrenadores, pero los resultados se estan viendo, no se puede tener la cabeza en un lado y los pies en otro, no esperábamos grandes cosas del pitcheo, pero si alguna que otra actuación decorosa, que nos mantuviese en la zona aunque fuese de los comodines, hay algunos jugadores hoy en MTZ pero creo no se cometió injusticias con ellos, tal vez con Camero que prefirió jugar a tiempo completo alla, pues sus mayores posibilidades estaban en 1B y la entrada de Lisban le quita desarrollo, pero Mena y Entenza en sus ultimas campañas eran mas de lo mismo sobretodo Entenza,que luego de su paso por Canada,mas nunca fue el mismo, toca como bien dice el articulo meter el pecho, y manejar tal vez mejor el pitcheo, un ejemplo se ha sobreconfiado en Erick Glez mas que la afición lo ha forzado la dirección,en juegos cerrados, no ha sido capada de aguantar el marcadores psicólogos,los entrenadores y Dios tendrán que hacer mucho para que el equipo logre el repunte antes de que la clasificación quede en manos de otros, por la experiencias sabemos que si sucede se pueden dar por muertos.Rey sabe cuenta con nuestro apoyo, la afición capitalina es exigente pero no tonta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*