Andy Lans / @DeportesAndy

Los locales dominaron ampliamente el encuentro con 17 remates y el 63% de la posesión del balón. Cuba careció de finalización en sus jugadas ofensivas, hasta que un derechazo fuera del área de Willian Pozo puso el 1-0 al minuto 35’. El jugador del balompié noruego aprovechó un balón suelto después de que Dairon Reyes regateara a dos rivales y colocó la esférica con tal efecto y potencia, que el arquero barbadense quedó de piedra.

El 2-0 a favor de las Cuatro Letras llegó al 38’ por medio del capitán Arichell Hernández cuando quedó mano a mano con el arquero tras un remate del matancero Luis Paradela rebotado en varios jugadores de amarillo.
Un penal cometido sobre la estrella del plantel cubano Onel Hernández, propició del 3-0 transformado por Paradela desde los 11 pasos a comienzos de la segunda mitad. El atacante del AD Santos ratificó su condición de máximo goleador cubano en todas las instancias de la CONCACAF Nations League con seis dianas.

De hecho, Paradela tuvo la oportunidad de marcar otra anotación, pero al igual que el ingresado Yasnier Matos, desperdició un centro certero de Onel. El dorsal 11 prevaleció en más de un duelo individual por las bandas, y demostró que el fútbol del Caribe le queda pequeño.

El partido abierto, ante un contrario minimizado en lo deportivo, propició que jugadores del campeonato nacional cubano como Rolando Abreu, Christian Flores, Yunior Yuri Pérez y Maykel Reyes tuvieran su presencia en cancha.

Si algo achacaríamos a los dirigidos por Pablo Elier Sánchez, sería el bajón de la intensidad en diversos tramos del encuentro. No obstante, los Leones del Caribe cumplieron y se mantienen en la lucha por clasificar a la Copa Oro y a la División A de la Liga de Naciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba