Boris Luis Cabrera

Osmani es un hombre sencillo, apocado, y tímido como cualquier hombre de campo. A lo largo de su carrera tuvo que sortear muchas piedras en el camino pero la voz incisiva de sus maderos logró siempre pulverizarlas.

«Me retiré porque me faltaron el respeto»

Osmani es un hombre sencillo, apocado, y tímido como cualquier hombre de campo. A lo largo de su carrera tuvo que sortear muchas piedras en el camino pero la voz incisiva de sus maderos logró siempre pulverizarlas.

Ir arriba