Agónico triunfo para la Juve