Por Yasel Porto

Juro que si llego a saber de esto anteriormente hubiese incluido en el artículo especial que le dediqué el pasado domingo a determinadas historias de madres de peloteros cubanos conocidas. Mas luego de conocer a través de un emotivo reportaje del periodista tunero Orlando Cruz no dudé ni un instante en amplificar algo muy duro pero muy digno de admirar y hasta imitar en caso que sea necesario.

El jugador responde al nombre de Lionis Figueredo, y los fanáticos cubanos bien saben que no exagero al utilizar la palabra talentoso en el titular. Desde que llegó a las Series Nacional demostró sus cualidades como bateador pese a que no tenía todas las oportunidades que en realidad merecía.

La compleja situación personal que rodea al jardinero de los Leñadores está relaciona con su querida madre, a la que tiene que dedicarle un tiempo considerable. Mucho esfuerzo sin dudas al tener que combinar entrenamiento y juego con la ayuda directa que tiene que darle a ella.

Te puede interesar: DURA HISTORIA: Pelotero cubano dedicó EMOTIVO POST a su madre fallecida

El problema es que su progenitora tuvo que ser intervenida quirúrgicamente, proceso tras el cual perdió la posibilidad de caminar al amputársele una pierna.

Lionis le comentó al periodista tunero que pensó que se acaba el béisbol después de recibir la noticia que su madre no podría valerse como antes. «Lo pensé porque la lógica indicaba que tenía que ayudarla con todas las cosas de la casa. Sin embargo ella asumió una actitud muy positiva y el tener que vivir sin un miembro», dijo con voz rajada el jugador tunero.

«Mi mamá para mí es todo. Es la persona que ha estado siempre, en los momentos más difíciles, cuando más apoyo me ha hecho falta. Desde que empecé en el béisbol a muy temprana edad me ha seguido. Incluso hasta fuera de la provincia participó como espectadora en campeonatos pioneriles, escolares y en la misma Serie Nacional».

Sobre el día a día tras su operación señaló Figueredo que su respaldo es fundamental para poder mantenerse ligado al béisbol. «Cuando me levanto bien temprano a veces le hago el desayuno, otras veces se lo hace ella. Cuando el entrenamiento no es tan temprano le hago su almuerzo, y las veces que tengo que irme antes ella misma se lo hace porque es bastante versátil en la casa pese a su condición».

En el reportaje de Orlando Cruz se puede apreciar parte de lo que sucede dentro de la casa entre madre e hijo, demostrándose así el lazo bien especial entre ambos. «Los hijos que son buenos hijos nunca le dan la espalda a la madre», dijo ella.

Te puede interesar: 10 grandes historias de madres de peloteros cubanos que TE EMOCIONARÁN

Lionis finalizó con un emotivo mensaje de felicitación hacia su creadora. «Las madres son lo más grande. Ellas se quitan para darle a uno y un ejemplo es la mía, que pese a las posibilidades que le ha quitado la vida no dejó que me rindiera y enfatizó siempre que siguiera jugando béisbol».

El zurdo tunero está en su sexta temporada al máximo nivel del béisbol cubano (debutó en 2014-15). Sin contar lo que acontece en la 61 Serie acumula un average de .293, un OBP de .371 y OPS de .704. En casi todas las campañas ha tenido promedio ofensivo sobre los .300, pero solo en 2018-19 pudo acumular más de 100 turnos al rectángulo ofensivo.

Muchos aficionados del equipo le han señalado al manager Pablo Civil que Lionis merece más protagonismo por sus habilidades como bateador. La situación en la actual campaña ha empeorado incluso, pues solo ha tenido doce veces al bate en las que ha conectado par de indiscutibles.

6 comentarios en “DURO PERO ADMIRABLE: Talentoso pelotero tunero mostró por qué NO PUEDE abandonar Cuba”

  1. ….eventos sensibles y silenciosos como estos y muchos otros más llevan en sus espaldas cada atleta, en su afán por alcanzar el éxito…

  2. Osmel Escalona Moreno

    Ese es un campeón, gran hijo y amigo. Un millón d bendiciones para el y su mamá y no q no se olvide q es mi único fan 😅

Responder a Omar Gutiérrez Casanova Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba