Una Final cubana, con sabor a Serie del Caribe muy diferente

La mira está puesta en Barquisimeto, en la Serie del Caribe, más, está puesta en lucir lo mejor posible y dar un golpe de vista a los scouts de la MLB
La mira está puesta en Barquisimeto, en la Serie del Caribe, más, está puesta en lucir lo mejor posible y dar un golpe de vista a los scouts de la MLB

Por Alexander García Milián


Estimados lectores ya se fueron las dos semifinales de esta postemporada en la Serie 58 y los hechos anuncian una final Villa Clara- las Tunas.


Al momento de escribir estas líneas, ya los elencos vencedores se aprestan para el primer juego de la gran final este sábado. 
Por un lado los azucareros de Eduardo Paret que le pegaron fuerte a los Gallos de Sanctis Spiritus, por el otro los tuneros que anularon en toda la línea, las opciones de los Tigres avileños.
De tal paridad, todo ha quedado en suposiciones y con sendos golpes de autoridad, leñadores y anaranjados van por el título.



La mira está puesta en Barquisimeto, en la próxima Serie del Caribe, más, está puesta en lucir lo mejor posible y dar un golpe de vista a los scouts de la MLB.
¿Quién no quiere lucir ahora?, ¿Quién quiere quedarse atrás?, sencillo…nadie.
Yo digo esto por que lo veo así, pero a veces siento que no se ha entronizado a cabalidad lo que significó el acuerdo pero bueno.
A tantos años de mentiras y falsas promesas…



Malas y Buenas
En líneas directas, malas noticias: fueron dos semifinales disparejas, con total hegemonía de los vencedores; tal parece que amañar los juegos da resultado pero sigo.
Las Tunas mayoreo a Ciego de Ávila en toda la línea; el supuesto mejor pitcheo avileño quedó en un tercer o cuarto plano, los jugadores estuvieron faltos de ideas, sin iniciativas, jugando como robots; bueno no le tocaba clasificar pero fueron y ahí quedaron.
Sumamos, pésimo corrido de las bases por hombres de experiencia como Yorbis Borroto y Raúl González y para colmo en el juego cinco, Colás, el tipo de Japón, la estrella, el monstruo, en un tiro innecesario más propio de un juego de liga azucarera le da el gane a Las Tunas.



Por su parte, Villa Clara la tuvo fácil, fue contra el equipo más flojo, aquí Freddy Asiel cogió cajita y se anotó las victorias 100 y 101; sin mucha vuelta, todo el mundo gozó; bueno todos gozaron la ausencia de Industriales… Y es la realidad.
Lo mejor… ahora para la final, va el mejor bateo contra el mejor pitcheo, aquí si debe imponerse la paridad y debemos tener una final como no vemos hace años; más, si tenemos en cuenta la presencia en el staff tunero del zurdo Yoannis Yera y del derecho Erlys Casanova.
Por lo demás señores, todo es más de lo mismo, matices más, matices menos.
Estimados lectores, por ahora, esto es lo que hay, esperemos al día 12.
Nos vemos a la vuelta.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*