Los 10 mejores de la historia: Antesalistas

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Por la historia de las Grandes Ligas han pasado muy buenos antesalistas. Es conocido que los tercera base por lo general son jugadores que se caracterizan por tener una demoledora ofensiva. Pero también deben reunir varias cualidades defensivas. En la «esquina caliente», como se le llama tan apropiadamente, un jugador debe estar listo para que los bateadores ( sobre todo los diestros ) envíen cohetes por la línea, lo que hace necesario tener pies rápidos, reflejos felinos y un brazo fuerte para que la esférica cruce el diamante y llegue a tiempo a la inicial para retirar al bateador – corredor. Al igual que me sucede con el resto de las otras posiciones, no ha sido tarea fácil llegar a seleccionar solamente 10 jugadores. Reitero que no me agrada el hecho de escoger entre todos los tiempos, prefiero y veo más justo, hacerlo por época, los mejores entre los que coincidieron en la misma era. Por eso dejo claro que en este tipo de selecciones nunca se tiene la verdad absoluta, al ser un criterio personal, siempre traerá polémica. El reto ya está, ahora solo me queda culminarlo. Por ahora los dejo con mis 10 antesalistas preferidos de todos los tiempos:

1- Mike Schmidt: Seleccionar a «Schmitty» como el mejor antesalista de todos los tiempos no es una decisión tan difícil. Schmidt fue seleccionado una selección después de George Brett en el draft de 1971 y fue llamado a los Filis de Filadelfia en septiembre de 1972. Equipo este que le dio el puesto de titular en la tercera base para comenzar la temporada de 1973. En su comienzo como novato tuvo sus problemas desde el plato, bateando .196 con 136 Ks. Pero el éxito llegó rápidamente, ya que lideró la Liga Nacional en jonrones y porcentaje de slugging durante 1974, y lideró la liga en jonrones tanto en 1975 como en 1976. Ocho veces durante su carrera lideró la Liga Nacional en jonrones, cuatro veces en carreras impulsadas, en cuatro oportunidades fue el que más bases por bolas recibió, en tres ocasiones lideró el porcentaje de embasado ( OBP ) y cinco veces el porcentaje de slugging. Schmidt con su guante fue genial, ganando 10 premios Guante de Oro. En su carrera fildeó en la antesala para un promedio de .955 en 2212 encuentros y lideró a toda la Liga Nacional en asistencias siete veces y dobles jugadas seis veces. Schmidt Obtuvo tres premios MVP en la Liga Nacional y ganó la Serie Mundial de 1980, siendo nombrado MVP del Clásico de Otoño ese año. Terminó su carrera con un promedio de bateo de .267, con 548 jonrones, 1595 carreras impulsadas y un OBP de .380. Además, ganó 6 premios Bate de Plata y participó en 12 Juegos de Estrellas. Sus números en el plato y en el campo fácilmente hacen de Schmidt la primera opción de todos los tiempos en la esquina caliente.

2- Chipper Jones: Un salvaje en la esquina caliente, así lo defino. Jones jugaba con frecuencia «al lado del bateador», como esperando un posible toque de bola que todos sabían que no iba a suceder. Pero el hombre tenía unos reflejos insuperables, podía darse ese lujo. En 1999 Jones ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional después de conectar 45 jonrones, la mayor cantidad de su carrera. Ganó su primer título de bateo a la edad de 36 años en 2008 cuando promedió .364 y ​​también lideró la Liga Nacional en porcentaje de embase con una marca de .470. Al final de sus 19 años en las Grandes Ligas, todos con los Bravos, Jones había totalizado 2726 hits, 468 jonrones y más bases por bolas ( 1512 ) que ponches ( 1409 ), esto dice por sí solo, el tremendo bateador que fue. Ganó 2 premios Bate de Plata y el anillo de Serie Mundial en 1995. Jones participó en ocho Juegos de Estrellas y terminó en el Top 10 de la votación del Jugador Más Valioso de la Liga Nacional cinco veces. El promedio de fildeo en su carrera endefendiendo la antesala fue de .954 en 1992 juego. Sus 468 jonrones son la mayor cantidad jamás alcanzada por un bateador ambidiestro de la Liga Nacional. «Todo lo que siempre quieres como jugador de béisbol es el respeto de tus compañeros, ya sean las personas contra las que juegas o las personas con las que juegas», dijo Jones. «Puedo decir honestamente que tengo eso, que es probablemente de lo que estoy más orgulloso». Cuando se retiró, las 1623 carreras impulsadas de Jones fueron la mayor cantidad de cualquier jugador cuya posición principal fuera la tercera base.

3- Eddie Mathews: Hasta que Mike Schmidt impactó sobremanera con su juego, Mathews fue considerado por la mayoría como el mejor tercera base de la historia. Comenzó su carrera con los Boston Braves y asumió el puesto de tercera base en 1952 a los 20 años de edad, temporada en la que disparó 25 jonrones y fue tercero en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. A los 21 años, Mathews lideró la Liga Nacional en jonrones con 47 y remolcó 135 carreras. Mathews fue un All Star 12 veces durante su carrera y terminó segundo detrás de Roy Campanella en la votación al Jugador Más Valioso en 1953, también fue segundo por el premio MVP en 1959. Durante 17 años de carrera, Mathews promediaría .271 en el plato, con 512 cuadrangulares ( sexto en el momento que se retiró ) y 1453 carreras impulsadas. Defendió la esquina caliente para un % de .956 en 2181 encuentros. Ganó dos títulos de Serie Mundial ( 1957 con Milwaukee y 1968 con Detroit ).

4- Wade Boggs: Jugó en una época donde antes de terminar la temporada regular ya se esperaba que él ( Boggs ) por la Liga Americana y Tony Gwynn por la Liga Nacional, serían los líderes de promedio de bateo. Conocido como «Chicken Man», Boggs fue All-Star 12 veces, ganó la Serie Mundial de 1996 con los Yankees, 8 premios Bate de Plata, 2 premios Guante de Oro y 5 títulos de bateo. Terminó su carrera de 18 años ( 1982-99 ) en las Grandes Ligas con 3010 hits, promedio de bateo de .328 y un OBP de .415. En los 2432 juegos de su carrera, Boggs alcanzó la base de manera segura en el 85 por ciento de ellos, impresionante. Boggs fildeó para promedio de .962 jugando 2215 partidos como tercera base. En 1985, su promedio de bateo de .368, el mejor de su carrera y la marca más alta de un jugador de los Medias Rojas desde que Ted Williams bateó .388 en 1957, no solo lideró las Grandes Ligas sino que sus 240 hits fueron la mayor cantidad en el béisbol en 55 años. Después de dicha temporada ( 1985 ), Ted Williams comentó: “Boggs es un bateador tan inteligente como nunca lo he visto. Los próximos cinco o seis años contarán la historia, pero si sigue como hasta ahora, se convertirá en uno de los mejores bateadores de todos los tiempos». Williams estaba en lo cierto, Boggs no lo defraudó.

5- George Brett: «Mullet», como lo apodaron, fue seleccionado en la segunda ronda del draft de 1971 por Kansas City. En 1974, Brett fue tercero en la votación para el Novato del Año de la Liga Americana. Con el madero era un dolor de cabeza para cualquier lanzador rival. Durante 16 temporadas entre 1975 y 1990, Brett promedió .314 en el plato, ganó 13 viajes al Juego de Estrellas, 3 títulos de bateo, un premio Guante de Oro, 3 premios Bate de Plata y el premio MVP de la Liga Americana en 1980. Brett fue el líder de la Liga Americana en hits, triples y porcentaje de slugging en tres ocasiones. Estuvo cerca de batear .400 en 1980. En septiembre de esa temporada estaba bateando .403 pero terminó la temporada con un increíble .390. Si hubiera tenido cinco hits más durante el transcurso de la temporada, Brett habría bateado .400. Ganó en 1985 la Serie Mundial con los Royals. Finalizó su formidable carrera con un promedio de bateo de .305, con 317 jonrones, 1596 remolcadas, 1583 anotadas, 201 bases robadas y OPS de .857. Promedió fildeando en la antesala .951 en 1692 desafíos.

6- Nolan Arenado: Algunos se preguntarán por qué escogí a Nolan en mi sexta opción con solo 9 temporadas en Las Mayores. Pues sencillo, en ese lapso ya el estelar antesalistas de los Cardinals en la actualidad ( Rockies anteriormente ) tiene más logros que otros grandes tercera base de la historia en muchas más campañas jugadas. El nacido hace 30 años en Newport Beach, CA y de raíces cubano-boricua ya ostenta 9 premios Guante de Oro, 4 premios Bate de Plata y 5 premios Guante de Platino. Además, «Nado» ha participado en 6 Juegos de Estrellas, posee 3 títulos de jonrones, lideró 2 veces la Liga Nacional en carreras impulsadas, 2 veces también el total de bases y en una ocasión los dobles conectados. En 5 oportunidades ha terminado entre los 10 primeros en la votación por el premio MVP de la Liga Nacional. Hasta este momento, Arenado fildea para un promedio de .972 en 1224 juegos como tercera base. De las 7 últimas campañas ha logrado 30+ HR y 100+ CI en 6 de ellas, en ese lapso solamente no pudo llegar a estas cifras en 2020 debido a la poca cantidad de juegos disputados en la etapa regular por la pandemia. Pero no es solo los números y logros alcanzados de Arenado lo que incidió en mi apuesta por él, sino su espectacularidad desde la antesala y el plato, es uno de esos jugadores que marcan la diferencia.

7- Brooks Robinson: El mejor tercera base defensivo de la historia, así lo creen muchos y me incluyo. Robinson, conocido como «La aspiradora humana», fue 18 veces All-Star, ganó 16 premios Guante de Oro consecutivos y dos campeonatos de Serie Mundial. En 1964, Robinson se llevó a casa los honores de Jugador Más Valioso de la Liga Americana, logrando la mejor temporada ofensiva de su carrera, liderando la liga con 118 carreras impulsadas. En 1966, ganó el premio al Jugador Más Valioso del Juego de las Estrellas a pesar de que la Liga Americana perdió el juego. En 1970, fue nombrado Jugador Más Valioso de la Serie Mundial vs los Reds, bateando .429 con dos jonrones y seis remolques mientras se lucía a lo grande en la tercera base. En 39 juegos de postemporada en su carrera, Robinson bateó .303, con cinco jonrones y 22 carreras impulsadas. Se retiró después de la temporada de 1977 y los Orioles no perdieron tiempo en retirar su No. 5. Lideró a todos los antesalistas de la Liga Americana en porcentaje de fildeo 11 veces y en asistencias ocho veces. Sus 2870 juegos en la tercera base lo ubican en el primer lugar de la lista de todos los tiempos. Fildeó para .971.

8- Adrián Beltré: El dominicano es un futuro inmortal, de esto no hay dudas. Sus 477 cuadrangulares, 1707 carreras impulsadas, 1524 carreras anotadas, 3166 indiscutibles, 636 dobles y .286 de promedio de bateo, durante su carrera de 21 temporadas, así lo corroboran. «El Koja» ( apodo ), participó en 4 Juegos de Estrellas, Ganó 5 premios Guante de Oro, 4 premios Bate de Plata y 2 premios Guante de Platino. Beltré jugó su primer partido en Las Mayores a los 19 años de edad durante la temporada de 1998, pero en las primeras cinco temporadas promedió solo .265 en el plato. Sin embargo, 2004 fue su gran temporada cuando fue segundo en la votación por el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. La siguiente temporada, Beltré se unió a los Marineros de Seattle. Sin embargo, su carrera se estancó en el noroeste del Pacífico, pero se reanudó después de una temporada con los Medias Rojas antes de unirse a los Rangers de Texas. Entre 2010 y 2016 con los Vigilantes, Beltré promediaría .310 en el plato con 28 jonrones, 95 carreras impulsadas y 86 carreras anotadas por temporada. A la defensa su % de fildeo fue .960 en 2759 encuentros como antesalista.

9- Manny Machado: Nació en in Hialeah, FL, con sangre dominicana, tal es así que los representó ( RD ) en el Clásico Mundial de Béisbol 2017. Le llaman «El ministro de defensa» y no es para menos, posee un guante espectacular y un brazo potente, todo un show en la esquina caliente. Se ha convertido en un especialista fildeando rodados próximos a la raya y lanzando a la inicial de un manera que solo él sabe hacer. Ya tiene a su haber 2 premios Guante de Oro, un premio Bate de Plata, un premio Guante de Platino y 5 participaciones en Juegos de Estrellas. En 10 temporadas en Las Mayores posee un WAR de 45.2, nada despreciable. En la antesala fildea para promedio de .968 en 1050 partidos jugados. En 3 ocasiones quedó entre los 5 primeros jugadores en la lucha por el premio MVP ( 2 veces en la AL y una vez en la NL ). Manny ha conectado en su carrera 251 cuadrangulares y ha remolcado 751 carreras. Es cierto que sus números totales todavía no impresionan como el de otros 3B, pero por lo que podido ver y por lo que estoy seguro le falta por aportar a su hasta ahora brillante carrera, lo incluyo en mi lista.

10- Ron Santo: Jugó 14 años para los Cachorros y uno ( su último ) para los Medias Blancas. En el momento de su llamada a Las Mayores, Santo tenía 32 carreras impulsadas en 71 juegos con Triple-A Houston. En su debut del 26 de junio de 1960 contra los Piratas, Santo conectó tres hits y cinco carreras impulsadas en una barrida de doble cartelera. Nunca apareció en otro juego de Ligas Menores. En 1960 Santo terminó cuarto en la votación de Novato del Año de la Liga Nacional a pesar de aparecer en solo 95 juegos. La siguiente temporada, Santo se afianzó firmemente en la tercera base al conectar 23 jonrones y remolcar 83 carreras. En 15 temporadas jugadas, Santo conectó 342 cuadrangulares, remolcó 1331 carreras.Fue 9 veces All Star y ganó el premio Guante de Oro en 5 ocasiones. Lideró la Liga Nacional 4 veces en bases por bolas y en par de oportunidades comandó el OBP. De por vida Santo fildeó para .954% en 2130 encuentros jugados en la esquina caliente.

A excepción de Beltré, Arenado y Machado, el resto de los seleccionados pertenecen al Salón de la Fama de Cooperstown.

Menciones: Ron Cey, Ken Boyer, Robin Ventura, Craig Nettles, Frank «Home Run» Baker, Scott Rolen, Jimmy Collins, Ray Dandridge, George Kell, Judy Johnson, Freddie Lindstrom, Pie Traynor, Jud Wilson, Deacon White, Buddy Bell, Ken Caminiti, Vinny Castilla, David Wright, Evan Longoria y Matt Williams.

Quizás se pregunten por qué no está incluido en esta lista un jugador de la talla de Paul Molitor, pero al igual que sucedió con Frank Thomas y la inicial, Molitor jugó muchos más encuentros como bateador designado que como tercera base. Pero no se desesperen, los nombres de estos dos inmortales del béisbol estarán presentes entre los bateadores designados de mi preferencia.

TE PUEDE INTERESAR: Los 10 mejores de la historia: Inicialistas

6 comentarios en “Los 10 mejores de la historia: Antesalistas”

    1. Saludos, buen artículo, pero no mencionas a un hombre que marco una época en la MLB. El señor Pete Rose.
      Miembro de la maquinaria roja de Cincinnati y que por desgracia incurrió en un error que le separó de las grandes ligas, pero que no le resta méritos al trabajo que realizó.

  1. Aunque se, que escogiste a Alex Rdguez y Carl Ripken en el SS, x haber jugado + en esa posicion, me gustaban + en 3B. Si es buena eleccion, pero muchos de poco tiempo, que han brillado, pero creo esperar +, aunque nadie puede dudar de Arenado ni Manny Machado. Frank Malzone del BRS, fue bueno, Rex Rolfe de NYY, claro hablo sin estadisticas sino x lecturas y comentarios. Que cubano pensarias en 3B??? Hector Rdguez, De la Hoz, Yuliesky???

  2. Este el 2do que leo, el primero fue el de los receptores al que le hice algunos comentarios. Creo que este no necesita ningun comentario adicional, salvo que es una excelente clasificacion. 100% de acuerdo.

  3. Estimado escritor.
    Poner fuera a A-Rod de aquí es un error solo por el número de juegos. Ya que jugó muchos años en tercera base y tiene más HR ( como tercera base) que Varios de la lista.
    Manny Machado aún no tiene NÚMEROS necesarios para estar en esta lista. S. Rolen está MUY POR ARRIBA de Machado por favor, ahora A-ROD está a mil años luz encima de Machado.
    Respeto su opinión, es personal pero no es en base a estadísticas…
    Los hispanos engrandecemos nuestros jugadores a veces no son tan buenos ( Correa, Machado) a veces si lo son ( Beltré, M. Cabrera, Pujols).
    Pero honor a quien honor merece…

  4. Querido escritor
    Estoy de acuerdo en su seleccion en un 90 % puesto que me gustaria ver en esa lista a Alex Rodriguez, que sin lugar a dudas ha sido uno de los mejores en la esquina caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba