DOMINIO CUBANO: Adolfo Luque, indescifrable en el montículo de 1919 a 1925

Luque, el primer pitcher cubano en las Grandes Ligas, se abrió paso en las Mayores con una época de dominio, que incluyó un año de 27 triunfos y 1.93 de efectividad.