Eligieron a un cubano LANZADOR DEL AÑO en la Liga ARCO

Por Robiel Vega/ @robielcuba87

De ensueño podría calificarse la temporada del cubano Elian Leyva con los Naranjeros de Hermosillo. Tras cuatro temporadas en el circuito más fuerte del beisbol azteca, el nacido en la actual provincia de Mayabeque se consagró y fue premiado con el Trofeo «Vicente `Huevo´ Romo», al mejor Pitcher del Año, elegido por la prensa especializada.

Un total de 12 salidas y 70 entradas fue lo que trabajó Leyva en la etapa regular, en ellas permitió únicamente 14 carreras, 12 de ellas limpias, para extraordinario PCL de 1.54, el mejor de todos. Así mismo comandó los departamentos de juegos ganados, con siete, average de los oponentes, con 205 y WHIP con apenas 0.99 (50 hits y 19 boletos).

Como complemento, Elian ponchó a 54 rivales, para un promedio de 6.94 por cada nueve entradas. Además, su control fue excelente, con un 2.84 de relación entre ponches y boletos. Lo que le llevó a sólo sufrir dos derrotas en toda la campaña.

Otro hito alcanzado por el cubano durante el año, fue el 8 de octubre de 2021, durante su primera salida de la temporada, el cuarto inning inmaculado en la historia de la Liga del Pacífico, dominando en el tercer inning, a Jorge Rivera, Édgar Robles e Isaac Rodríguez de los Cañeros de Los Mochis, con nueve lanzamientos y tres ponches.

El 80 por ciento de los votos de los especialistas favoreció a Elian, dejando una minoría para su compañero Wilmer Ríos, 6%, David Holmberg de los Mayos de Navojoa y Jake Sánchez de los Águilas de Mexicali, un 5% mientras que Héctor Velázquez, de los Yaquis de Obregón, y Octavio Acosta, de los Mayos de Navojoa, completaron la votación con 2 % cada uno.

Elián Leyva trabajó un sólo partido en la postemporada, y lo hizo de manera excelente durante 6.1 entradas, a ritmo de cinco ponches, cuatro hits y sin regalar boletos; a pesar de ello, no tuvo decisión en el choque. Luego dio positivo a un PCR y no pudo trabajar durante el resto de esa serie. Al su equipo caer en la primera ronda, fue seleccionado por los Charros de Jalisco como sus segundo refuerzo, pero en un movimiento sorpresa, fue transferido a los Gigantes del Cibao, de la Liga Dominicana (LIDOM).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba