De tal palo tal astilla: Jóvenes talentosos SIGUIERON los pasos de sus padres en MLB

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

En esta campaña que recién inició somos testigos de jugadores jóvenes que son dignos herederos del talento de sus progenitores. Varias son las combinaciones de padre e hijo que han tenido carreras exitosas en las Grandes Ligas. Podemos mencionar entre otros a Bobby y Barry Bonds (1094 HR y 846 BR entre ambos), Ken Griffey Sr. y Ken Griffey Jr. (se combinaron para 782 HR), Felipe y Moisés Alou (entre ambos acumularon 4235 H y .295 AVG en 34 temporadas), Gus y Buddy Bell, José Cruz Sr. y José Cruz Jr., Cecil y Prince Fielder (estos dos con el dato curioso de haber terminado cada uno con exactamente 319 vuelacercas de por vida), Ray y Bob Boone y hasta los lanzadores Mel y Todd Stottlemyre. Pero esta lista de destacados dúos de padre e hijo en MLB debe aumentar en un futuro no muy lejano.

El equipo que representa a la ciudad canadiense de Toronto, los Blue Jays, cuenta en sus filas con tres jóvenes peloteros que de seguir los pasos de sus respectivos padres, serán recordados por siempre entre las parejas de padre e hijo más emblemáticas de la historia de las Grandes Ligas. Vladi Jr. (hijo del dominicano Vladimir Guerrero Sr.), Bo Bichette (hijo de Dante Bichette) y Cavan Biggio (hijo de Craig Biggio) se perfilan como jugadores estrellas. Si bien Cavan Biggio aún luce muy distante de lo que fue su padre (Craig es miembro del Salón de la Fama de Coooperstown y conectó 3060 hits en su carrera), a Vladi Jr. y Bo Bichette sí parece no quedarles grande el apellido.

Aunque es muy temprano para comparar las carreras de Vladimir Guerrero Sr. y Vladi Jr. (23 años de edad), el corpulento inicialista de los Jays ya enseñó credenciales y de qué manera. En la última contienda fue la sensación ofensiva de la Liga Americana (48 HR, 111 CI y línea de .311/.401/.601). Su padre es miembro del Salón de la Fama de Coooperstown y es uno de los más grandes jardineros derechos en la historia de las Grandes Ligas. Guerrero Sr. disparó 449 HR, remolcó 1496 carreras y registró promedios ofensivos de .318/.379/.553 en 16 temporadas en Las Mayores.

Te puede interesar: HISTÓRICO: Gemelos aparecieron en un mismo juego de MLB, pareja de peloteros cubanos ya lo habían hecho

Por su parte el estelar campocorto del conjunto de Toronto, Bo Bichette (24 años de edad) ya está rankeado entre los mejores de toda la MLB en su posición. En 2021 lideró la Liga Americana en hits con 191, disparó 29 Jonrones, impulsó 102 carreras y se estafó 25 bases, mostrando una línea de bateo de .298/.343/.484. Bo tiene grandes habilidades a la defensiva, aunque debe mejorar el promedio de fildeo de la pasada campaña (.957), cuando cometió 24 errores en las paradas cortas.

Su padre Dante fue un gran bateador y tenía un mayor físico. En 14 temporadas en Las Mayores rozó los .300 de promedio de bateo (.299) y los .500 de SLG (.499). Conectó 274 HR y remolcó 1141 carreras. Además, participó en 4 Juegos de Estrellas, ganó un premio Bate de Plata y encabezó la Liga Nacional en HR (40) y CI (128), terminando tercero en AVG (.340) en 1995, jugando para los Colorado Rockies.

Hay otro joven que también se las trae y también es hijo de un destacado ex jugador, pero este no juega para los Jays, este viste la franela del equipo de San Diego. Se trata del dominicano Fernando Tatis Jr. El sensacional torpedero-jardinero de los Padres es una de las máximas estrellas de la actualidad en las Grandes Ligas. Con solo 23 años de edad ya posee dos premios Bate de Plata y una participación en el Juego de Estrellas. En 2021 lideró la Liga Nacional con 42 HR, además de robarse 25 bases, dando muestras de mucho poder en sus muñecas y velocidad en sus piernas.

Defensivamente tiene mucho que mejorar en el campocorto, promedió un anémico .940 de fildeo, aunque las herramientas necesarias para convertirse en un extraclase de esta posición las tiene. Su progenitor, Fernando Tatis Sr., es recordado sobre todo por conectar dos cuadrangulares con las bases llenas en una misma entrada en 1999 cuando jugaba para St. Louis Cardinals. En 11 años en Las Mayores disparó 113 cuadrangulares. Siendo la temporada de 1999 la mejor de su carrera, cuando logró despachar 34 pelotas fuera del parque y traer hacia la goma a 107 compañeros. Hasta el momento este es el caso más claro en cuanto a la posibilidad de que el hijo supere la trayectoria del padre en MLB.

Te puede interesar: ¿Jugadores de color y latinos DISCRIMINADOS? No ha sido siempre así

Quiero finalizar mencionando a un debutante en esta campaña 2022 en MLB que está llamado a convertirse en una estrella. Se trata del campocorto (se ha desempeñado como antesalista esta campaña con los Royals) Bobby Witt Jr., quien es catalogado por MLB Pipeline como el prospecto número uno este año. El novato infielder del equipo de Kansas City hasta el momento no ha podido demostrar todo el talento que posee con el madero en las manos, aunque defendiendo la antesala lo ha hecho de maravillas.

Witt Jr. es muy joven (21 años de edad) y se espera que vaya aumentando su rendimiento paulatinamente. Su padre fue un lanzador abridor diestro que estuvo activo en MLB durante 16 temporadas, en las que logró 142 victorias y trabajó para 4.83 carreras limpias por encuentro. Es demasiado pronto para predecir si Bobby Jr. puede superar el aval de su progenitor en Las Mayores, pero teniendo en cuenta las herramientas que posee, es bastante probable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba