Por Aliet Arzola Lima

Este martes, el manager Dave Roberts colocó a Vargas como jardinero izquierdo titular en el primer partido de una doble cartelera entre Dodgers y D-backs, en el cual el habanero volvió a mostrar credenciales con el guante.

En la quinta entrada, justo después de que Christian Walker disparara su jonrón 35 de la campaña para Arizona, Vargas realizó una gran atrapada en lo profundo del jardín izquierdo sobre una línea peligrosa de Ketel Marte.

El dominicano, bateador ambidiestro, estaba parado a la zurda frente al lanzador Michael Grove, quien le sirvió una curva (78.2 mph) en la zona exterior. Marte aprovechó el “caramelo” y soltó una línea a 99.8 millas que tenía todas las intenciones de pegar contra las cercas del bosque izquierdo.

Vargas le partió a la bola con mucha determinación y logró hacer una gran atrapada tras un pequeño salto y un rodeo en el aire. El chico estuvo a punto de perder la referencia por el efecto que habitualmente llevan las conexiones sólidas de los bateadores zurdos rumbo al jardín izquierdo, pero corrigió a tiempo y dejó una de las mejores jugadas defensivas del partido.

Desde el rectángulo ofensivo, el cubano de 22 años se apuntó par de imparables en la octava entrada. El novato de los Dodgers abrió dicho episodio con hit al central y anotó por jonrón de Austin Barnes, para recortar una diferencia de cuatro carreras.

Pero la fiesta de los líderes absolutos en el Oeste de la Liga Nacional solo estaba comenzando, pues fabricaron otras tres anotaciones y dieron la vuelta al marcador con Vargas como héroe, pues pegó el cohete decisivo con dos outs y bases llenas, justo después de que el estelar Mookie Betts se ponchara.

De esta manera, el hijo del mítico Lázaro Vargas se redimió tras cometer un error en la quinta entrada que le costó una carrera a su equipo. En ese capítulo, el patrullero izquierdo de los Dodgers fildeó un imparable de Alek Thomas y disparó a tercera para intentar poner out a Josh Rojas (corría desde la inicial), pero la pelota pegó en el casco del corredor y se desvió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba