Periodismo deportivo cubano, entre el oficialismo y las redes sociales

Parte de la mentira y del engaño es que no se le dice al pueblo cosas tales, como que hace unos días Cionel Peréz fue el cubano 204 en debutar en la MLB

Parte de la mentira y del engaño es que no se le dice al pueblo cosas tales, como que hace unos días Cionel Peréz fue el cubano 204 en debutar en la MLB
Por Alexander García Milián
Debo empezar diciendo que detesto las reuniones, las aborrezco a más no poder. Esa reunión que vi por fragmentos ayer, – la misma que llaman Congreso de la UPEC- lucía como el fin de la sin razón.




La UPEC, que pudiera ser la UPEC; bueno en boca de Nicanor Parra, bien se podría decir, Unidad Productiva de Empresarios Cañeros; y la risa sale sola. Lo que debía ser gremio, sindicato, colegio de periodistas de Cuba, no es más que otro apéndice más del poder centralizado que posee el Partido Comunista.
En lo que debía ser un foro diferente, con caras diferentes, ideas nuevas y demás, lo frito del refrito hiso otra vez de protagonista en el auditorio. Randy Alonso,- ¡Wao!- defendiendo una vez más el papel insoslayable del partido, – una guía certera – dijo él; – ¿Guía de qué?- me pregunto yo, del mal periodismo será. Sí, porque cuando algún profesional del medio se pregunta como hacer, como mejorar el periodismo, ya – como dijera un colega a hace par de años- uno de por sí se convence de la catástrofe.
Para cerrar esta necesaria introducción me remontó a Edmund Burke, quién allá a finales del siglo XVIII enunciara el término cuarto poder para referise al periodismo. Y me quedó aquí, porque cada día entiendo más el periodismo como una profesión aislada, separada del estado, de sus intereses, lo veo como un ser con manos y piernas propias.
Entonces así estimado lector, vamos a la cuestión…



El periodismo deportivo: sus retos en “la nueva era” 
Los nombres infaltables de siempre deben engrosarse en este artículo; Bobby Salamanca, Eddy Martín, Héctor Rodríguez, René Navarro, Rubén Rodríguez, y la lista de los agraciados creo queda ahí. Estos son los nombres de lo mejor, de lo más completo del periodismo deportivo cubano en todas sus épocas. Por sencillo tributo a su memoria han de comentarse unas cuantas cosas…
El deporte cubano es inmenso de grande, atletas de alto nivel siempre han existido en la Isla; desde Ramón Font y Capablanca, pasando por Kid Chocolate, Martín Dihigo y Conrado Marrero hasta llegar a Juantorena, Linares, Sotomayor y Mireya Luis; así y todo, perdón por las ausentes.
Poseer comunicadores que interpreten la esencia de un juego, de un partido de una competencia, que amenicen su narración o sus artículos con elementos culturales, con ideas novedosas, elementos propios del ingenio de los que debe ser un comunicador, ello es algo necesario para la prensa deportiva de hoy.
Decir la verdad- esencia del periodismo- desde cualquier óptica y bajo cualquier contexto suena como algo cansado, porque entre sartas de mentiras, – estamos bien,… el problema es este no este,…es cuestión de tiempo,… hay que esperar, así se maneja el asunto. Los matices de falsedad crecen a diario, el triunfalismo se impone y para ello no importa lo que se haya de hacer. Más objetivos, menos; las carencias son abismales en la prensa deportiva de hoy, pues como dijera en una entrevista un erudito de nuestros tiempos, el doctor Félix Julio Alfonso, para escribir de deportes se necesita buena pluma. También para comentar, narrar se necesita vocabulario, cultura, conocimiento básico siquiera, de geografía, historia, literatura, arte en general. Ahí, estaría el click del asunto, la falta de esos elementos nos sumergen en un abismo colosal.



La cuestiones engorrosas
Otra cuestión que emerge del asunto, es como parte de la mentira y del engaño no se le dice al pueblo cosas tales, como que hace unos días Cionel Peréz fue el cubano 204 en debutar en la MLB; también que existen otros como Yasiel Puig, Yoenis Céspedes, Aroldis Chapman, José Dariel Abreu, Guillermo Heredia, Leonis Martín, Aledmis Díaz, Kendry Morales y muchos más que pudiera enumerar aquí, la mayoría conocidos por los fanáticos, por la gente de deporte. Y con esto se le hace ver que el equipo Cuba que tenemos es ese que unos niños estadounidenses han vapuleado a su antojo en el Latino.
El béisbol es solo una carta de la baraja. Sí vamos al boxeo, se olvidan como si nada que existe un Yuriorkis Gamboa, un Erislandy Lara, o un Guillermo Rigondeaux para redondear nombres. Todos poniendo bien alto a Cuba en el mundo del pugilismo. Lo más triste,… son atletas formados aquí.
En el voleibol sucede igual, – que si se quemó etapas,… que si esta generación se adelantó,… si estos muchachos han logrado una hazaña heroica al clasificar a este o aquel torneo. Y los Juantorena, Simón, Hierrezuelo, León, Leal,… ¿donde están?;… bueno en las principales ligas del mundo, (Italia, Polonia, Rusia, Brasil). Otro slider,… cortante este…



El profesionalismo y la mercantilización se han apoderado del deporte, eso es algo que no se puede soslayar; pero no hay que esconderse y hacerse los ciegos. Hay que vivir, vivir con ello, manejarlo con inteligencia y poner al público la realidad; de nuestros atletas, de todos los deportes.
La Luz…
Pero todo no es color de hormiga, llega la esperanza siempre en épocas de crisis, al final del camino cuando todo luce oscuro surgen las personas con dignidad, con el tino suficiente para no dejar que los enjundiosos se hagan con las suyas.
En esta línea un aplauso para Play OFF, la mejor revista de deporte cubano en el país; también para Swing Completo por defender y ponerle vida a todo lo que ocurre con el béisbol nacional, dentro y fuera de Cuba. También para la sección de deportes de On Cuba, por refrescar con amenidad y buen trato de la palabra el panorama deportivo de la Isla.
También en materia de nombres hay que mencionar a algunas personalidades, más, menos ocultas que hacen o han hecho más digerible, más auténtico el periodismo deportivo en la Isla; Michel Contreras, Daguito Valdés, Aliet Arzola, el mítico Carlos Manuel Álvarez, Charlie Morales, Francis Romero, Daniel de Malas, por solo citar algunos. Tampoco quiero obviar a otros más conocidos que a veces opacan los encumbrados de siempre, Yasser Porto, Camilo Peréz- joven talento- y por supuesto Reinier González.



Estas revistas no han sido ni serán mencionadas en el congreso, los nombres aquí referidos tampoco. Sus voces permanecerán en el universo web, haciendo con escualidez cosas fantásticas, modos diferentes de contar, sentando cátedra de como hacer un periodismo deportivo de verdad.
Algunos elementos podrán faltar pero en un momento como este, se hace preciso decir algo, comentar, dialogar, polemizar, por el bien del periodismo deportivo, por el deporte en general. Por eso hoy como al inicio, pido permiso para hablar y no será la última vez.



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*