Por Robiel Vega/ @robielcuba87

Fue un partido histórico, no sólo a nivel colectivo, sino también para el único cubano que vio acción en el choque, el espirituano Lourdes Gurriel Jr. que escribió una página épica en su historia deportiva, al conectar por primera vez cinco o más imparables y empujar cinco o más carreras en un mismo desafío.

La primera conexión productiva de Yunito llegó en la alta de la tercera entrada, cuando conectó sencillo de línea al jardín central y remolcó a Alejandro Kirk y a Bo Bichette, para luego anotar empujado por bambinazo de Raimel Tapia, esa sería la segunda ocasión en que pisaría la goma en el partido. En ese momento el choque se puso 10×0.

En la alta de la quinta repitió la dosis con cañonazo al central, en esa oportunidad volvió a impulsar a Bichette y también pudo pisar la goma empujado por otro sencillo de Danny Jansen.

En ese propio inning, en el que los Azulejos fabricaron 11 carreras, Yunito volvió a batear y volvió a producir, en esa ocación con doblete, su número 24 de la temporada, y propulsó por tercera ocasión en el choque a Bichette y también hizo pisar la goma a Teoscar Hernández.

Esta fue la décima ocasión en que un cubano conectó cinco o más hits y remolcó cinco o más carreras en un mismo encuentra y por primera vez ocurre dos veces en el mismo año, pues Yoan Moncada lo había logrado el pasado 15 de junio ante los Tigres de Detroit.

Por si todo esto pareciera poco, en la novena entrada completó la épica, al conectar su sexto imparable en siete turnos y convertirse así en el primer cubano y en el primer jugador de su franquicia que logró disparar seis o más hits y empujar cinco o más carreras en un mismo juego; además, se convirtió en el primero en todas las Grandes Ligas en lograrlo desde que Anthony Rendón lo consiguiera el 30 de abril del 2007 y apenas es el octavo en todo el siglo XXI.

Importante destacar que, como bien dije al princio de este texto, fue la sexta vez en la historia que un equipo le marca a otro 28 o más carreras, siendo la última vez el 9 de septiembre del 2020, cuando Atlanta venció a Miami con marcador de 29×9. Toronto se quedó a dos carreras de igualar el récord absoluto que está en poder de Texas, cuando el 22 de agosto del 2007, en el primer partido de una doble cartelera ante los Orioles de Baltimore, los derrotaron con marcador de 30×3.

Tras esta actuación histórica, Yunito se colocó en el quinto lugar de los bateadores en la Liga Americana con average de .318 (311-99), su OBP ascendió a .367 y su slugging a .444, par aun OPS de .811. Además llegó a 41 carreras empujadas y 40 anotadas en todo el 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba