Por Guillermo Sánchez

Si hablamos de la temporada de Boston Red Sox debemos definirla con una sola palabra: FRACASO.

Pero que el equipo no tenga buenos resultados (incluso son peores que Los Orioles de Baltimore) no quiere decir que a nivel particular e individual no hayan excepciones.

Tal es el caso de Rafael “Carita” Devers. Hasta la jornada de hoy bateaba .315 de promedio, un OPS de .964, 60 impulsadas y 23 jonrones, ¡OOPS! 24.

Si, el dominicano llegó a 24 jonrones con el bambinazo que dio en la parte alta del sexto episodio ante los Reales de Kansas City. Un slider a 85 mph fue depositado en el jardín central para romper el cero que traían hasta entonces.

Seguiremos viendo “caritas” felices en Boston, enhorabuena. Disfrute del batazo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba