Juego HISTÓRICO para Arozarena: Randy y Yandy destacaron en PALIZA de Tampa a Boston

Por AM González

Con un racimo de tres carreras en la sexta entrada y de cuatro en la octava los Rays sellarían el encuentro, donde resaltaron los cubanos Yandy Diaz y Randy Arozarena. El primero de ellos conectando dos hits en seis turnos y Arozarena robándose el show con tres imparables en cinco visitas oficiales, además de dos carreras anotadas y dos impulsadas.

Este fue un juego histórico para el cubano Arozarena pues los tres hits que sumó en el choque fueron dobles, primera ver que lo hace en su carrera de tres temporadas en Las Mayores.

A la altura de la sexta entrada con corredores en primera y segunda y dos outs en la pizarra, llegó al bate el cubano Randy Arozarena. El lanzador Hirokazu Sawamura lo puso en conteo incómodo de dos strikes sin bolas y pretendía dominar al antillano con un Splitter a casi 92 millas de velocidad. Arozarena, ni corto ni perezoso, saco un batazo de línea por el jardín izquierdo que se estampó en la cerca del estadio, el emblemático «Monstruo Verde», remolcando hacia al home plate la octava carrera de su equipo.

El fenomenal swing del cubano disparó la bola hacia el left field con igual velocidad que el lanzamiento original, conectando el bate y la pelota con un ángulo de 25 grados. La bola caminó hasta los 342 pies de distancia y de esa manera el cubano llegaba a segunda base, sumando otro extrabase a su actuación en esta temporada.

Otro doblete de Randy, ahora en el octavo episodio, golpearía de nueva cuenta los límites del terreno con una trayectoria de 396 pies (jonrón en casi cualquier estadio), con una velocidad de salida de 102 millas por hora y un ángulo de impacto con el bate de 15 grados. En esta oportunidad el madero del antillano chocó con una recta de cuatro costuras lanzada por Austin Davis a 95 mph, impulsando otra anotación.

Ahora Randy mejoró su average ofensivo a .263 (463-122) con 31 dobletes, dos triples y 17 cuadrangulares como extrabases, además de 69 remolques y 56 anotadas, con línea de bateo de .333/.449/.782 (OBP/SLG/OPS).

Por su parte, el antesalista Yandy Díaz, presenta promedio de .280 (403-113), sumando 28 dobles y ocho bambinazos, además de 47 impulsadas, 61 vueltas al cuadro y línea ofensiva de .387/.409/.796.

El encuentro terminaría finalmente 12×4 favorable a los Rays donde los cubanos siguen dando la talla y siendo protagonistas en cada partido del equipo. Los dejo para que disfruten de los gigantescos dobles de Arozarena y continúen amando el deporte de las bolas y los strikes a través de nuestro trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio