Por Gian Franco Gil

La combinación cubana de Yoan Moncada y José Abreu se unió en la parte baja de la séptima entrada para igualar el partido a dos carreras frente a los Mellizos de Minnesota, en el “Guaranteed Rate Field”, estadio ubicado en la ciudad de Chicago.

José Abreu fue el primer bateador de ese episodio, el llamado “inning de la suerte”. Abreu comenzó la entrada con doble entre los jardines izquierdo y central, para colocar el empate en la intermedia sin outs en la pizarra. Luego, la amenaza se intensificó, pues Gavin Sheets recibió pelotazo.

El próximo bateador en llegar al rectángulo de bateo fue Yoan Moncada. Para intentar limitar sus posibilidades ofensivas, la dirección de los Mellizos intentó realizarle una formación especial. Torpedero, camarero, e inicialista defendieron el territorio comprendido entre la primera y la segunda almohadilla.

Sobre la lomita de los suspiros, el relevista Griffin Jax buscaba la forma de preservar la ventaja mínima de su equipo. En cuenta de dos strikes y una bola, el diestro equivocó un cambio a 90.2 mph. A pesar de que los jugadores de cuadro se habían desplazado hacia la izquierda del terreno, el envío cayó en la zona baja y afuera, lo que aprovechó el antillano para dirigir la esférica hacia la banda contraria.

Abreu pasó por la registradora con la segunda carrera de Chicago en el desafío. Mientras, Moncada conseguía su tercer inatrapable en el mes de julio y el número 24 de la presente temporada. Asimismo, remolcaba la segunda anotación, que representó la 16 del 2022 y la de 264 de su carrera.

Si bien los números ofensivos de Moncada esta temporada son discretos (exhibe un promedio ofensivo de .183), cuando encuentra corredores en posición anotadora se vuelve peligroso. En 39 veces al bate acumula 12 incogibles, incluidos par de dobles e igual número de cuadrangulares. Además, ha remolcado a 15 de los compañeros que ha encontrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba