Por Dency Milán

En las últimas horas, dos de los equipos tradicionales y favoritos, han hecho movimientos en sus nóminas después de unos días tranquilos en el mercado invernal de Grandes Ligas-MLB.

Equipos que militan en Ligas opuestas, han hecho dos movimientos sin mucho ruido, pero que a la larga le pueden aportar mucho en sus aspiraciones de cara a la temporada 2022.

Comenzamos con el movimiento tibio hecho por el conjunto radicado en el Fenway Park, los Red Sox de la Liga Americana. El conjunto ha firmado un contrato de un año al derecho de 30 años Michael Wacha, viniendo de un rival directo, los Rays Tamba Bay. Informó Jeff Passan.

Michael viene a tapar el hueco en la rotación dejado por el zurdo Eduardo Rodríguez que firmó con los Detroit Tigres. Se unirá a una rotación con nombres de impacto y ganadores. Chris Sale, Nathan Eovaldi y Nick Pivetta, por mencionar a los más destacados.

El derecho viene de una temporada floja con los de Tampa, antes tuvo otra discreta con los New York Mets, luego de haber sido lanzador de los Cardenales de San Luis por siete temporadas (2013-2019). Con 124 y dos tercios en 23 aperturas, fijó record negativo 3-5, 3,05 de efectividad, con 123 ponches y 31 bases por bolas. A pesar de trabajar por debajo del promedio de la liga de 22.9% de tasa de ponches y un sólido porcentaje de boletos de 5.9%, el jugador de 30 años tuvo problemas para que no le anotaran carreras. Wacha lanzó a una efectividad alta, en gran parte debido a los 23 jonrones (1.66 jonrones por nueve entradas) permitidos.

En los últimos años este renglón negativo ha sido constante en su labor como lanzador, permitiendo cantidades mayores que las permitidas en sus primeros años, sin embargo su tasa de ponches y base por bolas a estado por debajo de la media.

Por eso quizás los Red Sox de Boston ofrecieron solo un año para contratarlo, mirando que su rendimiento en las últimas campañas no ha sido sobresaliente. Pero lo que no deja duda que puede ser un cambio de bajo impacto que se puede convertir en ganancia.

Los Mets de Nueva York firmaron a dos jugadores

El conjunto radicado en Queens llegó a un acuerdo en la tarde de hoy viernes con el infielder Eduardo Escobar, por dos años y 20 millones garantizados, además de una opción del club para 2024. Con esta incorporación están supliendo al agente libre Javier Báez que ha estado en conversaciones con otros equipos.

Eduardo viene de una temporada de con dos equipos, manteniendo un rendimiento alto que lo llevó a ser objeto de cambio en la fecha límite de los Diamondbacks de Arizona hasta los Milwaukee Brewers.

Su rendimiento lo llevo a participar en el All-Star Game, por primera vez a sus 32 años. Con esta incorporación se une a Francisco Lindor, Pete Alonso, Jeff McNeil y J.D. Davis. Además de la posible incorporación de Robinson Canó suspendido por dopaje, aunque con 39 años deben alternar el juego alrededor de la segunda almohadilla.

La otra incorporación es Mark Canha a los jardines de los Mets de New York, proveniente de los Oakland Athletics luego de siete temporadas. Con una proyección media para el 2022, los Mets, han agregado a un outfielder decente que hace su trabajo, tanto a la defensa como en el home plate. Con 32 años y un paso aceptable por las Grandes Ligas-MLB con un solo equipo, debe aportar a los metropolitanos a mantenerse en lucha por la cima de la División Este de la Liga Nacional.

Mark firmó por dos años y 26 millones de dólares garantizados, más la opción del club al finalizar el contrato, según Jeff Passan de ESPN.

Sin duda ambos equipos hicieron movimientos interesantes que ayudaran a sus intenciones de mantenerse en lucha de cara a las postemporada. Solo queda esperar por el desarrollo de lo ejecutado en las oficinas, tenga sus frutos en el terreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba