PREOCUPA: Alfonso Urquiola y Rubén Chiu siguen sin poder salir de Panamá

La dieta del profe Urquiola es cara, aunque ya hay buenas noticias con respecto a las medicinas

La dieta del profe Urquiola es cara, aunque ya hay buenas noticias con respecto a las medicinas
La dieta del profe Urquiola es cara, aunque ya hay buenas noticias con respecto a las medicinas (Foto: Boris Luis Cabrera)

Por Boris Luis Cabrera

Desde que se agravó la crisis sanitaria mundial muchos cubanos han quedado varados en algunos países al quedar cancelados los vuelos en los aeropuertos. En la ciudad de Panamá hay un grupo encabezado por los queridos profesores de béisbol Alfonso Urquiola y Rubén Chiu, esperando por algún viaje humanitario que los traiga de regreso a casa.

Desde el mismo momento que Swingcompleto se enteró de la noticia ha mantenido un contacto diario con estos profesionales, quienes a pesar de mantener una buena salud y un estado de ánimo optimista, se muestran muy preocupados por el rumbo que van tomando los acontecimientos.

“Estamos preocupados porque aquí no hay atención médica para nosotros, los hospitales están cerrados y estamos en la ciudad que es donde más está crítico. Además, estamos sin trabajo como casi todos los extranjeros en este país. Ya la embajada sabe de la situación, pero nada de regreso tienen en mano aunque la preocupación de la cónsul ha sido buena”, nos dijo la semana pasada el profesor Chiu vía Facebook.

El pasado miércoles una luz de esperanza se encendió para ellos cuando fueron informados que un vuelo humanitario que iba a recoger a unos chilenos en Cuba aprovecharía para traerlos a ellos, pero las cosas se han complicado.

“Acabo de hablar con la embajadora. Me explicó que el vuelo del miércoles está parado porque el avión que va a Cuba a recoger a los chilenos debe regresar a Panamá para que habilite combustible, pero Panamá no permite que ese vuelo entre aquí a echar combustible y por eso el vuelo no se ha dado. También me dijo que ella habló con el embajador de Chile y él le explicó que el presidente de Chile iba a solicitar al de aquí que autorizara la entrada del avión”-Aseguró Chiu.

Ambos técnicos están muy preocupados porque ya se han quedado sin efectivo y temen que se le terminen sus provisiones.

“Aquí el gobierno solo se está ocupando de darles bolsas de comida a los panameños, en ninguna ocasión han hablado de darle a los extranjeros. Ahora sí estamos preocupados cuando vayan pasando los días, ¿cómo nos vamos alimentar? La alimentación del profesor Alfonso Urquiola es diferente, él tiene una dieta que aquí es cara”-Continúa diciendo Chiu.

La buena noticia es que le informaron que este mismo martes por medio de un funcionario de Pandeportes recibirán las medicinas que Urquiola necesita para atender su diabetes y que ambos están en una lista para irse en el primer avión que vaya para Cuba.

Según nos aseguran, la embajada cubana en Panamá ha mantenido todo el tiempo comunicación con ellos pero la solución a este problema está más allá de sus posibilidades.

Desde nuestra trinchera periodística hacemos nuevamente un llamado a las autoridades de ese país centroamericano para que permita la llegada de algún vuelo humanitario que pueda traer a los nuestros a casa. Sus familiares, amigos, y aficionados en general los necesitamos acá en la tierra cuanto antes.

“Necesitamos irnos ahora que estamos vivos y no cuando seamos cadáveres y nos manden en un ataúd. Ahí sí van aparecer aviones”-Terminó diciendo el profesor Rubén Chiu.

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es https://swingcompleto.com/ está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 

2 Comments

  1. Urquiola confia demasiado en sus suerte.Un contagio con la moratal enfermedad no es nada descartable.Desde mi optica le va a costar mucho regresar a cuba en lo inmediato pues los confines aereos van cerrandose y de manera concomitante la influena china avanza con su marcha devastadora y su anarquia letal.Suerte para Urquio,pero me parece que su situacion es de extrema vulnerabilidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*