Por Gian Franco Gil

La jornada de este martes, 7 de junio, para los cubanos que juegan en las Ligas Menores de Estados Unidos, estuvo marcada por la excelente producción de los bates. Especial protagonismo logró el jardinero de los Dodgers de Los Ángeles, que pertenece a la clase Doble A, Andy Pagés, quien disparó par de cuadrangulares en una gran noche ofensiva.

Por primera vez en la presente temporada, el bateador derecho disparó par de vuelacercas en un mismo partido, válido para llegar a tres batazos de vuelta completa en junio, ocho en el torneo e igualar el mes de mejor producción este año: mayo. Vale destacar que lo consiguió en solo cuatro partidos disputados y fue el restado de un inicio trepidante.

Hasta el siete de junio, Pagés acumulaba 18 visitas oficiales al rectángulo de bateo, en las que conectó, un doble, un triple y la cifra de bambinazos antes mencioanda. Precisamente, el triple lo logró durante el partido en cuestión y significó el segundo de la temporada.

Luego de 48 partidos en este 2022, todos como jugador del Tulsa Drillers, Andy exhibe 176 turnos legales, con 45 inatrapables, distribuidos en 13 dobles, dos triples y ocho estacazos de vuelta completa. Además, ha remolcado 31 compañeros y anotado en 26 oportunidades, para un total de 49 carreras producidas. Mientras, sus frecuencias ofensivas era: .256/.377/.489 (AVE/OBP/SLG).

Otro que se llevó las cercas en la fecha del martes fue Luis Avilés Jr., jugador de cuadro en el Pensacola Blue Wahoos, sucursal Doble A de los Marlins de Miami. El cubano conectó par de indiscutibles en cinco asistencias al cajón de bateo e impulsó a tres compañeros hacia la registradora.

De esa forma, Avilés Jr. demostró que vive uno de los mejores momentos de esta joven contienda. Luis llegó a cinco partidos consecutivos remolcando carreras, para cumplir con su función de quinto madero en el conjunto de desarrollo de los Marlins. A su vez, de los seis partidos que ha efectuado en junio, en cinco ha conectado al menos un incogible. Por si fuera poco, consiguió su partido número 13 del 2022 pegando dos o más hits.

Malcom Núñez, inicialista de los Springfield Cardinals, equipo con nivel Doble A, que pertenece a los Cardenales de San Luis, no necesitó desaparecer la bola del parque o conectar extrabases para lucir como uno de los mejores bateadores cubanos del martes pasado.

Núñez, quien se encuentra entre los primeros 15 prospectos de su franquicia, disparó cuatro imparables en cinco turnos e impulsó cuatro jugadores hacia la registradora, para llegar a 26 en este campeonato de Ligas Menores.

En la jornada nocturna del martes consiguió por primera en la justa conectar cuatro imparables en un juego. Por tanto, elevó su promedio ofensivo a .210.

Astros de Houston

Clase A (Fayetteville Woodpeckers)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba