Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Uno de los más dominantes relevistas de los dos últimos lustros en Las Mayores, Dellin Betances, ha decidido retirarse. De acuerdo con Jon Heyman (New York Post), el espigado lanzador derecho de 34 años de edad puso fin a su carrera debido principalmente a las reiteradas lesiones que ha venido sufriendo en los últimos años.

Sin embargo, durante las diez campañas que lanzó en MLB (8 con los Yankees y 2 con los Mets) fue un lanzador difícil de descifrar para los bateadores rivales. Los números no mienten, registró marca de 21-23, con una excelente efectividad de 2.53, WHIP de 1.073 y sus oponentes le batearon para un anémico .173.

Además, «El Ácido» (como le apodaron) permitió solamente 5.5 hits y ponchó nada más y nada menos que a 14.4 rivales cada nueve entradas lanzadas, simplemente impresionante. Sin embargo, no pudo establecerse como un cerrador habitual. Logró salvar 36 encuentros, pero falló en el intento en 19 oportunidades.

En la campaña de 2014 logró un extraordinario promedio de carreras limpias (1.40), con una fenomenal tasa de ponches del 39.6%, la de boletos fue del 7% y de rodados un 46.6%. Estás estadísticas le valieron para finalizar tercero en la votación para el premio Novato del Año de la Liga Americana, detrás del cubano José Abreu y de Matt Shoemaker.

Desde la temporada 2014 hasta la de 2018, años de su apogeo, trabajó en 374 entradas, con una efectividad de 2.21, abanicando al 40.4% de los bateadores que enfrentó. Su talón de Aquiles fue las bases por bolas que otorgó (al 10.7% de los enfrentados), aunque obligó a muchos bateadores a conectar rodados (el 48.1% de las conexiones).

En ese período, Betances alcanzó 11.3 victorias por encima del reemplazo, superado solamente en este renglón por el misil cubano Aroldis Chapman y por Kenley Jansen. De 2019 a 2021 Dellin apenas pudo ver acción desde el montículo. En ese lapso lanzó 13.1 innings, era el preámbulo de un retiro a corto plazo. Luego intentó regresar al máximo nivel, lanzando en la organización de Los Angeles Dodgers, pero sus actuaciones desde la lomita no fueron satisfactorias.

Betances fue cuatro veces All Star (2014 -2017) y fue seleccionado dos años consecutivos TSN (The Sporting News) Pitcher del Año en la Liga Americana (2015 y 2015). En 2017 participó en el Clásico Mundial de Béisbol representando a República Dominicana. En su mejor momento la bola rápida de cuatro costuras alcanzaba las 100 mph, su slider oscilaba de 87 a 90 mph y la curva de 83 a 85 mph. El cambio y el cutter lo usó muy poco durante su carrera en Las Mayores.

El colectivo de Swing Completo le desea éxitos a Betances en su nueva vida. De seguro los fanáticos lo echarán de menos, sobre todo los yankistas, que ya lo extrañaban desde que apareció por última vez vistiendo el uniforme a rayas en la contienda de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba