BUSCANDO LA HISTORIA: ¿Qué logró Jorge Soler con su jonrón 30?

Jorge Soler, quien entró a esta campaña con 38 estacazos de vuelta completa totales en cinco zafras anteriores, podría terminar la ronda regular con 44 largas conexiones si mantiene el ritmo, según lo indican sus proyecciones

Jorge Soler, quien entró a esta campaña con 38 estacazos de vuelta completa totales en cinco zafras anteriores, podría terminar la ronda regular con 44 largas conexiones si mantiene el ritmo, según lo indican sus proyecciones
Jorge Soler, quien entró a esta campaña con 38 estacazos de vuelta completa totales en cinco zafras anteriores, podría terminar la ronda regular con 44 largas conexiones si mantiene el ritmo, según lo indican sus proyecciones (Web Screen Shot)

Por Juan Paez

La llegada de Jorge Soler a la reconfortante y cómoda plaza de 30 jonrones no solo lo convirtió en el noveno cubano en alcanzar esa cifra en una temporada. También lo pone en medio de un camino bastante dulce al que llegó luego de pasar años de flojas actuaciones y un sinnúmero de lesiones que limitaron su tiempo de juego en sus primeros años en Grandes Ligas.

El slugger de los Reales de Kansas City consiguió par de estacazos de vuelta completa este martes en la victoria 6-2 contra los Medias Rojas de Boston y, a sus 27 años de edad, se convirtió en el jugador más joven de los monarcas en batear 30 o más cuadrangulares desde la temporada del 2000.

Ese año lo hizo Jermaine Dye, quien sacó 33 pelotas del parque con 26 primaveras.

A estas alturas, Soler dejó bien atrás su antiguo récord en bombazos, que se situaba en los 12 bambinazos que disparó para los Cachorros de Chicago en 2016.

El jardinero derecho, quien entró a esta campaña con 38 estacazos de vuelta completa totales en cinco zafras anteriores, podría terminar la ronda regular con 44 largas conexiones si mantiene el ritmo, según lo indican sus proyecciones.

Si alcanza ese número, se convertirá en apenas el tercer antillano en conseguirlo en la historia de la Gran Carpa. Hasta ahora, solamente Rafael Palmeiro y José Canseco son los únicos cubanos en sonar una mínima de 44 jonrones en una temporada.

El último en hacerlo fue Palmeiro, cuando sacó 47 pelotas del estadio con el uniforme de los Rangers de Texas en el año 2001. Es esa, casualmente, la cantidad más alta de largos batazos en un calendario para un antillano en el big show.

Es altamente probable que, en esta temporada, el nacido en La Habana imponga nuevo récord de estacazos para un miembro de los Reales en un año. Ese récord está en poder de Mike Moustakas, con 38 para la calle en 2017. Nadie en la historia de Kansas City ha soltado 40 bombazos en una zafra.

Este fue apenas el tercer juego de dos o más vuelacercas para Soler en su trayectoria y su primero desde el 13 de abril de 2015, cuando aún pertenecía a los Cachorros. Es el segundo bombazo que dispara en agosto, pues también la sacó el sábado, contra los Mellizos de Minnesota.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*