JONRÓN BORICUA: Carlos Correa no creyó en Cole ni en Yankees

Por Álex Fernández Fernández

Los aficionados del Yankee Stadium llegaron a relamerse los labios cuando la franquicia de New York se pensó traer de la Agencia Libre a Carlos Correa para este 2022. El boricua quien con los Astros ganara la Serie Mundial de 2017, cumplía todos los requisitos para asumir el gran reto de llenar un vacío en el short stop que ha quedado tras la partida del gran Derek Jeter en 2014.

Pero todo eso quedó en mera especulación. Las maletas de Carlos Correa tomaron rumbo a Minnesota, y solo llegaron a Nueva York hoy para darle este palo a su lanzador estrella, Gerrit Cole. Salió como cohete el batazo del campocorto de los Mellizos. A 107 mph, y fue a dar por todo el izquierdo a 408 pies. El silencio se adueñó de inmediato del estadio neoyorquino ante la cara de incredulidad de Cole, que tuvo de compañero al infielder hace apenas par de años en Houston.

Viejos conocidos ahora en bandos contrarios. Para Correa fue este el jonrón 17 y la empujada 48, la misma que sirvió para abrir el marcador del juego empatado a cero en la alta de la tercera entrada.

Veamos al puertorriqueño desatado vacilar su batazo ante los líderes de la División Este de la Americana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio