Por Darien Medina

Octubre es un tipo serio, de estos rudos, que por dentro están llenos de historias  que contar, que cada arruga en su rostro es un sufrimiento vivido o una pena pasada, y al mismo tiempo guarda emociones, sonrisas adornadas con champaña y mucho más. Octubre canta y llora, te sorprende para convertirse en impredecible y otras veces le gusta seguir las reglas y se vuelve en el más predecible de todos sus hermanos del almanaque.

Si no amas al béisbol octubre es simplemente el décimo mes del calendario con 31 días y 31 noches, pero si tu corazón tiene forma de pelota de béisbol octubre es otra cosa, aunque puedes vivir en Cuba y toda esa regla se rompa, y entonces tu corazón en forma de bola de béisbol tenga que sufrir de tanto silencio y tanta lejanía con la mejor pelota del mundo.

Con todo el respeto del olimpismo y las breves historias de la pelota en estas fiestas, con todo el respeto de los Clásicos Mundiales, Series del Caribe, Campeonatos Mundiales amateurs, ninguna historia llega a la altura de lo que ha ocurrido en octubre en la MLB. No me saquen más cuentas ni revisen más archivos la pelota mundial, la que ha pasado, la que está por venir vive en octubre a otro nivel, si el cine de autor existe entonces el béisbol de autor solo está en este mes.

Soy nuevo en esto de vivir la pelota de octubre, y maldigo a todos los que me han privado de tantas historias que han transcendido, y a los que lo seguirán haciendo por los años que vienen porque dudo que alguien decrete una tregua de paz y al menos seamos amigos los de las dos orillas en octubre, para que en esta isla podamos disfrutar de la pelota de octubre como DIOS manda, o que tal vez aparezca un crédito solidario que nos ayude a apagar los derechos para que al menos durante algunas noches Tele Rebelde tenga presencia en mi tv.

La gente ha comenzado a descubrir octubre, puede que estos Astros a la cubana hayan ayudado a ese descubrimiento pero desde antes ya la gente sentía una aroma diferente durante ese mes. Y existe una sensación extraña en esto de sentirte y no vivirte es como tener al amor de tu vida al otro lado de la pared de tu hogar y no poderlo sentir, sabes que está pero a nada más tienes derecho.

Para los cubanos ahora mismo no hay nada más alternativo que el mayor negocio beisbolero del mundo, es una contradicción interesante pero real, el béisbol más difundido en todo el mundo se convierte en esa música ¨prohibida¨ que todos la conocen pero nadie te la va a poner.

Y menos mal la wifi, los datos para acercar a octubre, y menos mal octubre para acercar la pelota aunque muchos no lo acaben de entender. Se vuelve a ir octubre sin poderlo vivir, no es lo mismo una crónica, un resumen o el cuento de tu socio que se coló en un hotel, que hizo un ponina con la gente del barrio para sentarse en un parque a intentar que octubre quepa en la pantalla de un celular, NO, yo quiero a todo octubre, a todo color, que no me le quiten  ni un pedacito de él, yo quiero al décimo mes del año vestido de pelotero, que me dé su mano, que me mire a los ojos y me digas: ES MOMENTO DE QUE ME VIVAS.

6 comentarios en “Condenado a no ver MLB en Cuba pido RESPETO PARA OCTUBRE”

  1. que veamos pelota nacional. Esta Bien. Pero que nos pasen las miles de horas del futbol, ya solo quedan que pasen la cuarta división del torneo de Turquía, eso si es una verguenza, y sobre todo porque nuestros equipos de futbol años tras años dejan atras mas atletas que el beisbol y solo ganan en el renglon de mas goles permitidos por juego y por torneo. Y para colmo insisten en darnos mas horas de futbol de cualquier cosa. Sin mas comentarios.

  2. Porque me obligan a tragarme los sucios juegos de las snb… Ya tele rebelde se ha vuelto una falta de respeto… A todos los dirigentes del béisbol en Cuba y sobre todo a los del icrt les pido que se respeten

  3. Reinaldo HERNÁNDEZ González

    La mayor falta de respeto del mundo y sbes obligatoria tener que ver la snb que eso no tiene nada no hay un espectáculo no hay vida en esta pelota todo luce mal muy mal y no hay amor por nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba