Descomunal batazo de la Potencia impuso récord para los Mets

La conexión del nacido en Campechuela en el Busch Stadium alcanzó 463 pies y tuvo una velocidad de salida de 115.1 millas por hora, el impacto más largo y veloz de los neoyorquinos desde que existe la tecnología Statcast.

La conexión del nacido en Campechuela en el Busch Stadium alcanzó 463 pies y tuvo una velocidad de salida de 115.1 millas por hora, el impacto más largo y veloz de los neoyorquinos desde que existe la tecnología Statcast. Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz
Aunque es cierto que Yoenis la Potencia Céspedes no ha dejado de poncharse a lo largo de la temporada 2018 de las Grandes Ligas y que incluso va a paso de récord, también es verdad que no ha parado de producir pese a su bajo promedio y a su disminuido OPS. En la jornada de este martes, por ejemplo, fue vital para que los Mets de Nueva York vencieran 6-5 a los Cardenales de San Luis en 10 entradas y consiguieran su victoria número 15 en la campaña.




La Potencia falló en cuatro de sus cinco turnos al bate y lo retiraron por la vía del tercer strike en dos de ellos, pero a la altura del quinto episodio, ante los envíos de los Luke Weaver, descargó todo su poder y sacó la bola con dos corredores en circulación. Así empató el juego a cuatro carreras y le brindó la oportunidad a su club de aumentar sus aspiraciones en el encuentro.



Lo más importante es que el batazo fue una bestialidad. La conexión del nacido en Campechuela en el Busch Stadium alcanzó 463 pies y tuvo una velocidad de salida de 115.1 millas por hora, el impacto más largo y veloz de los neoyorquinos desde que existe la tecnología Statcast.
Céspedes, en la otra cara de la moneda, sigue liderando las Grandes Ligas en ponches. Con los dos de ayer, llegó a 39 en solo 21 compromisos (casi 2.0 por duelo, en promedio). Su preocupante proyección en este departamento sigue siendo de 300.1 abanicados, una cifra que nadie ha alcanzado en la historia de la Gran Carpa.
También, apenas liga para .195 de average, .255 de OBP y .379 de slugging, pero a su vez tiene cinco cuadrangulares y la segunda marca más alta de empujadas en la Liga Nacional (21).



El “Yuli”, pura consistencia 
Yulieski Gurriel, para nadie es secreto, a la calladita es uno de los bateadores más consistentes en el big show. De hecho, en la más reciente jornada de las Mayores, se fue de 4-1, con una anotada, una base por bolas y dos ponches en la derrota que sufrieron los Astros de Houston 8-7 frente a los Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim.
Ese sencillo significó para el “Yuli” el sexto juego consecutivo con al menos un imparable. Durante esa racha batea para .320 de promedio, con tres dobles, una carrera producida y cuatro vueltas al cuadro.
Gracias a esta joven cadena, su average pasó de .200 a .275, un número más acorde a las características y habilidades del oriundo de Sancti Spiritus.



Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada del martes en las Grandes Ligas: 
Yoan Moncada (CWS) disparó su sexto doblete del año, en un juego en el que se fue de 3-1, también con boleto, ponche y un error mientras fildeaba un batazo en segunda base. Su compañero José Abreu (CWS) falló en cuatro oportunidades oficiales.
Yonder Alonso (CLE), Yasiel Puig (LAD) y Aledmys Díaz (TOR) no tuvieron suerte y fueron retirados en los cuatro turnos legales que consumieron, aunque Díaz anotó en una ocasión. Jorge Soler (KC) y Kendrys Morales (TOR) terminaron de 3-0 y de 1-0, respectivamente.
Raisel Iglesias (CIN) no cumplió con su trabajo y se anotó un blown save. En 0.2 innings, permitió un hit, una carrera limpia, dio dos bases por bolas y ponchó a un bateador.






Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*