Donald Duarte no jugará más, envía un mensaje a Lazo y se declara fanático de Industriales

Duarte fue un pelotero controversial, carismático, del momento clave y sobre todo un líder natural, de esos que los directores siempre quisieran en sus equipos

Duarte fue un pelotero controversial, carismático, del momento clave y sobre todo un líder natural, de esos que los directores siempre quisieran en sus equipos
Duarte fue un pelotero controversial, carismático, del momento clave y sobre todo un líder natural, de esos que los directores siempre quisieran en sus equipos (Foto: Calixto N. Llanes)

Por Clemente Correa

Bastó una llamada telefónica con la intensión de coordinar una entrevista con Donald Duarte, el eterno capitán de los Vegueros y la respuesta no se hizo esperar, si es para Swing Completo, no se diga más, las puertas de mi casa están siempre abiertas para ustedes, esa fue la reacción del mítico número 12 de los pativerdes para con nuestro equipo de trabajo.   

Cuando este moreno, natural de San Luis, irrumpió en la pelota cubana allá por el año 2002, quizá pocos le auguraban madera para brillar dentro de un equipo pinareño que buscaba el sustituto del pelotero más grande que ha dado Cuba en Series Nacionales, Omar Linares, quien había anunciado jugaría su última temporada.

En sus inicios Duarte era torpedero y hasta llegó a lanzar, jugaba la pelota con soltura y los que bien lo conocían apostaban que tenía las condiciones necesarias para triunfar. Sus reflejos relampagueantes, un brazo potente y su excelente desplazamiento, lo convertieron en antesalista.

Todas estas cualidades las mostró en el Campeonato Mundial Juvenil del año 2000 celebrado en Canadá y donde la selección antillana se llevó el tercer puesto bajo la dirección de Víctor Mesa. Como dato curioso en ese torneo calzó los arreos por necesidad del equipo, demostrando el temple de un consagrado.

Duarte debutó en un año donde hubo una explosión de peloteros jóvenes que por primera vez llegaban a Series Nacionales, en esa campaña XLI, con fecha de comienzo el 6 de enero del 2002, lucharon por el novato del año nada más y nada menos que Kendry Morales, Yulieski Gurriel, Andy Zamora, Andrés Quiala, Ifreidi Coss, Zaidel Beltrán y Yamel Guevara, entre otros.

Donald en esa contienda defendió la camiseta de los pativerdes en 63 desafíos, desempeñandose a la defensa en tercera base, donde alternó con el «Niño» Linares, en la intermedia y el jardín izquierdo.

Al bate promedió para 326 de average, producto de 62 incogibles en 190 visitas al cajón de bateo, además conectó 7 extrabases, incluido un jonrón, e impulsó 16 anotaciones, para incluirse entre los debutantes mas destacados en aquella oportunidad.

Al año siguiente «el lobo» como se le conoce en el ambito beisbolero, se apoderó de la titularidad en la antesala de los Vegueros y comenzaba así una larga carrera que trajo consigo varias alegrías para Pinar del Río y Cuba en general.

Los títulos en la Serie 50 y la 53, al igual que el campeonato alcanzado por Pinar del Río en la Serie del Caribe del 2015, ocupan un lugar especial en la carrera deportiva de Donald Duarte, ya que él fue uno de los principales protagonistas de tales resultados.

Formó parte en varios equipos Cuba que participaron en los torneos interpuertos de las ciudades holandesas de Harlem y Rotterdam y en 2016 incursionó en la Liga independiente Can-Am con buen rendimiento, sobre todo en la etapa decisiva, resultando campeón con los Champions de Ottawa, junto al capitalino Alexander Malleta.

Duarte fue un pelotero controversial, carismático, del momento clave y sobre todo un líder natural, de esos que los directores siempre quisieran en sus equipos.

Con el mismo ímpetu con el que se paraba en el home plate, respondió las preguntas a los lectores de Swing Completo.

¿Donald Duarte continúa jugando o finalmente se enfoca en la dirección de equipos?

No quiero continuar jugando, mi familia y algunos amigos me pidieron que me embullara al menos otro año, pero ya me decidí a no jugar más, ahora estoy enfocado en mis funciones como director, dirigí el equipo San Juan y Martínez en la provincial y me fue muy bien, seguiré ese camino.

¿Qué te motivó a tomar esa decisión?

En la pasada Serie Nacional tuve algunas lesiones, pero unido a esto no se me convocó a los entrenamientos del equipo Pinar del Río, yo quería jugar la provincial y dirigir al mismo tiempo, pero al no ser llamado tomé la determinación de centrarme en las labores de director.

¿Crees que podías continuar al menos un año más?

Si yo me preparaba con rigor al menos este año hubiese ayudado a mi equipo sin problemas, en la justa anterior yo venía de una sanción de un año, donde descuidé un poco el físico y por eso llegaron las lesiones, si entrenaba con dedicación podía haber jugado la Serie 60.

La mencionada sanción a la que fuiste sometido, fue a raíz de una supuesta indisciplina cometida por tí en la que se vio involucrada la figura de Pedro Luis Lazo, hasta ese instante un gran amigo tuyo y  en ese tiempo, director del equipo pinareño.

¿Piensas que en algún momento ese mal entendido pueda ser aclarado y tus relaciones con el legendario número 99 puedan restablecerse?

Yo por mi parte no tengo nada encontra de Pedro Luis, el siempre fue mi amigo y mi ídolo, ambos nos equivocamos, ninguno de los dos cedió y se creó la situación que ahora persiste, lo sigo admirando igual que antes y me alegran los triunfos que está teniendo como entrenador con el equipo de Camaguey, si en algún momento el puede escucharme, se lo diré directamente.

Hablando de entrenadores ¿que opinión te merece Alfonso Urquiola?

Para mí Alfonso es y será como un padre, me ayudó y me enseñó muchas de las cosas que hoy conozco, tanto en el béisbol como en mi vida personal, lo respeto y lo considero muchísimo, si algún día estoy al frente de algún equipo, quisiera poder contar con sus consejos y sus conocimientos como ha sido hasta ahora.

Volviendo al pasado más reciente, muchos comentan que el partido que perdieron ante industriales y que iban ganando 8×1 fue lo que desmotivó al equipo y eso dio al traste con la posible clasificación del conjunto pativerde.

¿Qué hay de cierto en esto, que ocurrió realmente?

El tema es que ese juego no solo nos costó esa derrota, al día siguiente no pudimos sobreponernos y también caímos. Si ha esto le sumamos que durante toda la justa el bateo no estuvo bien, yo no pude ayudar como en otras ocasiones y Vladimir Baños nuestro mejor pitcher, lanzó para Industriales en la Serie 59, realmente estos fueron algunas de las causas del resultado adverso.

Ya que tocamos el tema de Industriales ¿que hay de cierto acerca de tu afición por los Leones, se dice que eres un fanático de los azules?

Yo defiendo a mis Vegueros hasta el final, pero cuando no estoy vestido de pelotero y ellos enfrentan a otro equipo, soy un fanático perdido de Industriales, desde niño me disfrutaba como jugaban y me hubiese gustado ponerme esa camiseta, aunque fuese como refuerzo, fue un sueño sin cumplir dentro del béisbol.

¿Que criterio tienes acerca de los problemas que golpean a la pelota cubana en la actualidad?  

A mi me parece que nos falta mucho por aprender en cuanto a organización y métodos de entrenamientos, entre otras cosas. No podemos seguir con preparaciones tan largas para jugar cuatro partidos, los muchachos llegan cansados física y mentalmente a la competencia.

¿Te gustaría ver a peloteros que hoy están en Grandes Ligas representando a Cuba en un Clásico Mundial o piensas que los que tienen ese derecho son únicamente los que juegan en la Serie Nacional?

Me parece justo que todos los que tengan la calidad necesaria y quieran representar a Cuba, vivan donde vivan, se incluyan en una selección nacional para que el mundo vea que estamos al máximo nivel en el béisbol, en realidad ellos siguen siendo cubanos.

¿Le parece a Donald Duarte que fueron injusto con él en alguna oportunidad, al no incluirlo en la preselección o en el equipo Cuba?

Tuve varios años en los que pude ser incluido en la preselección y tener la posibilidad de ganarme un puesto, yo nunca quise que me llevaran regalado, sin embargo, pocas veces recibí ese llamado. En el 2011, fuimos campeones en la Serie de oro, conecté 26 jonrones y remolqué 74 carreras entre la nacional y los Play Off y no me incluyeron en el equipo que asistió al mundial.

Algo que quiera decirle «el lobo pinareño» a sus seguidores.

Que yo voy a seguir dando lo mejor de mí ya sea como entrenador o como director, estoy dispuesto a ayudar a mi provincia donde me necesite y que me recuerden como un atleta que siempre se entregó al máximo.       

A continuación la entrevista con el estelar pinareño, recuerde que todas nuestras conversaciones con Leyendas de la pelota cubana las encuentra aquí: https://www.youtube.com/playlist?list=PLHqfzTbS_f_mGSfhPcd6YOUdwUE5lVg40

Donal Duarte dice que se retira y que: «Lazo era mi amigo, se equivocó, pero sigue siendo mi ídolo»

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es https://swingcompleto.com/ está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 

2 Comments

  1. Como me gustaria poder desentrañar la intencionalidad de los comentarios del señor Jose R. Oro, la verdad no consigo entender como una misma persona puede firmar algunos articulos en Cubadebate y a su vez acuñar estas (opiniones) en este sitio, o sera que es otra persona……………..

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*