«Si me doy cuenta de su agresión lo hubiera reventado contra el piso», asegura árbitro cubano

December 3, 2020
Aunque hubo todo tipo de frases y palabras ofensivas nada superó la acción del inicialista Pedro Poll, quien después de empujar a Águila le lanzó contra el pecho su mascotín a algunos metros de distancia.

 Por Swing Completo

   Aunque en 60 Series Nacionales ha habido un sinnúmero de riñas dentro y fuera del terreno de juego, la agresión física a los árbitros no ha sido muy habitual si establecemos una comparación con las disputas entre peloteros. 

   En esa cifra no tan amplia de “imparciales” atacados hay uno en particular, Germán Águila, que además de haber sobresalido por su calidad también trascendió por algunas disputas bien subidas de tono. Sobre la más recordada de todas decidimos profundizar con quien se convirtiera en uno de los árbitros más famosos de Cuba tras desarrollar una buena carrera como tercera base de los equipos capitalinos.

   Fue en las postrimerías del segundo partido de la memorable final de 1999 entre Santiago de Cuba e Industriales cuando Germán decretó que la bola había rozado el cuerpo del lanzador Osmel Cintra para hacer fair el toque de Juan Padilla, lo que hizo estallar una airada protesta de los visitantes en la que hubo ofensas, expulsiones, empujones y el recordado guantazo tirado por el primera base Pedro Poll.

   «Fue buena bola porque le dio en el hombro al pitcher en zona buena y luego salió a foul. Uno de los testigos de eso fue un gran pelotero como el tercera base Gabriel Pierre, por eso yo le decía a ellos que le preguntaran a él. En esa posición uno sabe cuándo es buena o es mala y lo digo por mi experiencia de muchos años jugando ahí. Al principio Pierre estaba serio y no decía nada hasta que finalmente tuvo que reconocer que yo tenía la razón», aseguró Germán Águila.

   La intensidad en el reclamo de las Avispas fue creciendo considerablemente al extremo de poner en duda al grupo de árbitros sobre el tomar medidas radicales con Santiago de Cuba.

   «Tuve que aguantarme para no meter for feit, porque si hacía eso entonces iban a decir de seguro que había tomado esa decisión para beneficiar a Industriales y perjudicar a los orientales. Uno debe que ser muy inteligente y cuidarse en ese tipo de situaciones comprometidas», continuó el veterano de 80 años.

   Aunque hubo todo tipo de frases y palabras ofensivas nada superó la acción del inicialista Pedro Poll, quien después de empujar a Águila le lanzó contra el pecho su mascotín a algunos metros de distancia.

   «El tiró el guante escondido después que ya lo había botado del juego por la actitud que estaba teniendo desde el principio. Yo no lo vi porque si hubiera sido así me tenían que sacar de la pelota ya que además de mi carácter yo en aquel tiempo estaba más joven y practicaba kárate. Como yo estaba en aquel tiempo cogía a Poll y lo reventaba contra el piso, le partía la columna y acababa con él», afirmó Germán con absoluta confianza, agregando que después fue que vio en el televisor lo que había pasado y lo único que hacía era reírse con aquello.

   «Después vino a comerme Higinio (manager de Santiago) cuando ya había expulsado como a tres y me le enfrenté también al cuestionarme no solo por la jugada sino por botar a Poll y a los otros. Él era el único que podía venir a reclamar y con cuidado en caso que yo me hubiera equivocado, pero definitivamente no lo hice y lo reafirmo una vez más».

   El miembro del equipo que ganó el Mundial de La Habana en 1973 y con más de 30 años de experiencia como árbitro reconoció que años después del incidente, Poll se le acercó para excusarse por aquello, motivo que unido al paso de más de dos décadas de la agresión ha apagado cualquier tipo de rencor.

   «Cuando tú te equivocas tienes que ser autocrítico y reconocerlo, pero cuando no te equivocas tienen que matarte», concluyó el controvertido exjugador y árbitro.

   Industriales ganó aquel desafío 8×7 tras dejar al campo a los santiagueros en entradas extras, y la jugada cantada por Germán no influyó directamente en el desenlace. Los leones tomaron de esa forma una buena ventaja de 2-0, aunque al final los rojinegros tuvieron balance de 2-1 en sus predios para rematar en el estadio Latinoamericano con triunfos de 1×0 y 9×0 que los condujo a su tercera corona en Series Nacionales.

   Tanto Poll como Águila tuvieron otros choques por separado, antes o después de los acontecimientos del 26 de marzo de 1999, pero sobre esas batallas volveremos próximamente con su propio testimonio.

14 comentarios en “«Si me doy cuenta de su agresión lo hubiera reventado contra el piso», asegura árbitro cubano”

  1. Te hubiesen reventao a ti contra el suelo, socio. Siempre fuiste un cara dura a favor de los equipos azules y eso lo sabía Cuba entera. Decir eso a estas alturas te vale de poco. Hay quienes sí tenemos memoria!!!

    1. Tuvo toda la razón ustedes siempre dicen que a favor de industriales y la verdad que industriales ves el único equipo que se enfrenta contra los equipos y contra los árbitros a y se olvidaba y contra todos los comentaristas deportivos todos son de provincia ninguno de la Habana

  2. Todo el mundo sabe que Águila era tremendo cuchillero, siempre a favor de industriales, esa bronca era la acumulación de muchos poquitos
    Y si mal do recuerdo fue un guantazo en la cabeza por encima de los jugadores que estaban protestando, por eso a Poll slo lo suspendieron unos jueguitos

    1. Siempre le metió las manos a Santiago…
      Era leal a industriales…
      El problema no es el karate es el corazon que tengas… Sin con guantazo no tiro ni un piñazo…jajaja
      Cobarde…

  3. Raúl Sánchez Cordovi

    Me gustaría que Germán Águila fuera entrevistado acerca de un incidente con Rogelio Negron, pitcher de Puerto Rico en el Latinoamericano….Yo tenía unos 10 años y estaba allí con mi Papá…

  4. Tremendo cuchillero este Germán Aguila, de imparcial no tenía nada, ahora haciéndose el karateca y que hubiera hecho y desecho, le faltaba corazón para no decir otra cosa

  5. Descarado. Industrialista 100%. Deberian haberlo expulsado como arbitro del beisbol cubano. Siempre favorecia a industriales con sus decisiones. No fue solamente un choque el que tuvo con los santiagueros en su carrera como arbitro.

  6. A mí lo que me Jode es como le gusta la habana a todos ustedes los que critican a los Industriales. Coño, no están tranquilos en sus provincias de origen. Si tanto desprecian a la habana y a sus Industriales: QUÉDENSE ALLÁ EN ORIENTE Y NO FASTIDIEN!!! SEA COMI SEA QUE HAYA OCURRIDO, «INDUSTRIALES» ES EL MÁS GRANDE DEL BÉISBOL DESPUÉS DE 1959, Y ANTES LO FUE SU PADRE «ALMENDARES». SE VE QUE LA ENVIDIA Y EL ODIO SE LOS COME POR DENTRO; ADEMÁS, TIENEN CÁNCER DE IMPOTENCIA!!! JA, JA JA

Responder a Calce Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba