Por Reynaldo Cruz

Uno de los mejores lanzadores abridores de esta temporada en las Mayores, y sin lugar a dudas el mejor cubano, Nestor Cortés, ha desactivado su cuenta de Twitter, reportó este lunes ESPN. Aparentemente, hace unos daños, el zurdo de los New York Yankees hizo algunos comentarios polémicos en esa plataforma de red social.

Según la nota, la acción de “Nasty” se debió a que “… salieron a la luz este domingo capturas de pantalla de hace una década que incluyen comentarios despectivos de naturaleza racial”. Aunque la propia nota aclara que el tirador estaba “aparentemente citando letras de canciones de rap” y no parecía estar usando sus Tweets con el objetivo de “degradar a nadie en particular”, éste decidió poner fin a su actividad en la plataforma recientemente adquirida por Elon Musk.

“Sentí que no era el mensaje correcto que quería enviar, cuando tenía 17 años”, dijo Cortés citado por el medio. “Eso ocurrió hace 10 años. Desactivé mi Twitter para limpiar las cosas”.

Luego, añadió: “No es aceptable. Creo que podría haberme controlado y haber dicho las cosas de otra manera. Pero hoy estoy aquí para decir que voy a trabajar en ello y arreglarlo”.

La decisión tiene lugar además luego del lamentable tiroteo en Buffalo, que cobró la vida de varios afronorteamericanos, y que tuvo una motivación racista. Cortés, jugando para la franquicia de una de las ciudades más diversas de todos los Estados Unidos, tratará de arreglar cualquier malentendido que sus posts pudieran haber causado.

Por otra parte, algunos internautas se han lanzado a defender a Cortés, incluyendo al actor, productor y director afronorteamericano Chris Greene, quien en un Tweet dijo: “¡¿Están hablando en serio con este asunto de #NestorCortes?! ¡Tweets de hace 10 años cuando tenía 17 años rapeando una canción?! Odio #CancelCulture en serio ustedes necesitan una vida. La mitad (de ustedes) dicen insultos racistas y homófobos todo el día a puerta cerrada y lo saben”.

Aunque se trataba de publicaciones hechas por un adolescente totalmente inexperto e inmaduro (sería descabellado considerarlo racista siendo un inmigrante cubano), el talentoso serpentinero conoce las implicaciones negativas que todo esto podría traer, no solo para su carrera, sino para su impacto dentro de la comunidad. En este instante, es uno de los mejores abridores de toda la MLB y representa un ejemplo a seguir para una juventud a la que sin dudas quiere dejar un impacto positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba