Por Pavel Ruíz

Con una contundente victoria sobre Australia con marcador de cuatro goles por uno Francia rompió una racha de tres ediciones en la que los campeones del mundo no ganaban su primer compromiso.

Desde el primer minuto los galos tomaron el control del balón, pero en un contragolpe al minuto 9′ los canguros abrieron el marcador. Craig Goodwin cerró la pinza por el segundo palo con un zurdazo cruzado que dejó sin opciones a Lloris y puso la sombra de las cábalas sobre el estadio Al Janoub.

No obstante, los discípulos de Didier Deschamps monopolizaron la esférica y fueron cada vez más incisivos, hasta que Adrien Rabiot empató las acciones al 27′ con un cabezazo sobre un centro de Theo Hernández, quien había sustituido a su hermano Lucas por lesión.

Comenzar con éxito, algo que no hicieron los titulares defensores Italia en 2010, España en 2014 y Alemania en 2018, es solo un paso para romper la segunda parte de la superstición, que es pasar de la fase grupo. En este siglo solo lo logró Brasil en 2002, cuando quedó en cuartos de final tras levantar la copa en Francia 98′.

Sin embargo, el famoso estadístico español Mister Chip agregó una mala noticia al festejo de Les Bleus al recordar que «Francia nunca ha ganado la Copa del Mundo cuando marcó su «9» titular», refiriéndose a las dos perforaciones de Giroud. Ya ven, ni siquiera colocarse como líderes del Grupo D con tres puntos permitirá que los franceses duerman lejos de los malos augurios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba