Industriales vs. Santiago de Cuba: TODOS LOS DATOS de sus enfrentamientos en playoffs

aunque el legendario clásico ya no cuenta con el mismo impacto de antaño, en este tiempo sin béisbol debido al ataque de la COVID-19, vale la pena revivir las incontables emociones que nos generó el clásico Industriales-Santiago

Aunque el legendario clásico ya no cuenta con el mismo impacto de antaño, en este tiempo sin béisbol debido al ataque de la COVID-19, vale la pena revivir las incontables emociones que nos generó el clásico Industriales-Santiago.
Aunque el legendario clásico ya no cuenta con el mismo impacto de antaño, en este tiempo sin béisbol debido al ataque de la COVID-19, vale la pena revivir las incontables emociones que nos generó el clásico Industriales-Santiago (Foto: Elio Delgado)

Por Yirsandy Rodríguez

  Industriales vs Santiago de Cuba: ¿Qué momentos o emociones traes de vuelta cuando tu memoria invoca los recuerdos vividos en el principal clásico de la historia en Series Nacionales?

   ¿Aquel jonrón de Rolando Meriño para el éxito 1-0 que forzó el Juego 7 en la primera final entre ambos equipos? ¿El swing aniquilador de Alexander Malleta, asumiendo el protagonismo “a la hora buena” en el line-up de los Azules de la Capital? ¿Aquel jonrón “polémico” de José Julio Ruiz contra Yadel Martí en 2007? ¿La grandeza de Norge Luis Vera como as en la rotación de las Avispas? ¿O la alineación implacable en las dos versiones de la “Aplanadora santiaguera”?

   Sin lugar a dudas, tal vez estés pensando en alguno de esos momentos y otros, por supuesto, que te marcaron mientras disfrutabas el legendario clásico entre Industriales y Santiago de Cuba, quienes exhibían su inigualable rivalidad. Sobre todo hasta aquellos años a finales de la década de 2000, esa disputa entre “azules” y “rojos” se mantuvo encendida, pero junto a cada capítulo de historia, lo más interesante era cómo lograba captar la atención a nivel nacional.

   Aunque jugaran un partido de temporada regular, el show que brindaban Industriales y Santiago de Cuba era imperdible, porque nunca se apagaba la eterna rivalidad. Era, al menos con más fuerza hasta aquella época de los 2000 —donde aún el nivel de la liga cubana era—, más que un partido de béisbol, un juego de tronos. ¿Rendirse en el terreno de batalla? ¿No luchar un turno al bate o un out, aunque fuera para evitar el nocaut? ¡Imposible! Pero al mismo tiempo… ¡imperdonable!

   El juego fuerte, como si fuera de “vida o muerte”, se hizo tradición porque en cada partido, los icónicos teams representativos de la capital y Oriente, sentían que se jugaban ante sus fieles aficiones el orgullo nacional de la pelota cubana.

   Por esa y muchas razones más que, se adherían en cada desafío, los duelos entre Industriales y Santiago de Cuba en la lucha por el trono han trascendido como episodios épicos e inolvidables a través de la historia de la postemporada.

   Recordando esto y, aunque el legendario clásico ya no cuenta con el mismo impacto de antaño, en este tiempo sin béisbol debido al ataque de la COVID-19, vale la pena revivir las incontables emociones que nos generó el clásico Industriales-Santiago.

   A partir de esta pieza, analizaremos cómo marcha cada enfrentamiento entre los “cuatro grandes de la pelota cubana” en Series de Playoffs: Industriales, Santiago de Cuba, Pinar del Río y Villa Clara.

   Espero que puedas recordar tus momentos favoritos, y compartas con nosotros por qué el béisbol ha sido tan importante en nuestras vidas.

   Sí, estás a punto de escuchar el ¡playball! de esta serie especial de SwingCompleto:

Ganados y perdidos en Playoffs

Industriales 13
Santiago de Cuba 12

   ¿Sorprendido? ¡Pero así es! Santiago de Cuba aventajó a Industriales en series de playoff (1999-2007) durante la estructura de 90 juegos, pero no en general, ya que los Azules vencieron 2-0 en la postemporada de 1986. Por esa razón, y contando la división de honores 1-1 en los playoffs de la 26 y 28 Series Nacionales (se usaba el formato de todos contra todos), Industriales suma balance ganador de 13-12.

Carreras anotadas y permitidas

Industriales 110
Santiago de Cuba 111

   ¡Impresionante rivalidad! Las Avispas de Santiago de Cuba han anotado apenas una carrera más ante los Azules de la Capital en playoffs. ¿Quién marcó la diferencia? Luis Miguel Navas, cuando roleteó por el campo corto —con bases llenas y forzaron en tercera— durante el Juego 6 de 2007, situación que le permitió anotar a José Julio Ruiz. Al registrar esa carrera, que puso el juego 8-2 en el final del octavo, las Avispas se fueron delante 111-110.

Series de playoff

Industriales1
Santiago de Cuba2

   Santiago de Cuba, en la categoría de “Series de playoff”, sacó ventaja en las finales, luego de ganarle 4-3 a Industriales en 1999 y 4-2 en 2007. Sin embargo, aunque no podemos contar como una “serie de playoff” el enfrentamiento en 1986, es justo mencionar que Industriales consiguió el pase a la final contra Vegueros tras ganarle 8-2 a Santiago.

Finales

1999

   Aquella primera final entre Industriales y Santiago de Cuba en la XXXVIII Serie Nacional sigue siendo, posiblemente, una de las series más recordadas en la historia por muchas razones: Fue la primera final donde se utilizó el bate de madera durante la “Era de los playoffs” en Series Nacionales.

   Pero, al mismo tiempo, los peloteros cubanos se preparaban para entrenar en una preselección de cara al esperado tope ante los Orioles de Baltimore, el primer equipo profesional de las Grandes Ligas que enfrentaba a Cuba en la historia de los clásicos domésticos.

   Había gran expectativa en todos los sentidos, la cual creció aún más cuando los Azules ganaron 3×2 y 8×7 los Juegos 1 y 2 en el estadio Latinoamericano.

   En el Guillermón Moncada, la “Aplanadora santiaguera” reaccionó, ganando los partidos 3 y 4, con pizarras de 2×1 y 7×2, para igualar la serie 2-2. Sin embargo, los Industriales sacaron ventaja de 3×2 en el Juego 5 con un sensacional jonrón del cátcher Iván Correa en el inicio del noveno ante el cerrador santiaguero, Jorge Tissert.

   Con el empate 2-2, Adrián Hernández, “El Cuchillo de Miraflores”, tiró el cero del noveno (ponchó a 11 bateadores), y entonces los Azules parecían imparables: rally de cinco carreras en el inicio del décimo decidió la victoria final por 7-3.

   Otra vez, Correa halaba un pitcheo afuera y desaparecía la pelota por el left field… Silencio en el Guillermón, y la icónica imagen de Manuel Benavides saltando desconsoladamente, viendo volar la pelota más allá de los límites.

   Serie 3-2. Un largo viaje de ambas selecciones de Santiago de Cuba a La Habana. El honor y la gloria en juego para el duelo entre Norge Luis Vera y “El dibujante de Guanajay”, Jorge Luis Machado, aquella noche del 3 de abril de 1999.

   Con un triunfo, los Industriales dirigidos por Guillermo Carmona habrían celebrado su octavo título en Series Nacionales. Pero, si se revelaban una vez más los santiagueros del manager Higinio Vélez, la final se extendería un día más, para decidirse en el Juego 7. Y eso fue lo que sucedió.

   Por decisión de los “dioses del béisbol”, al cátcher Rolando Meriño, quien resurgía como uno de los bateadores más oportunos en la historia de la postemporada, le tocó decidir. Después de haber cedido el out final en el décimo inning del Juego 5, ponchándose ante el cerrador de los Azules, Amaury Sanit, el clásico número “40” de aquella “Aplanadora” le despachó la pelota a Machado en el mismo primer inning. Y, casi 3 horas después, aquella solitaria carrera que decretó el playball para la fanaticada santiaguera en el Latino, se convirtió, junto a la joya de pitcheo de Vera, en el instante decisivo para el triunfo 1×0.

   Al día siguiente, Ormari Romero subió al box en la crucial tarde dominical, y Santiago de Cuba aplastó a los Azules, rompiendo los corazones de la fanaticada en el “Coloso del Cerro” con el éxito 9×0.  

2006

   La impresionante actuación de Alexander Malleta fue decisiva para los Azules, combinada además por un lineup rápido y la exhibición del dominante staff de pitcheo.

   Malleta bateó el jonrón que definió (contra Ormari Romero) la final en el Juego 6, y encabezando el éxito 4-1, el diestro Frank Monthiet silenciaba el estadio Guillermón Moncada.

   Malleta produjo 1.031 OPS y remolcó ocho carreras, aunque los Azules batearon apenas .236. Y, por su parte, Monthiet, quien cerró con marca de 2-1 y 2.08 de efectividad en la final (le batearon apenas .266 en 21 ⅔ innings), resurgió tras perder 4×0 el Juego 3 contra Norge Luis Vera.

   En seis juegos de esa final, el pitcheo de Industriales fue tan dominante, que admitió apenas un jonrón (Ronnier Mustelier en el Juego 2) de los 219 santiagueros que pasaron por la caja de bateo.

   Al final, cuando apreciamos la victoria de Industriales en seis juegos, quizás a quienes no la vivieron podría parecerle un éxito sin muchos contratiempos. Sin embargo, la historia real reveló un guion bien diferente.

   Tras dividir 8×0 (Industriales) y 5×4 (Santiago de Cuba) en el Guillermón, las Avispas giraron la serie 2-1, con otra apertura exitosa de Vera, 4×0. Y, en el Juego 4, después de que Yohandry Urgellés pusiera delante 2×0 a Industriales con jonrón frente al abridor Osmel Cintra, el rally de tres sucias (por igual número de pifias) aumentó el marcador 4×2.

   Aun así, Deinys Suárez se mantuvo en el montículo y los Azules cerraron el score con doble de Rudy Reyes en el sexto y sencillo de Malleta al right, pero con el juego 4-3, las Avispas tenían la ventaja de estar a nueve outs de volcar 3-1 la final. Sin embargo, un sencillo de Serguei Pérez por el campo corto abrió las puertas para Carlos Tabares en la caja de bateo, y el “56” no defraudó a la afición en el Latino: bateó un jonronazo que le dio vuelta al marcador, 5×4, comenzando un giro crucial para la decisión del título. De ahí en adelante, los Azules no perdieron más contra Santiago.

2007

   En la final de la XLIV Serie Nacional, la segunda versión de la “Aplanadora santiaguera” demostró rápidamente su incontenible fórmula ofensiva: pusieron la serie 2-0, con par de éxitos 19×6 y 8×6 en el Guillermón Moncada.

   Alexei Bell (5-3, 2 HR, 4 RBI) encabezó el rally de ocho carreras que impulsó el desproporcionado marcador final por KO, implantando récord con dos jonrones en el tercer inning. Pero, además de Bell, Luis Miguel Navas (3-2, 2 2B) y Reutilio Hurtado (3-1) también empujaron cuatro carreras, en la fiesta de 12 hits —seis de ellos extra bases—. Y, en el juego 2, después de que Malleta bateó dos bambinazos y empujó cuatro carreras para poner delante a Industriales 6×5, Santiago remató en el final del octavo.

  Después de extraer a su abridor Deinys Suárez en el quinto —permitió siete hits y cuatro carreras, tres de ellas sucias—, el manager Rey Vicente Anglada depositó toda su confianza en el derecho Yadel Martí. Ronnier Mustelier abrió el octavo con sencillo, y Antonio Pacheco mandó a sacrificar a Héctor Olivera, quien cumplió la estrategia con toque por primera. El “sacri”, tal vez criticado, parecía razonable cuando entraba la posible tanda de “3-4-5”, para intentar al menos empatar el juego. Con un out y los Industriales delante 6-5, Yadel ponchó a Alexei Bell, pero luego Meriño sonó sencillo al left que empató 6×6 el score. En esa situación, José Julio Ruiz, subió al plato y sacudió, posiblemente, el jonrón más polémico en la historia de los 25 partidos de playoff entre Industriales y Santiago de Cuba.

   El enorme fly de “JJ”, se perdió en la oscuridad de la noche por encima del techo del right field, y aunque inevitablemente las apreciaciones fueron divididas, el umpire Luis Felipe Casañas decretó el fair. ¡8×6, Santiago! Y la corneta china junto al coro: «Oye santiagueros, sigan adelante», aquel tema del compositor y arreglista de Sur Caribe, Ricardo Leyva, se hizo eco en el Guillermón.

   De regreso al Latino, la gran afición de los Azules abarrotó el Coloso del Cerro,  esperando una reacción. Y, entre sábado y domingo, aquel 21 y 22 de abril de 2007, los zurdos Arleys Sánchez y Maicel Díaz embriagaron a la “Aplanadora”.

   Dos blanqueadas, 5×0 y 3×0 igualó 2-2 la final, disparando las expectativas en el Juego 5, donde, una vez más, Norge Luis Vera venció a los Azules. Dos jonrones consecutivos, de Mustelier y Olivera en el quinto pusieron el juego 3-1 contra Monthiet. Y, una entrada después, oportuno triple de Maikel Castellano frente a Sandy Ojito aumentó el score 6×1.

   A pesar de los siete boletos de Vera en 5 ⅔ innings y un jonrón de Alexander Malleta frente a Alberto Bisset para cerrar el marcador 6×4 en el “lucky seven”, los Azules dejaron a nueve corredores en bases, improductividad que costó la diferencia. Pero, al mismo tiempo, también vale señalar el gran trabajo de la defensa santiaguera, sobre todo por la combinación “short-segunda”, Adeiny Hechavarría-Luis Miguel Navas.

   De regreso al Guillermón, Santiago de Cuba venció 8×2 en el Juego 6, y giró la balanza para ganar el campeonato. Y, si recuerdas, de no haber sido por la derrota el año anterior en la Serie 45, cuando los dirigidos por Antonio Pacheco ganaron la Serie 47 ante Pinar del Río, aquella nueva “Aplanadora” habría conquistado su segunda triple corona.

Victorias por estadios

Latinoamericano

Industriales5
Santiago de Cuba8

Guillermón Moncada

Industriales5
Santiago de Cuba7

Lanzadores más ganadores

Norge Luis Vera, 5-1

Lázaro de La Torre, 2-0

Alberto Bisset, 2-1

Ormary Romero, 2-2

Frank Monthiet, 2-4

Lanzadores más perdedores

Frank Monthiet, 2-4

Osmel Cintra, 0-3

Rachas generales

Industriales: Una de tres victorias consecutivas, todas en la final de la 45 Serie Nacional.

IND, 5-4domingo, mayo 21, 2006
IND, 10-7lunes, mayo 22, 2006
IND, 4-1miércoles, mayo 24, 2006

Santiago de Cuba: Cinco rachas de dos éxitos seguidos, pero nunca lograron ganarle tres juegos consecutivos a Industriales, ni siquiera contando victorias de un playoff al otro.

Rachas por estadios

Industriales en el estadio Latinoamericano: Una racha de tres victorias y otra de cuatro

Racha de 3

IND, 6-3sábado, enero 28, 1989
IND, 3-2viernes, marzo 26, 1999
IND, 8-7sábado, marzo 27, 1999

Racha de 4

IND, 5-4domingo, mayo 21, 2006
IND, 10-7lunes, mayo 22, 2006
IND, 5-0sábado, abril 21, 2007
IND, 3-0domingo, abril 22, 2007

Santiago de Cuba en el estadio Guillermón Moncada: Dos rachas de tres triunfos.

Primera racha de 3:

SCU, 2-1sábado, febrero 04, 1989
SCU, 2-1lunes, marzo 29, 1999
SCU, 7-2martes, marzo 30, 1999

Segunda racha de 3:

SCU, 19-6miércoles, abril 18, 2007
SCU, 8-6jueves, abril 19, 2007
SCU, 8-2miércoles, abril 25, 2007

   Esta ha sido parte de la historia y los recuerdos del gran clásico de la pelota cubana entre Industriales y Santiago de Cuba, cuando vivieron sus inolvidables momentos de gloria.

¿Y usted, cómo lo disfrutó? ¿Qué instantes quedaron grabados en tu memoria?

¡Que regrese el béisbol!

[types field=’cc’][/types]

 

1 Comment

  1. Es la primera vez que hacen una comparación estadística entre industriales y Santiago de Cuba con objetividad.Cuando se habla de éxitos por provincias lo único que tiene comparación es tener en cuenta las 14 provincias y no resaltar al extremo los 12 campeonatos de industriales cuando al inicio no existía Santiago,Villaclara,Granma,las Tunas y la pelota buena solo se jugaba en la capital con todas las condiciones y para rematar ,con una selección de dos equipos,unica provincia con ese privilegio.Cuantos campeonatos a ganado industriales después de la desaparición de metropolitanos?.Lleva 10 años esperando.Los Yankis no se pasan 10 años sin ganar una serie mundial y el equipo ” insignia “si.Por favor alguien puede responder.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*