Por: Álex Fernández Fernández

El zurdo Mike Bacsik fue la víctima del bambinazo número 756 de su carrera. Un batazo que llegó en la parte baja de la quinta entrada cuando el juego entre Washington y San Francisco marchaba empatado a cuatro anotaciones.

Quedaba detrás otra leyenda como Hank Aaron con ese batazo por el center field, tras 33 años. Bonds, al término de su carrera, llegaría a la cifra de 762. Pero aquel día, su mamá era la más feliz del planeta, al abrazarlo por el registro.

El siete veces ganador del premio MVP en la Liga Nacional (otro de sus récords) jamás ha podido quitarse el cartel de la duda por sus constantes acusaciones por el uso de esteroides para mejorar su rendimiento, lo que ha influido determinantemente para no recibir los votos necesarios para entrar al emblemático Salón de la Fama en Cooperstown.

Te puede interesar: DUELO LATINO: Albert Pujols NO CREYÓ en la RECTA de Aroldis Chapman

Por cierto, justo un 7 de agosto pero de 2016, otro controversial pelotero, Alex Rodríguez, dijo adiós al deporte activo, cuando todavía le restaba más de un año de contrato con los Yankees.

Sin más, aquí el histórico batazo de Barry Bonds, que cumple hoy 15 años de ocurrido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba