Por Antonio Palma Enseñat

Este domingo fue otra de esas jornadas donde Pujols mostró su poder al bate al disparar par de cuadrangulares y guiar a los St. Louis Cardinals a la victoria sobre los Milwaukee Brewers con pizarra de 6×3 ante su público en Busch Stadium.

Los visitantes marcaron par de carreras en el principio de la segunda entrada, pero luego vino San Luis a la carga y fue precisamente Pujols quien abrió el marcador con el primero de sus dos jonrones en la jornada.

En la lomita el abridor de los Cerveceros el zurdo Aaron Ashby, quien fue irrespetuoso al servirle a “La Máquina” una slider mansa al centro del plato a 83mph; el resultado fue un soberano lineazo por el leftfield que se llevó rápidamente las cercas y cayó al segundo piso a 392 pies.

No contento con eso, Albert repitió la dosis en el octavo capítulo, su equipo ya ganaba por un cerrado 3×2, pero él se encargó de llevar la calma al dogout.

La víctima en esta ocasión fue otro pitcher zurdo, el relevista Taylor Rogers y su error fue ir a marcar con un sinker a 94mph a la altura de las letras. Impetuoso, Pujols hizo swing a ese primer lanzamiento y desató la locura en Busch Stadium con un palazo de 443 pies por todo le left-center field con dos corredores en circulación.

Fue una jornada redonda para el dominicano que trajo cuatro de las seis carreras del juego que resultaron definitorias en la victoria número 63 de la temporada que los afianza en el liderato de la división central de la Liga Nacional, con ventaja de juego y medio sobre sus rivales de turno.

En el plano individual, con esta actuación Pujols llegó a diez batazos de vuelta completa en la campaña, pero lo impresionante es que arribó a 689 en su carrera, con lo que se pone a solo once de entrar al selecto club de los 700+ HR, donde militan solo otros tres miembros, Barry Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth. Además, se pone a solo siete de alcanzar a su coterráneo Alex Rodríguez en el cuarto puesto de los máximos cañoneros de todos los tiempos.

Por si fuera poco, el nacido en Santo Domingo sigue añadiendo datos excepcionales a su carrera, pues ahora empató con Willie Mays con la quinta mayor cantidad de juegos multi-jonrón en la historia de MLB, con 63 y también es el tercer jugador con más partidos de dos o más cuadrangulares a los 42 años de edad, uniéndose a Barry Bonds (3) y Carlton Fisk (2).

Increíble que un bateador de esta estatura vaya a decir adiós al final de esta temporada cuando parece que todavía tiene gasolina en el tanque, no obstante, sabemos que su próxima parada será Cooperstown, en el olimpo de los inmortales de este deporte.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba