Por Robiel Vega

Con el choque igualado a cero, en la alta de la segunda entrada, el nacido en la Isla de la Juventud le cazó un lanzamiento bajito al abridor Ruddy Acosta y conectó una soberana línea por todo el jardín central que, a primera vista, parecía cuadrangular. 

Para sorpresa del conjunto visitante, el árbitro de segunda marcó doblete, alegando que la pelota no había pasado sobre la cerca, si no entre uno de los orificios de la malla de más de cuatro metros ubicada en esa zona del campo.

La dirección de los Venados reclamó rápidamente la jugada y tras la revisión, fue evidente que la bola había sobrevolado la barda, dándole a Félix Pérez su quinto cuadrangular de la temporada. 

Para el cubano fue su empujada número 20 y el décimo extrabases (cinco dobles y cinco jonrones), sumando 26 imparables, 16 anotadas y una línea ofensiva de .222/.354/.393/.747 (AVE/OBP/SLG/ OPS).

Hasta el cierre de esta nota el choque marchaba 1×0, favorable a los Venados de Mazatlán sobre los Mayos de Navojoa mientras se jugaba la baja de la sexta entrada y como dato curioso, el bambinazo de «El Niño» era el único hit de su equipo en el choque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba