Por Gian Franco Gil

En la parte alta del quinto episodio le tocó el turno al antillano, y en conteo de una bola sin strike y un out en la pizarra largó un enorme cuadrangular entre el izquierdo y el centra,l que estuvo a punto de impactar la pizarra. La acción puso la tercera carrera de los Sugar Land Space Cowboys y decretó la salida del pitcher de los Albuquerque Isotopes, Zach Neal, después de cinco innings y un tercio de actuación.

Finalmente, el choque tuvo como vencedores a los Isótopos, sucursal de los Rockies de Colorado, con marcador de 11-9. León, por su parte, se fue con tres hits en cinco oportunidades, incluidos el jonrón y un doble que lo ayudaron a impulsar una y anotar tres carreras.

Más allá del juego, la enorme conexión tuvo un significado especial para el nacido en Cuba, pues llegó a 10 jonrones y superó su marca para una temporada, que anteriormente era de nueve. La oportunidad en el primer equipo de Houston debe estar cerca para el joven y talentoso outfielder.

Si hay algo que se le puede achacar al muchacho de 24 años es la diferencia abismal de su rendimiento ante lanzadores derechos o zurdos. Frente a los diestros tiene 46 hits, de ellos 14 dobles y cada uno de sus 10 vuelacercas, y promedia .257, mientras que ante los pitchers de la llamada mano equivocada en 55 veces al bate ha conectado siete imparables y su average es un pobre .127.

Sus totales en este 2022 muestran que en 62 juegos se ha parado en home 234 veces, en las cuales salió victorioso en 53, incluyendo 18 dobles, dos triples y 10 jonrones, y su promedio ofensivo es de .226. Además ha anotado en 43 oportunidades, remolcado en otras 38 y estafado almohadillas hasta en 21 ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba