Por Gian Franco Gil

Cerrando el segundo inning, Norel enfrentó al lanzador Jayden Murray y en conteo de una bola y dos strikes sacó la bola del estadio con un fly por la banda derecha. El batazo puso las acciones 2-0 en favor de su equipo el Pensacola Blue Wahoos, pues se encontró anclado en segunda base a Paul McIntosh.

Las cifras definitivas del partido cerraron con 10 anotaciones para el Montgomery Biscuits, sucursal de los Tampa Bay Rays, y cinco para el Pensacola, perteneciente a los Marlins de Miami. El pitcher ganador fue precisamente quien permitió el jonrón del cubano, el derecho Jayden Murray.

Casualmente, no se le dan mal los lanzadores diestros y en esta temporada con la sucursal les ha pegado tres jonrones dentro de los 14 hits que les ha conectado. González fue ubicado con la responsabilidad de ser sexto hombre dentro del line up, mientras que fue liberado de las labores defensivas y utilizado como bateador designado.

En el choque se fue de 4-3 con una anotada y dos impulsadas. El batazo de cuatro esquinas de la segunda entrada fue su tercero desde que llegó a Doble A con Pensacola proveniente de Triple A, y fue su segundo en los últimos tres partidos.

El repunte ofensivo de Norel González vino después de su descenso de categoría y con el equipo de la Clase Doble A en el mes de junio acumula 15 juegos en los que promedia .250, producto de 15 imparables en 60 veces al bate. Además, suma 15 remolques, cinco anotadas, un doble y tres cuadrangulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba