Por Andy Lans / @DeportesAndy

RANDY 20-30

Arozarena cuajó una noche espectacular ante Toronto Blue Jays. Pegó 2-de-5 con un jonrón al jardín derecho y 6 carreras impulsadas. Su cuadrangular 20 de la competencia, unido a sus 32 bases robadas, le colocan como el segundo jugador 20-30 en la historia de los Tampa Bay Rays, por detrás de B. J. Upton. En 2011, Upton ligó 23 batazos de vuelta completa con 36 estafas, y en 2012, mezcló 28 jonrones con 31 robadas. 

Para el cubano, el mayor incentivo individual de 2022 parece estar en conseguir el liderato de bases robadas en la Liga Americana. Al momento de la redacción de estas líneas, solo el torpedero Jorge Mateo de Baltimore Orioles le supera con 33 almohadillas de su lado.

ADOLIS 25-25

Pese a la derrota de los Texas Rangers ante Cleveland Guardians, el hermano de Adonis García golpeó 1-de-3 con un doble, una anotada, y lo más importante, su base robada 25.

De esta manera, Adolis y Julio Rodríguez conforman el club 25-25 en la presente campaña de las Grandes Ligas. En el caso de Julio, con 27 jonrones. Adolis es apenas el tercer 25-25 en la historia de los Texas Rangers. El primero fue el dominicano Alfonso Soriano en 2005, y después, en 2009 y 2011, lo consiguió Ian Kinsler. Tanto Soriano como Kinsler terminaron en 30-30 dichas campañas. 

Otro dato espectacular de Adolis radica en su tercera posición como máximo empujador de 2022 entre los que juegan como jardineros. Los 84 remolques del cubano jugando las praderas solo son superados por un ser humano, Kyle Tucker (99) de Houston Astros. Como primero del apartado se encuentra Aaron Judge (111), que no pertenece a este planeta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba