Por Juan Páez

Abreu se topó con Ohtani en el primer episodio, en el cuarto y en el sexto. En total, tuvo una noche perfecta de 4-4, con cuatro sencillos (.284). Es la segunda vez este año en la que conecta cuatro hits en un mismo juego, luego de que lo hiciera también el 15 de junio ante los Tigres de Detroit.

El inicialista dejó bien atrás el slump con el que arrancó la temporada 2022 de las Grandes Ligas. En sus últimos 39 juegos, Pito tiene promedio de .353 con el madero, gracias a 53 hits en 150 viajes legales al box, con 14 dobles, seis jonrones, 23 impulsadas, 26 anotadas, 24 boletos y solo 23 ponches.

Iglesias comenzó su labor retirando a Leury García y Josh Harrison con roletazo y ponche, respectivamente. Luego le dio un boleto a Seby Zavala y terminó abanicando al campocorto Tim Anderson para concretar la que fue apenas la cuarta victoria de los celestiales en sus últimos nueve juegos.

En sus últimos seis trabajos, el cerrador derecho tiene 6.0 innings sin hit y sin carreras, con una base por bolas y 11 abanicados, atravesando por su mejor momento de la actual campaña. Gracias a esta buena racha, la efectividad de Iglesias pasó de 4.64 a 3.62.

ENCENDIDO

El batazo, que apenas abandonó el parque, fue uno de dos extrabases que conectó el jardinero en cinco turnos legales. Hernández, quien llegó a cinco vuelacercas y 13 dobles, fabricó dos carreras (31), anotó en una ocasión y se ponchó una vez (.276).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba