Vida de EXCESOS: Josh Hamilton DESPERDICIÓ MILLONARIA carrera en MLB

Josh Hamilton pasó por rehabilitación antes de llegar a MLB

El béisbol y el deporte en general resulta ser como la vida misma. Cada error equivale a experiencias y sin equivocarnos no aprendemos. Josh Hamilton fue uno de los tantos que a través del error reconoció lo malo que procedió. La otrora estrella de Texas Rangers vio truncada su carrera en MLB debido al excesivo consumo de sustancias prohibidas.

Josh trazó números excepcionales a pesar de su corto paso por Major League Baseball. El norteamericano proyectó una carrera de Salón de la Fama, sin embargo, sus propias decisiones lo evitaron.

El hecho de haber sido un excelso pelotero, le permitió a Josh Hamilton ganar muchos millones de dólares. Su primer millón llegó en 2010 cuando devengó $3.250.000, previo a esto, ganó $380.000, $396.830 y $555.000 en las tres temporadas anteriores.

Hamilton debutó “tarde” en las Mayores, específicamente a los 26 años edad, esto debido a sus problemas de alcohol y sustancias de abuso prohibidas por MLB. El expelotero pasó en ese periodo previo a Grandes Ligas por distintas etapas de rehabilitación.

Ya para 2008, con 27 almanaques, completó una de sus mejores temporadas en MLB. 130 impulsadas, 98 anotadas, 32 jonrones y .304 de average lo convirtieron en el líder de Texas.

Josh Hamilton y una historia de vida impactante

Hamilton no pasó el test antidoping de MLB hasta en cuatro oportunidades. También intentó quitarse la vida en cinco oportunidades mientras luchaba en contra de sus adicciones.

Sin embargo, a pesar de todo lo que pasó y vivió, Josh Hamilton logró reponerse y desde 2008, cuando fue enviado a Texas (club de sus amores) la vida le cambió enteramente.

A partir de ese evento, Hamilton reunió 142 jonrones, 506 impulsadas, 17 triples y 156 dobletes en seis temporadas completas. Luego de esa etapa, Josh fue a la Agencia Libre y firmó un mega contrato de $125 millones por cinco temporadas con Los Angeles Angels.

En ese lapso, el norteamericano no pudo demostrar lo hecho en Texas y al tercer año fue enviado de regreso a Rangers para una segunda etapa deficiente.

Ya para 2019 y en plan de retiro, se vio involucrado en un hecho inadecuado con su hija de 14 años. El jugador agredió físicamente a la menor y fue obligado a pagar una multa y a presentarse cada cierto tiempo.

Así se desarrolló la carrera de Josh Hamilton, un hombre con talento de sobra, pero con demasiados problemas personales. No existe duda que tenía todo para adueñarse de todo en MLB, sin embargo, las malas decisiones que tomó, junto con el abuso de sustancias borraron una de las carreras más prometedoras en la historia de Grandes Ligas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio