Juego de Estrellas: El Futuro somete al Presente

Las 14 anotaciones y 26 hits ratifican los problemas que afronta el picheo en la pelota cubana, donde la ofensiva está muy por encima.

Las 14 anotaciones y 26 hits ratifican los problemas que afronta el picheo en la pelota cubana, donde la ofensiva está muy por encima.
Las 14 anotaciones y 26 hits ratifican los problemas que afronta el picheo en la pelota cubana, donde la ofensiva está muy por encima. (Foto Roberto Morejón/ JIT)

Por Modesto Agüero 

   En una discutida nueva estructura del Juego de las Estrellas entre peloteros destacados del presente y futuras figuras de nuestro béisbol, el equipo del mañana venció 8×6 a los consagrados de hoy.

   16 indiscutibles dispararon los del futuro, entre ellos cuadrangulares del holguinero-granmense Iván Prieto para empatar a seis y el santiaguero Santiago Torres quien decidió impulsando la séptima carrera que le daba ventaja.  

   Lisbán Correa puso delante a las estrellas de hoy, al sacar la pelota por encima del techo del Guillermón Moncada con las bases llenas en la primera entrada, para convertirse en el primer bateador que da jonrón con tres en bases en un evento de este tipo. 

   Algunos aspectos se deben destacar y es que las 14 anotaciones y 26 hits ratifican los problemas que afronta el picheo en la pelota cubana, donde la ofensiva está muy por encima. 

   Por otra parte están las discrepancias con esta nueva forma de competir: estrellas del futuro frente a estrellas del presente en lugar de Occidentales y Orientales. Pienso que es difícil ahora tomar partido por un equipo pues nada tiene que ver con el lugar de residencia de los aficionados ya que en una misma selección los jugadores están mezclados sin atender a una zona geográfica determinada. Yo ahora como televidente, me daba lo mismo que ganara cualquiera, no así anteriormente que por haber nacido en Camagüey simpatizaba con Orientales.  

   Si se trata de un juego que su principal objetivo no es ser competitivo con la sustitución todos los innings de lanzadores y cada jugador de posición por lo general está en acción la mitad del encuentro, pienso que lo poco que le daba ese carácter era el choque entre Orientales y Occidentales. Las jóvenes figuras tendrán la oportunidad de brillar cuando llegue su momento.  

   En las competencias de habilidades, el pinareño Yaser Julio González ganó el Derby de Jonrones al disparar 15 en la final mientras que Luis González de Camagüey se quedaba en 13. 

   En el tiro de los receptores al barril de segunda, ganó Richel López. Mientras en doble play se titularon Yorbis Borroto-Jorge Alomá-Lisbán Correa y en el corrido de home a primera y de home a home el mejor resultó José Luis Gutiérrez.

[types field=’cc’][/types]

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*