La magia de Gurriel está en su swing, el cubano es un cirujano con el madero

Por Juan Páez

Cuando se habla de Yulieski Gurriel, se habla de excelencia en la caja de bateadores, con todo y sus casi 36 años de edad. No por nada viene de ser uno de los toleteros más sólidos en las Grandes Ligas en 2019, con una temporada de 40 dobles, 31 jonrones, 104 carreras impulsadas, 168 hits totales y un OPS de .884. Pero ¿qué es lo que mantiene al Yuli como todo un caballo en el box? ¿Qué es lo que hace para verse mejor cada año?

La respuesta puede escribirse de forma concisa y sencilla: su swing. Exacto; la magia está en su swing. Gurriel, primera base de los Astros de Houston, es todo un cirujano cuando toma su madero. Pareciera que todo lo hace a la perfección. Y aunque usted no encontrará números rimbombantes en casillas como velocidad de salida, barrels o porcentaje de conexiones fuertes, el nacido en Sancti Spiritus sigue siendo de los jugadores más constantes a la ofensiva en el big show.

Empecemos diciendo que el veterano de los siderales registró el noveno mejor porcentaje de contacto en toda la Gran Carpa, con 86.3 por ciento. Esto quiere decir que de cada 10 veces que hizo swing, en casi nueve ocasiones puso la bola en juego. De hecho, apenas abanicó en el 6.8 por ciento de todos los pitcheos que vio, el mejor registro de su trayectoria y el décimo más destacado el año pasado en las Mayores.

A pesar de que Gurriel no es un hombre que tome muchas bases por bolas (87 boletos en 455 desafíos de por vida), es selectivo en exceso. El isleño, quien solo vio caer en la zona de strike un 42.2 por ciento de su total de envíos, apenas hizo swing en el 49.7 por ciento de los pitcheos que recibió.

Lo más interesante de todo es que aunque su porcentaje de swings fue bajo, acertó a casi todo. Cuando se fue en busca de envíos en la zona de strike, impactó la pelota en el 92.1 por ciento de las veces. E incluso cuando persiguió serpentinas fuera de la zona (apenas en un 35.4 %) le pegó en el 78.0 por ciento de las ocasiones. Todo un master en la caja de bateadores.

Todo esto se resume a dos números: Gurriel apenas se ponchó en 65 oportunidades (en 564 apariciones al plato), la tercera mejor marca de la Liga Americana entre los jugadores calificados al título de bateo, solo por detrás de Hanser Alberto (50, con los Orioles) y David Fletcher (64, con los Angelinos).

El otro guarismo de gran importancia es que el cubano solo fue retirado por la vía del tercer strike en el 10.6 por ciento de sus apariciones totales, únicamente tres hombres lo superaron en todas las Grandes Ligas (su compañero Michael Brantley, Fletcher y Alberto).

¿Podrá seguir Gurriel al máximo nivel? Según indican sus cualidades, su clase en el box y su más reciente actuación en el mejor béisbol del mundo, pareciera que sí.

¿Podrá el Yuli firmar otro contrato en la Gran Carpa cuando expire su actual pacto con los Astros, luego del 2020? Todo dependerá de cómo le vaya este año, pero todo indica que no hay razones para no apostar en favor del célebre slugger, quien apagará 36 velas el próximo 9 de junio.

Estadísticas de Yulieski Gurriel en 2019 en las Grandes Ligas:

AñoEqJABRH2B3BHRRBIBBSOBAOBPSLG
2019HOU14456485168402311043765.298.343.541
Total:455176023751612346527987202.293.330.478

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio