Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Seleccionar «los mejores de todos los tiempos» en cualquier deporte no es tarea fácil. Si se trata de épocas diferentes es un hecho que nunca será lo totalmente justo cualesquiera que sean los elegidos. Entonces, desde mi punto de vista lo menos injusto sería hacer una selección de los mejores jugadores por era, los que marcaron la diferencia, teniendo en cuenta varios parámetros, tanto ofensivos como defensivos en el caso de los jugadores de posición y DH (bateador designado) y lógicamente otras estadísticas en el caso de los lanzadores. Por tanto, voy a correr el riesgo de escoger a los mejores de la historia según mi criterio. Estoy seguro que mi top 10 traerá polémica, de esto se trata, nada más hermoso e interesante que un debate donde el tema principal no sea otro que el béisbol.

Hoy específicamente me voy a referir a los receptores, no son pocos los que han dejado sus huellas en la MLB. Es una posición clave y no siempre las estadísticas dicen todo de lo que son capaces de realizar y determinar con su actuación en un terreno de juego estos hombres. Por eso es posible que dentro de mis elegidos aparezca uno o más con números inferiores a otros que se quedaron fuera de mi lista, recuerden que es una opinión personal, nadie en este asunto tiene la verdad absoluta, aunque métricas sobren para llegar a una conclusión. Aquí les dejo mis 10 catchers favoritos:

1- Johnny Bench: «El pequeño general» de la Gran Maquinaria Roja, es a mi juicio la definición más acertada de lo que puede ser un receptor perfecto. Poseedor de un potente brazo, era el terror de los robadores de bases en la década de los 60’s y 70’s ( jugó hasta principio de los 80’s ). Bench ganó dos títulos de Serie Mundial ( WS ) con los Reds, dos veces fue galardonado Jugador Más Valioso ( MVP ) de la Liga Nacional ( NL ) y tuvo el honor de ser nombrado MVP de la Serie Mundial de 1976 ( 2HR, 6 CI y .533 AVG ). Además, fue seleccionado a 14 Juegos de Estrellas, ganó 10 premios Guante de Oro y un premio al Novato del Año. En su carrera de 17 temporadas ( todas con los Reds ), Bench disparó 389 jonrones, remolcó 1376 carreras, fildeó para un % de .990 en 1742 encuentros como receptor y capturó al 43% de los corredores que intentaron robarle bases. Sus dos mejores temporadas fueron la de 1970 ( 45 HR y 148 CI ) y la de 1972 ( 40 HR y 125 CI ), en ambas campañas fue que ganó el premio MVP. Bench lideró la Liga Nacional en cuadrangulares 2 veces y en carreras impulsadas 3 ocasiones. Las 23 bases por bolas intencionales que recibió en 1972 ( líder en la NL ) hablan por sí solas de lo temible que era con el madero en las manos, sobre todo con hombres en circulación.

2- Yogi Berra: El eterno receptor de los Yankees ganó más títulos de Serie Mundial que cualquier otro jugador en la historia de las Ligas Mayores, ganó 10 de 14 participaciones en el clásico de otoño. Berra en 3 ocasiones fue MVP de la Liga Americana ( AL ) y participó en 18 Juegos de Estrellas. Muchas anécdotas corroboran que Lawrence Peter Berra no solo fue un gran bateador, sino que era un guía extraordinario con sus lanzadores y jugadores a la defensa, siempre muy atento y con un poder de anticipación inigualable. Finalizó su carrera en la MLB ( 19 campañas ) con 358 vuelacercas, 1430 carreras impulsadas y solamente 414 ponches, algo que llama poderosamente la atención, el contraste de poder y tacto desde el cajón de bateo. En 1699 juegos que actuó detrás del plato promedió .989%, con 49% de hombres cogidos robando. En la WS de 1956, Yogi remolcó 10 carreras, con 3 HR y .360 de promedio de bateo. Aunque no fue el MVP, sí fue factor principal en la conquista de su 7mo título.

3 Iván Rodríguez: ¿ Qué decir del boricua que no se conozca ? «Pudge» jugó en una época que la mayoría de nosotros pudo ver, una generación más reciente e incluso se pudo disfrutar de su juego en el primer Clásico Mundial de Béisbol representando a su natal Puerto Rico. Particularmente me atrevería a decir que es el mejor receptor defensivo que jamás haya visto el béisbol de la MLB. Pudge era muy consistente en su juego, no ha existido un receptor con la durabilidad de Pudge. Su maestría detrás del plato y su potente brazo hicieron que capturara a más del 50% de los corredores intentando robarle bases en 9 diferentes temporadas de las 21 que disputó como receptor. En su carrera terminó con un formidable 46% de hombres atrapados robando y .991% fildeando detrás del home. En 2003 ganó el título de la Serie Mundial con los Miami Marlins ( en la NLCS fue nombrado MVP ), fue votado a 14 equipos All-Star y fue AL MVP en la temporada de 1999 jugando para Texas Rangers. Por si esto fuera poco, ganó 13 premios Guante de Oro y otros 7 Bate de Plata. Además, Pudge tiene la mayor cantidad de put-outs para un receptor de todos los tiempos con 14864 y juegos como receptor con 2427. Ofensivamente Pudge no se queda atrás, con promedio de bateo de .296, conectando 311 jonrones y remolcando 1332 carreras.

Te puede interesar: Los Records Irrompibles de las Grandes Ligas

4Josh Gibson: Considerado por la mayoría como el mejor bateador de poder de las Ligas Negras. Por el problema del racismo reinante en aquella época no pudo jugar en las Grandes Ligas ( ya incorporadas estadísticamente a la MLB ). Gibson jugó para Homestead Gray así como para Pittsburgh Crawford, era tan buen bateador y marcaba tanta diferencia entre sus semejantes que lo llamaron el «Babe Ruth negro». Durante su carrera bateó para un promedio de .374, registró un porcentaje de slugging de .719 y un OPS de 1.177. De los 14 años que jugó, en 11 fue líder en cuadrangulares, en 7 lideró las carreras impulsadas y ganó el título de bateo en 3 ocasiones. Además, al ser contemplados los logros y las estadísticas de las Ligas Negras como MLB, hay que señalar entonces que Joshua fue 12 veces All Star, ganó dos Series Mundiales y 2 veces logró la Triple Corona. Aunque hay que destacar que muchas de las estadísticas de las Ligas Negras están incompletas, lo de Gibson fue descomunal. Todos los que lo pudieron ver jugar quedaron impresionados con sus batazos, creando un impacto duradero imposible de borrar.

5- Roy Campanella: Si no hubiera sido por la lesión que puso fin a su carrera tempranamente, Campy habría presentado cifras estadísticas mucho más altas. Antes de sufrir el accidente automovilístico que lo dejó paralizado antes del inicio de su undécima temporada en la MLB, el receptor de los Dodgers era simplemente fenomenal. En 10 temporadas, Campanella fue elegido para 8 Juegos de Estrellas, ganó 3 premios NL MVP y participó en la Serie Mundial de 1955 en la que los Dogers ganaron el título de Serie Mundial. Campy no solo pudo era un extraordinario bateador, también poseía mucha habilidad detrás del plato. Así lo han dejado saber todos los que presenciaron su juego. El fornido catchers terminó su limitada carrera con 260 jonrones, 1017 carreras impulsadas y .498 de slugging. Fildeó para % de .988 y capturó al 57% de los corredores que intentaron estafarle una base ( liderando la NL en 5 temporadas consecutivas ).

6- Carlton Fisk: A Carlton Fisk se le recuerda siempre por su jonrón decisivo en el 6to juego de la Serie Mundial de 1975. Pero Fisk fue mucho más que un bateador oportuno. Su longevidad fue asombrosa, pasó 24 años detrás del plato, atrapando 2226 juegos, solo superado por Iván “Pudge” Rodríguez. Fisk fue votado en 11 equipos All-Star, se ganó un Guante de Oro y el premio Bate de Plata tres veces, además de ser Novato del Año. El Comandante, como algunos lo llamarían, es el tercero de todos los tiempos en jonrones entre los receptores con 376 y el sexto de todos los tiempos en carreras impulsadas con 1330. Fisk fue el «Pudge» original, el primero en recibir este apodo y ocupa el cuarto lugar para los receptores de todos los tiempos en WAR solo detrás de Johnny Bench, Gary Carter e Iván Rodríguez. La mejor temporada de Fisk fue la de 1977, conectando 26 cuadrangulares, remolcando 102 carreras y promediando .315 de bateo, por lo que resultó 8vo en la votación por el premio MVP de la Liga Americana. En 1980 fue el jugador que más veces ( 13 ) fue golpeado por lanzamiento en la AL. A la defensa como catcher tuvo promedio de .988 y capturó al 34% de los corredores que le salieron a robar. Disputó su último juego como jugador activo a los 45 años de edad.

7- Bill Dickey: Jugó 17 años para los Yankees, toda su carrera. El número 8 usado en su uniforme fue retirado en la franquicia de los Bombarderos del Bronx, casualmente es el mismo dígito que usó otro gran receptor de los Yankees, Yogi Berra ( ambos #8 fueron retirados ). Dickey ganó 8 Series Mundiales ( en la de 1928, aún novato, no tuvo participación ) y fue elegido para intervenir en 11 Juegos de Estrellas. Finalizó su carrera con un promedio de bateo de .313. En 11 temporadas, Dickey bateó .300 o más y durante un lapso de cuatro años, entre 1936 y 1939, conectó 102 jonrones y anotó 460 carreras. Lapso que le valió para finalizar entre los 6 primeros en la votación por el premio MVP de la Liga Americana. Todos los juegos ( 1708 ) en los que participó Dickey durante su carrera lo hizo en la receptoría, con un % de fildeo de .988 y 47% de cogido. Dickey tenía una gran habilidad conduciendo a los lanzadores, resultaba ser muy competitivo y entregado en el terreno de juego, además de poseer un poderoso brazo, de los mejores de la época sino el mejor.

8- Mickey Cochrane: El causante de que Mickey Mantle llevara su nombre ( el padre de Mantle simpatizaba con Cochrane ) es considerado por muchos como uno de los mejores receptores de la historia y en sentido general entre los mejores jugadores de su época. Su carrera finalizó debido a un pelotazo, pero ya había dejado sus huellas en la liga. Se le conocía por el sobrenombre de «Black Mike». Cochrane jugó la mayor parte de su carrera para los Atléticos de Filadelfia, siendo un receptor muy completo. Ganó 3 títulos de Serie Mundial y 2 veces resultó ser el MVP de la Liga Americana ( 1928 con Filadelfia y 1934 con Detroit ). Participó en 2 Juegos de Estrellas y tuvo un excelente promedio de bateo de por vida de .320. En la campaña de 1933 lideró la AL con un OBP de .459. En 1451 juegos que actuó en la receptoría fildeó para un promedio de .985 y capturó al 39% de los corredores que intentaron estafarle una base.

9- Mike Piazza: Quizás sea el receptor más ofensivo de todos los tiempos. No es menos cierto que no tenía el talento defensivo de otros grandes catchers, pero esto Piazza lo compensó con su descomunal bateo. Desde su inicio con los Dodgers mostró talento con el madero al hombro, ganando el premio de Novato del Año ( 1993 ). Votado en 12 equipos All-Star ( un premio MVP ) y ganador de 10 premios Bate de Plata. En 16 temporadas en la MLB terminó con un promedio de bateo de .308, con 427 jonrones ( 396 como receptor ) y 1335 carreras impulsadas. Piazza registró tres de las mejores cinco temporadas para un receptor en OPS + y su WAR ofensivo de 65.9 el el más alto entre todos los catchers. En 1997, su mejor temporada, bateó para .362 con 40 jonrones y 124 carreras impulsadas. El talón de Aquiles fue su defensa, aunque su .989% de fildeo tampoco está nada mal, no así el 23% de corredores cogidos robando.

10- Gary Carter: Este puede ser uno de los casos más cuestionables en este top 10. Al igual que Carlton Fisk y Johnny Bench, su promedio de bateo inferior a .270 puede que no esté a la par del resto de los receptores seleccionados, pero como mencioné al principio, voy un poco más allá de los números ( que son excelentes para cualquier receptor ). Este trío es de poder al bate, remolcadores, oportunos y detrás del plato fueron verdaderos maestros. Gary Carter tuvo una extraordinaria carrera en la MLB, ganando la Serie Mundial de 1986 con los Mets, participando en 11 Juegos de Estrellas ( en dos fue el MVP ), ganando 3 premios Guante de Oro y 5 premios Bate de Plata. En 1984 jugando para los Expps lideró la NL en carreras impulsadas ( 106 ). «The Kid», como le llamaban, durante la última década de 1970 y principios de la de 1980, lideró varias categorías estadísticas de receptores, incluidas oportunidades totales, outs, dobles jugadas y asistencias. En la temporada de 1978, Carter estableció un nuevo récord de Grandes Ligas por el menor número de passed balls cometidos por cantidad de chances. Terminó su carrera con 324 jonrones y 1225 remolques. En 2056 juegos que actuó como receptor durante 19 temporadas promedió de fildeo .991, con un 35% de hombres retirados intentando robar bases.

  • LOS 10 RECEPTORES QUE SELECCIONÉ SON MIEMBROS DEL SALÓN DE LA FAMA DE COOPERSTOWN.

Menciones: Buster Posey, Ernie Lombardi, Salvador Pérez, Thurman Munson, Gabby Hartnett, Yadier Molina, Joe Mauer, Ray Schalk, Jorge Posada, Ted Simmons, Buck Ewing, Lance Parrish, Biz Mackey, Joe Torre, Rick Ferrell, Roger Bresnahan, Gene Tenace, Bill Freehan, Wally Schang, Louis Santop, Darrell Porter, Jason Kendall, Elston Howard, Brian McCann, Tony Peña, Jason Varitek , J.T. Realmuto y Benito Santiago.

7 comentarios en “Los 10 mejores de la historia: Receptores”

  1. Estimado amigo, una segunda ojeada al articulo se impune un segundo comentario ademas del primero repetido. Excelente trabajo. Muy dificil el trabajo por la realidad que han habido grandes receptores en la MLB y las epocas diferentes, como siempre digo, complican miucho la comparacion. Siempre se dice algo, y como son opiniones personales y no oficiales ahi van las mias. 1,- Si la MLB oficializo la inclusiuon de los records de los players de las antigua Ligas Negras, no cabe la menor duda que el mas grande recpetor de todos los tiempos es Gibson, que fue un extrremadamente fuera de serie en su epoca y ademas los numeros, posiblemente incompeltos, lo avalan. 2,- No me queda muy claro que Bench este por encima de Berra sobre tod porque ambos fuero bates importantes de dos dinastias, pero la de los Yankees fue muy superior a la de la Red Macine, pienso que la diferencia en Alla /star games, RBI y al estar muy parejos en fielding 989 vs 990, el % de cogidos robando de Berrra superior (49 vs 43), pudieran inclinar la balanza hacia Berra, pero en fin, repito, son opiniones perdonales. Por ultimo me es muy dificl aceptar que una lista de 10 mejores de todos los tiempos no este Yadier Molina, pero como son 10 y no 11, no encuentro donde colocarlo, por encima de alguien de tu lista, que ha sido muy detallada y estudiada. Aunque pudiera hacerse una comparacion entre Yadi, Carter, y Cochrane, incluyendo a Piazza, que su defensiva como recpetero es la mas pobre de todos los mencionados, pero hasta ahi no llego y te felicito sde nuevo por este excelente trabajo.

  2. Nadie como el pinareño ( cuba ) Juan castro en la defensa del home…..tiene q tener un puesto entre los 10 primeros…..es lo mismo q con los lanzadores ….de curvas….si no esta faustino corrales ….no hay lista
    ¿ esto es como la democracia ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba