Por Lucas León

En la historia de los mundiales siempre se  han escrito episodios llenos de emoción y sorpresas. Marruecos, un modesto país de África con muy poca historia protagonizó un capítulo hermoso al derrotar a una de las selecciones más fuertes y lanzar candidatura hacia los octavos de final.

Los «Leones del Atlas» son un equipo sólido en defensa, que no dejan de presionar en el mediocampo y que en este desafío lograron derrotar a la Bélgica de Hazard, De Bruyne y Lukaku dos goles por cero.

En el primer tiempo le anularon un gol a Hakin Ziyech por interferencia de su capitán Romain Saïss, pero ya avisaban y en el segundo tiempo dieron dos golpes de autoridad para llevarse el encuentro.

La primera anotación fue a la cuenta de Abdelhamid Samiri, futbolista que vino desde la banca para marcar un golazo de tiro libre, casi desde la posición de corner y al primer palo, que podría competir con la chilena de Richarlison de Brazil como el mejor gol del mundial hasta la fecha.

Bélgica busco la reacción, entró Romelu Lukaku y los «Diablos Rojos» se volcaron al ataque, esto les pasó factura xq en un contragolpe de Ziyech que burló a la zaga belga para asistir a Zakaria Aboukhlal para poner el dos a cero definitivo en el marcador. Con este resultado Marruecos casi está en octavos de final y un empate contra Canadá le aseguraría su participación en esta ronda. Marruecos fue la primera selección africana en estar en una ronda de octavos de un mundial en México 1986 y desde entonces no han logrado este resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio