PITCHEO: Récords irrompibles, cubanos en Grandes Ligas

Fue José Fernández quien más se le acercó a uno de los récords irrompibles de Luis Tiant, al quedar a solo 11 ponches de los 264 del habanero

Fue José Fernández quien más se le acercó a uno de los récords irrompibles de Luis Tiant, al quedar a solo 11 ponches de 264 del habanero
Fue José Fernández quien más se le acercó a uno de los récords irrompibles de Luis Tiant, al quedar a solo 11 ponches de los 264 del habanero

Por Juan Páez

No cabe duda de que el béisbol no es ajeno al progreso. El deporte de bates y pelotas ha cambiado y sigue haciéndolo. Por ejemplo, la manera de ver el juego, de dirigir y de mover las piezas se ha tornado más cuidadosa y detallista. Uno de los aspectos que más alteraciones ha visto es el pitcheo.

Por eso hay récords que quedarán para la historia, casi imposibles de romper o empatar, y los cubanos no escapan de esa realidad en Grandes Ligas, sobre todo luego del penoso fallecimiento del as de la armada antillana, José Fernández.

Luego de la muerte del derecho, ningún isleño ha emergido como figura estelar en un staff de abridores.

En SwingCompleto repasamos tres marcas que resultan prácticamente irrompibles entre cubanos en una campaña de la Gran Carpa:

1) Los 264 ponches de Tiant en 1968: La mejor temporada en la ilustre carrera de Luis Tiant le dejó el récord de más abanicados para un cubano en una zafra de las Mayores, un registro que luce lejísimos para cualquier lanzador.

El orgullo de La Habana tuvo un año legendario con los Indios de Cleveland en el 68, quedó quinto en la votación al Jugador Más Valioso y fue a al primero de 3 Juegos de Estrellas, gracias a esos 264 ponches, 9 blanqueadas, 21 triunfos y efectividad de otra galaxia, en 1.60.

Son apenas cuatro antillanos los que han tenido una ronda regular de al menos 200 abanicados en el big show: Tiant, Camilo Pascual, Mike Cuéllar y el desaparecido Fernández, la esperanza cubana para instalarse como uno de los mejores serpentineros de esta época.

Fue Fernández quien más se le acercó al “Tiante”. En 2016 retiró a 253 contrarios por la vía del tercer strike, apenas 11 menos que el legendario isleño, que logró su récord con los Indios de Cleveland. Al menos por ahora, tal marca se mantendrá intocable.

2) Las 27 victorias de Luque en 1923: Ganar 20 juegos en una temporada es cada vez más inusual. De hecho, el último hombre con al menos 25 victorias fue Bob Welch, en 1990 con los Atléticos de Oakland.

Ese historial dice que Adolfo Luque mantendrá intacto su récord de más triunfos para un antillano, alcanzado en 1923 con los Rojos de Cincinnati.

Entre isleños, solo hay cuatro con, como mínimo, un torneo de 20 compromisos ganados: Luque, Cuéllar, Pascual y Tiant.

3) Los nueve blanqueos del “Tiante”: Quizás este sea el récord más imposible de los tres.

Debido en gran parte a contrarios multimillonarios que comprometen a los lanzadores y los convierten en piezas súper valiosas, es poco común ver hoy a escopeteros con más de dos blanqueos en una misma temporada.

Tiant, de nuevo en su mejor campaña (1968), se convirtió en el cubano con más lechadas en una zafra, con nueve.

Esa vez superó los ocho que registró Pascual en 1961. Liván Hernández es quien se le acercó más en el nuevo siglo, al lograr tres en 2002.

4 Comments

  1. Gracias a Juan por traernos esos numeros dificiles de alcanzar hoy en dia, no solo para los cubanos, sino para cualquier pelotero.

    Tambien se podria agregar a Baldomero Acosta, quien debuto en GL con solo 17 anos, edad a la que probablemente nunca mas un cubano ni de ninguna nacionalidad empiece a jugar en el Big Show.

    Este pelotero natural de Bauta y que jugo 5 temporadas en GL, realizo en 1918 un triple-play sin asistencia, una jugada espectacular y dificilisima de repetirse por un jardinero, aunque no fue en GL (donde nunca ha pasado), sino en la poderosa Liga Profesional de la isla.

    Aqui va un fragmento de un articulo publicado el 14 de marzo de 2018 en el Listin Diario, por el domininano Tony Grullón, destacado periodista e historiador del beisbol que hace homenaje a Baldomero Acosta, uno de los nuestros.

    «En el siglo XX, se produce el primer triple play sin asistencia en el béisbol cubano, el cual lo realiza un jardinero y este hecho correspondió a Baldomero Acosta, patrullero central de los Rojos del Habana, quien inició y finalizó la sensacional jugada contra los Azules del Almendares, en el estadio Almendares Park, el domingo primero de diciembre de 1918.

    La prensa deportiva de esa época en Cuba, resaltó en gran magnitud esta extraordinaria jugada por ser la misma más que extraña y el hecho de ser realizada por un jardinero la hace más sobresaliente. La acción fue cristalizada en la parte baja del octavo inning, cuando los Azules tenían las bases llenas y el bateador Oscar Rodríguez, conectó una línea corta al prado central, la cual Acosta en una desesperada corrida logró capturar la pelota que casi caía de hit, empero los corredores nunca pensaron que Acosta le llegaría al batazo, se habían movilizado y con su velocidad desarrollada le dio tiempo a pisar la intermedia para realizar el segundo out a Strike González y siguió detrás del corredor de la inicial que era José María Fernández, quien no pudo regresar a la base para darle alcance y hacerlo out para de esta forma normalizar la triple jugada sin asistencia por un jardinero.

    La misma de por si es muy extraña de ser realizada por un jugador del cuadro, pero se vez más gigantesca cuando la misma es realizada por un patrullero, debido en gran parte a la distancia de las almohadillas que estos juegan»

  2. Se puede anadir a esa lista de records «irrompibles» de los cubanos en GL:

    – las 4 temporadas de 20 juegos o mas de Tiant y Cuellar.
    – los 3020 hits de Palmeiro.
    – las 7 temporadas superando las 50 bases robadas (2 de mas de 60) de Bert Campaneris. Para que tengan una idea de lo dificil que podria resultar esos numeros del natural de Pueblo Nuevo, basta recordar que solo Alex Sanchez ha logrado llegar a las 50 bases robadas en una temporada (2003).

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*