Prospectazo Rody Yasmany Castelló sigue luchando por llegar a la MLB, pero su corazón está en Pinar del Río

July 22, 2019
El béisbol cubano está cambiando, los tiempos son otros y están sucediendo cosas que años atrás eran impensables, quizás un día Castelló retorne a Pinar y se encarame en la lomita

Por Ernesto Amaya

“Mi principal objetivo al salir de Cuba era llegar a las Grandes Ligas y ayudar a mi familia”, nos dice Rody Yasmany Castelló, quien en su momento fue catalogado como uno de los mejores prospectos del picheo cubano y que ahora se encuentra en República Dominicana

El oriundo de Pinar del Río posee unas condiciones excepcionales para imponerse en el mejor béisbol del mundo, tiene una estatura que roza los 1.90 metros, lanza por diversos ángulos del brazo y su recta llega hasta las 95 millas por hora, pero hasta el momento no ha tenido la suerte de obtener la tan ansiada firma: “He tenido buenas presentaciones y algunos equipos se han interesado pero los que mueven mi contrato son los que negocian y yo no me entero de lo que se habla”.

Salido prácticamente de la calle y sin transitar por la pirámide dejó destellos del lanzador que se estaba gestando en la primera serie sub 23 en que participó, luego en la de mayores disertó con varias salidas de calidad. “Mi papá me inculcó el amor por la pelota y Abel Madera fue mi primer entrenador. Además, trabajé con Bosmenier, Pita, Raciel Sánchez, Costa y hasta Zabala, un trabajador de mantenimiento del estadio que me ayudaba a hacer bullpen”.

José Manuel Cortina…

“Con Cortina entrené casi dos años, éramos nosotros solos a la una de la tarde en el San Luis. El profe me enseñó casi todo lo que sé y siempre confió en mí. Gracias a sus enseñanzas llegué a integrar la rotación de abridores de Pinar junto con Yosvani Torres, Vladimir Baños, Erlis Casanova y Julio Alfredo Martínez. Confieso que tengo muchos deseos de recibir un entrenamiento completo de él”.

El béisbol cubano está cambiando, los tiempos son otros y están sucediendo cosas que años atrás eran impensables, quizás un día Castelló retorne a Pinar y se encarame en la lomita. “Yo extraño a mi familia, a mis amigos, mi casa, el barrio, la gente, la distancia es muy dura. Algún día quisiera regresar y que me permitan lanzar con Pinar del Río, sueño con usar de nuevo el 98 delante de mi público”.

“Al equipo le deseo lo mejor, que clasifiquen y lleguen a la final. Sigan demostrando que son grandes, que con Alfonso Urquiola, el mejor manager de Cuba, serán campeones de nuevo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba