Visite nuestro canal de youtube

Contáctenos

¿Quién es merecedor del título de MVP de todos los tiempos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Chris Landers

MLB ha otorgado el premio al Jugador Más Valioso cada año desde 1931. Es el mayor honor individual del béisbol y su historia cuenta con una lista de las temporadas y los jugadores más deslumbrantes de todos los tiempos.

___________________________________________________________________________________________________________________

 

El jueves, Mookie Betts de los Medias Rojas y Christian Yelich se integraron a dicha lista.

Eso nos puso a pensar: ¿Cuál JMV ha sido el más valioso de todos, en un sentido general? Por ejemplo, la temporada de 1976 de Joe Morgan es una de las mejores de todos los tiempos, pero no lo encontrarás en la siguiente lista porque aun sin Morgan esas ediciones de los Rojos estaban llenos de futuros Salones de la Fama, además de George Foster, quien terminó en el segundo lugar para JMV en aquel 1976.

• Premios 2018

Entonces, ¿quiénes son la crema de la crema? A continuación, los finalistas y nuestra selección final.

Mención honorífica

Robin Yount, 1982

En 1982, a los torpederos se les valoraba casi exclusivamente por su defensa. Luego llegó Robin Young y él lo cambió todo.

 

Yount se convirtió en el primer campocorto que encabeza las Grandes Ligas en slugging. También fue el líder de las Mayores en hits y OPS, a la vez que ganó un Guante de Oro. Fue un combinación nunca vista antes que lo hizo, por mucho, el mejor bateador en un equipo de Miwaukee que se mantuvo de pie exclusivamente por su ofensiva para llegar al Juego 162 ante los Orioles empatados en la cima del Este de la Liga Americana:

¿Cómo resultó ese Juego 162? Ya se lo pueden imaginar:

Bob Gibson, 1968

Quizás te estés preguntando cómo es posible que un lanzador – quien solamente hace aportes cada cinco días – pueda ser el jugador más valioso de todos los tiempos. Nuestra respuesta: Hay lanzadores y luego está Gibson en 1968.

 

Medio siglo después, los números son difíciles de creer: 34 aperturas, 304.2 innings, 268 ponches, 13 blanqueadas y efectividad de 1.12. Y a esa edición de los Cardenales le hizo falta todo eso. Tenían una ofensiva mediocre – Gibson perdió nueve juegos – y sin su as, la efectividad colectiva de aquel equipo de San Luis aumenta de 2.49 a 3.37.

Al fin y al cabo, Gibson y los Cardenales sucumbieron en el Juego 7 de la Serie Mundial ante los Tigres, pero el hecho de que llegaran tan lejos fue gracias casi exclusivamente al derecho.

Carl Yastrzemski, 1967

 

Juzgando exclusivamente por el WAR (victorias por encima del reemplazo), ésta es la mejor campaña de todos los tiempos de un JMV. Elige una categoría ofensiva y es probable que Yaz haya sido el líder de Grandes Ligas, desde porcentaje de embasarse hasta slugging y carreras producidas. Hasta logró la Triple Corona, el último en conseguirlo antes de que el venezolano Miguel Cabrera lograra la hazaña 45 años después.

Yastrzemski se destaca aun más en relación con sus compañeros de equipo. Ningún otro jugador de Boston conectó más de 20 jonrones esa temporada; Yaz empalmó 44. Ningún otro jugador de los Patirrojos tuvo un OPS por encima de .900; el de Yaz fue de 1.040. No fue solamente el motor de la ofensiva, sino también la transmisión y el radiador y quizás hasta el volante. Los Medias Rojas llegaron a la Serie Mundial en aquel 1967 y aunque se quedaron cortos frente a los Cardenales, Yaz bateó .400 en el Clásico de Otoño. Cualquiera pensaría que nadie ha hecho más para ganar un título sin lograrlo.

 

El ganador: Barry Bonds, 2002

El nivel que alcanzó Bonds a principios del siglo 21 es inconcebible y aun en medio de lo que se puede argumentae ha sido el período de bateo más grandioso en la historia del béisbol, su campaña del 2002 se destaca. Terminó con slugging de .799 – una cifra más alta que el promedio de OPS de Grandes Ligas ese año – y su OPS+ de 268 fue el mejor de su carrera.

Pero no hace falta saber ningún número para saber lo trascendente – y valioso – que fue Bonds. Solamente se necesita saber que ayudó a un equipo que contaba con un solo bateador aparte de él por encima del promedio – Jeff Kent – a ponerse a ley de un triunfo para coronarse. O, pueden verlo dar swings:

Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, en su apogeo, echándose a su equipo al hombro. Eso es difícil de superar.

Fuente: www.mlb.com

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*