REGRESÓ a Matanzas joven lanzador de 94 mph

Andy Lans / @DeportesAndy

Naikys Piedra disfrutaba de su ídolo Yulieski Gurriel a los 12 años de edad. Veía a “La Piña” en los estadios o en la televisión, pero ir a un terreno para dar los primeros pasos en la pelota le llenaba de vergüenza.

Cuando por fin ‘rompió el hielo’, el muchacho de Matanzas comienza a jugar en la tercera base. Con el tiempo, pasó a la lomita. La posibilidad de integrar dos selecciones yumurinas Sub 15 y otra Sub 18 durante tres años consecutivos constituyen sus mejores recuerdos antes de partir a República Dominicana (RD) en busca de una firma en las Grandes Ligas.

“Salí de Cuba por la poca participación que me daban. No tenían en cuenta mi talento, o a lo mejor ni siquiera lo veían en mí. Por tanto, tomé un vuelo legal hacia Haití, y después crucé la frontera con RD. Fue un trayecto de mucha preocupación para mi familia y para la del compañero que iba conmigo” nos comenta en exclusiva para SwingCompleto.

Ya en suelo dominicano ¿Qué posibilidades tuviste de firmar con una franquicia de la mejor pelota del mundo?

– Tuve excelentes oportunidades de firmar en República Dominicana. Realicé mis mejores presentaciones ante scouts de San Diego Padres, Kansas City Royals y Seattle Mariners. Incluso al llegar a Cuba los entrenadores me decían que estaba loco. Solo me queda demostrar en mi tierra lo que traigo del extranjero.

Háblame de tu progreso como jugador en tu periplo fuera de Cuba.

-Allá en RD aumenté la velocidad. Mejoré también el control y los picheos rompientes. Me hice más profesional. Ese beisbol es de bastante rutina en el gimnasio a diferencia de Cuba. El entrenador Pedro Luis García, que lanzó en Series Nacionales, trabajó conmigo sin descanso. Él me sacó adelante aunque no pude firmar.

A sus 19 años de edad, Naikys sorprende con una estatura de 6’3 pies y 215 libras de peso. El derecho suelta la esférica a 94 mph, no obstante, también posee una recta dos costuras, una curva de 79-80 mph y un splitter oscilante entre las 85-86 mph.

¿Por qué razones crees que no concretaste una rúbrica?

– Influyeron varias razones, pero la principal fui yo mismo. Me demoré demasiado para prepararme y cuando estuve listo para los tryouts ya tenía 19 años. Tampoco conté con un buen representante, quise cambiarlo pero no pude. Cuando le ofrecían un dinero por mí, él siempre pedía más. Esa ambición me perjudicó.

Causas de tu regreso.

-A lo que te dije, súmale que llevaba dos años y seis meses sin ver a mi familia. Los extrañaba, y además, estaba ilegal en otro país con posibilidades mínimas de lograr un contrato.

Planes después de volver a Cuba.

-Permanezco a la espera de los trámites correspondientes. Quise incorporarme a los Cocodrilos en la presente Serie Nacional, pero cuando llegué ya habían integrado la nómina. Sin embargo, me preparo para jugar por la provincia en el campeonato Sub 23.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba