SE EXCEDIÓ José Adolis, Yordan PA´ LA CALLE, Yuli aumentó racha. Resumen Cubano MLB

June 27, 2021
José Adolis García reafirmó su candidatura a Novato del Año de la Liga Americana, pues ya es el cuarto empujador de las Grandes Ligas y el puntero en remolques entre todos los jugadores cubanos.

Por Aliet Arzola

José Adolis García sigue escribiendo una temporada histórica en Grandes Ligas. Nadie podía imaginar que, después de ascender a las Mayores como un efectivo secundario de los Rangers, lograría posicionarse como el cuarto mejor empujador de la liga y el puntero entre todos los cubanos que actúan en el Big Show.

El avileño ha sido, quizás, la única buena noticia para Texas en otra campaña para olvidar (tienen el tercer peor balance entre los 30 equipos de MLB). Con 20 jonrones, 54 impulsadas, siete bases robadas y una energía única cuando entra en el cajón ofensivo, Adolis es la mayor atracción de los Rangers.

Este sábado, el cubano volvió a dar muestras de su oportunidad, con otro remolque en el duelo frente a Kansas, al tiempo que entró cuatro veces en circulación, dos por imparables y dos por boletos.

Además, el patrullero pasó en par de ocasiones por la registradora (remolcado en ambas oportunidades por jonrones de Joey Gallo) y dio otro paso rumbo al objetivo de convertirse en el decimotercer cubano con 50 anotadas y 50 impulsadas en su temporada de novato.

Adolis pegó sencillo al central en la tercera entrada que abrió las puertas del home a José Treviño. En la cuarta recibió boleto y anotó por jonrón de Gallo, fórmula que se repitió en el octavo episodio para poner cifras definitivas en la pizarra: 8-0.

Luego de su gran tarde en el Globe Life Field de Texas, el avileño tiene línea ofensiva de .275/.315/.543. Su despliegue en los últimos siete partidos ha sido imponente, pues batea .348/.448/.826, con tres jonrones, siete remolques e igual cantidad de anotadas.

En el propio partido entre Kansas y Texas, Andy Ibáñez salió como emergente en el tercer capítulo y se quedó como designado de los Rangers por el resto del encuentro. El pinero falló en sus dos primeros turnos, pero después pegó par de imparables y rubricó su segundo encuentro consecutivo múltiples hits.

Ibáñez ha jugado bastante en la última semana y no ha desentonado. El pasado lunes conectó su primer vuelacercas en Grandes Ligas y por primera vez remolcó tres carreras. Desde ese día hasta la fecha promedia .316/.350/.474, con lo cual ha podido mejorar sus indicadores de la temporada, que andan en .225/.256/.325.

El otro cubano que vio acción en el duelo fue Jorge Soler, quien falló en un turno (ponche) y tomó par de boletos, con los que acumula 13 en el mes de junio, su período más efectivo en términos de embasado (OBP de .366). De cualquier manera, la temporada del patrullero de Kansas sigue dejando mucho que desear, pues solo tiene seis jonrones y 28 remolques, cifras muy pobres.

En contraste con su mejoría en cuestiones de paciencia y disciplina en el plato, Soler parece haber perdido la fuerza, pues en junio solo ha pegado cinco extrabases (dos vuelacercas) en más de 70 comparecencias al plato. De manera general, batea .182/.286/.324.

YULI Y YORDAN, INDETENIBLES

Los Astros vieron rota su racha de 11 victorias consecutivas en el primer duelo de la doble cartelera contra Detroit, pero recuperaron el ritmo en el segundo encuentro. En ambos duelos se hicieron sentir los bates antillanos de Yuli Gurriel y Yordan Álvarez, piezas fundamentales en el orden ofensivo de Houston, líderes del Oeste de la Liga Americana.

Yuli pegó tres imparables en seis turnos entre los dos choques, por lo que extendió a diez su cadena de partidos consecutivos bateando de hit, y aumentó su promedio a .337, tercero en la lucha por la corona ofensiva en la Liga Americana detrás de Michael Brantley y Vladimir Guerrero Jr.

El espirituano anotó la única carrera de los Astros en la derrota 3-1 del primer partido, en el que Yordan no corrió con la misma suerte, pues se tomó dos ponches y dejó a tres corredores en circulación.

Sin embargo, el tunero se desquitó en el segundo encuentro, el cual Houston perdía 0-2 a la altura del sexto capítulo. En esa circunstancia, a cuatro outs de caer derrotados, “El Ébano” despachó un largo cuadrangular entre el jardín izquierdo y el central y niveló las acciones, pues José Altuve estaba en segunda desde el inicio de la entrada.

Para poner más sabor, el boricua Carlos Correa imitó a Yordan con otro cuadrangular. Back to back y victoria de los Astros, que no pierden dos juegos seguidos desde el 28-29 de mayo, cuando cayeron en dos oportunidades ante San Diego.

Tras estos dos pleitos, Yuli Gurriel tiene promedios de .337/.398/.523, con un monstruoso mes de junio, en el que batea .400/.436/.550, gracias a 32 imparables, 14 remolques, 17 anotadas y la misma cantidad de ponches que boletos (nueve).

Por su parte, Yordan ha impuesto un ritmo endemoniado durante la última semana en lo que a producción de carreras se refiere. El designado de los Astros, con los dos remolques de este sábado, suma 13 desde el 20 de junio, la mayor cifra entre todos los jugadores de Grandes Ligas.

El antillano ya llegó a 30 extrabases (16 dobles, 13 jonrones y un triple), la mayor cantidad entre todos los cubanos del Big Show, y sus promedios ahora están en .306/.370/.541, con 49 remoques, segundo de la franquicia tras Gurriel.

El resto de los cubanos que vieron acción en Grandes Ligas durante la jornada sabatina, terminaron de la siguiente manera:

Guillermo Heredia: Remolcó la única carrera de los Braves en un partido agridulce, porque le fue bien con el madero, pero los suyos perdieron y a él lo pusieron out en la goma en una jugada perfectamente hilvanada por la defensa de Cincinnati en la sexta entrada.

“El Conde” pegó par de imparables en cuatro turnos, incluido un cohete impulsor (rolling al izquierdo) con dos outs en el octavo episodio, cuando trajo desde la intermedia a Ozzie Albies. Con esa carrera Atlanta acortó distancias en un partido que estaba 3-0 y que a la postre terminó 4-1 favorable a los Reds.

Heredia había conectado otro imparable al derecho en la sexta, y poco después tuvo la oportunidad de pasar por la registradora, pero fue puesto out por una jugada de mucha coordinación y precisión entre Nick Castellanos y Jonathan India.

El matancero estaba en primera e intentó hacer una carrera hasta la goma por cañonazo de William Contreras al derecho, pero certeros tiros de Castellanos a India, y de India al receptor, enfriaron las aspiraciones de Heredia.

A pesar de que tuvo cuatro partidos en blanco esta semana, “El Conde” ha estado ardiendo durante las dos últimas semanas, con línea ofensiva de .324/.444/.622, 12 imparables y par de jonrones. En sentido general, el yumurino batea .275/.363/.478, con 16 remolques, 25 anotadas y 20 extrabases en más de 140 viajes al plato.

Lourdes Gurriel Jr.: Venía como un tren con seis partidos seguidos bateando de hit y tres con al menos una impulsada (incluido un grand slam hace dos días), pero se estrelló este sábado contra el pitcheo de los Orioles, que no le permitió libertades en cinco comparecencias en el rectángulo ofensivo.

Lo que más resalta de esta actuación es que se produce justo el día en que los Blue Jays atacaron sin piedad a Baltimore, con 12 carreras, 15 cohetes y siete extrabases en una victoria inobjetable, su sexta en los últimos siete encuentros.  

El menor de los hermanos Gurriel fue uno de los dos jugadores de Toronto que no pegó hits (el otro fue el receptor Reese Mcguire) en el duelo. Tres roletazos al cuadro, un elevado y un ponche fue todo el gasto de Yunito, quien vio descender sus promedios generales a .258/.276/.406.  

José Iglesias: Tres conexiones a los jardines y cuatro corredores dejados en circulación fue todo el gasto de “Candelita” en la derrota por paliza de los Angels ante los Rays en la Florida. El torpedero antillano poco pudo hacer en una jornada de escaso bateo para los angelinos, que solo conectaron cinco inatrapables frente al pitcheo de Tampa.

Iglesias al menos pudo hacer contacto en sus tres viajes al plato y no pasó por la guillotina de los ponches de los Rays, que dejaron a diez bateadores de los Angels con la carabina al hombro. Iglesias está sumido en un profundo slump (tres hits en sus últimos 28 turnos) y sus promedios han caído a .256/.283/.361.

Randy Arozarena: En sus últimos ocho juegos, el pinareño solo ha activado el casillero de los hits en tres ocasiones, pero en cada una de ellas ha logrado un trío de imparables. Esa ha sido la tónica de la temporada del jardinero de los Rays, brillante en algunos pasajes y con dificultades para entrar en circulación en otros momentos.

Este sábado fue uno de esos episodios dulces para Arozarena, quien pegó un doble (13), dos sencillos, anotó tres carreras, remolcó una y recibió un boleto en la paliza 13-3 de los Rays contra los Angels.

Randy solo falló en su primera visita al plato, y después contó cuatro turnos consecutivos entrando en circulación, uno de ellos con un infield hit por la antesala que sirvió para remolcar a Brett Phillips, a la altura del octavo capítulo. En esa misma entrada, Arozarena había pisado la goma por tercera ocasión en el duelo.

Este fue el décimo juego con tres o más hits para Arozarena en la presente campaña, igualado con Yuli Gurriel como los cubanos que más partidos de estas características han logrado en la presente temporada. Todavía Randy y Yuli están alejados del récord antillano para una contienda, en poder de Tony Oliva (21) desde 1969.

Con ya más de 300 comparecencias al cajón de bateo en la temporada, el pinareño promedia .266/.346/.426, con diez vuelacercas, 11 bases robadas, 38 remolques, 24 extrabases, 49 anotadas y 88 ponches, líder en estos dos últimos departamentos entre todos los novatos de Grandes Ligas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba