Serie Nacional Sub23…¿muriendo en su propia incompetencia?

Con solo seis años de fundada, la Serie Nacional Sub 23 de béisbol está escribiendo su epitafio

Con solo seis años de fundada, la Serie Nacional Sub 23 de béisbol está escribiendo su epitafio
Con solo seis años de fundada, la Serie Nacional Sub 23 de béisbol está escribiendo su epitafio Foto: Boris Luis Cabrera

Por Alexander García Milián

Pasan fotos, imágenes, el ambiente se llena de morbo otra vez y entonces se escuchan barbaridades por aquí y por allá; problemas de todo, la lata de siempre con nuestra pelota, bueno ahora con la Serie Sub 23 pero siguen pasando fotos, fotos nítidas llenas de rostros opacos; peloteros, árbitros, aficionados.

Hace un par de días Matanzas perdía su invicto en el torneo ante Mayabeque, en un juego de manigua real, quizás de Liga Azucarera para maquillar, 13x 9; entonces se vendía la noticia como una derrota con las botas puestas y me pregunto- ¿dónde se metió el pitcheo?, se dieron 31 indiscutibles, bases por bolas a tropel y entonces vuelven a salir los eslóganes gastados de todos los días_ confiemos, todo saldrá_ así comunicaba la Dirección Nacional de Béisbol hace unos días.

Es la Serie del desagravio, ya solo van quedando los ecos de lo que prometía el Acuerdo con la MLB y las mismas caras gastadas de siempre nos aburren; la desmotivación, el tedio, todo se llena de eso de tedio, un tedio que se expande como un tumor y nos hace sentir otra vez la podredumbre.

Esta es una competencia corta_ 36 juegos_ es una competencia corta y con solo dos subseries jugadas _ 8 juegos_ vemos a la Isla renaciendo en el grupo A, a Matanzas impetuoso en el B, a Ciego marcando pauta en el C y en un loco, desajustado  y todo lo que sepa a desastre_ para referir al grupo D, aquí Holguín toca la punta. Con tonos oficialistas, conservadores y sobrados de tradicionalismo propagandístico, el certamen se va escurriendo en medio de una bruma de rechazo_ nadie lo ve_

Cuando Roberto Hernández estuvo lanzando un juego casi perfecto a Las Tunas, cuando eso paso, tal vez emergió una luz y la propaganda empezó a hacer de las suyas y a seguir vendiendo_ el chico del retorno da la talla_ me recreo el titular en mi mente pero hasta ahí; señores es más de los mismo una y otra vez.

Pienso hoy, en este minuto que incluso con solo seis años, la Serie Nacional Sub 23 de béisbol está escribiendo su epitafio.

Nos vemos a la vuelta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*