¿Cuánto conoces sobre los candidatos al Salón de la Fama de 2022?

Por Dency Milán

El domingo 5 de noviembre de 2021 será un día recordado por muchos, para otros será el día maravilloso, que vimos exaltar al Salón de la Fama (HOF) a Orestes ‟Minnie” Miñoso y Tony Oliva.

Dos de los cubanos más grandes dentro del béisbol de Grandes Ligas-MLB, tuvieron ese honor, tras según en la opinión de este servidor, fue una injusticia con ambos en su momento no ingresarlos, pero la vida reconoce a los inmortales, y los termina premiando.

Con todo esta emoción me hice una pregunta: ¿Cuánto sabemos de los nominados en la boletas de este año? Les propongo hacer un recordatorio de los más destacados y algunas cosas que debes conocer.

Primero hay que acotar que cada jugador elegible para integrar la boleta, y tener derecho al voto, debe tener una carrera destacada como factor esencial con más de 10 temporadas, luego ser elegible al quinto año de su retiro del béisbol activo de Grandes Ligas. Si acumulas el 75 por ciento de los votos o más, el jugador se convierte en miembro del HOF, si obtienes menos del cinco, no aparecerá en la próxima boleta, y solo puede aparecer en 10 años consecutivos. De no ser elegido, los jugadores tienen otra posibilidad de entrar al templo de los inmortales, cuando el comité de veteranos hace otra votación y puedes ser elegible en la última opción, al templo de los Inmortales.

La votación la lleva a cabo la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos (BBWAA, por sus siglas en inglés), quienes seleccionan a un grupo de jugadores para descansar en Cooperstown.

Hay más sobre esto, pero centrémonos en 2022, la boleta de este año tiene una particularidad, hay tres jugadores que tienen muchas marcas y record, pero todo eso está puesto en tela de juicio por el uso de sustancias prohibidas.

Un total de 30 jugadores, 13 jugadores que están por primera vez, cuatros que es su última elección, el resto buscando mantenerse un año más o ser elegidos. Sí bien solo un jugador ha sido elegido de forma unánime, Mariano Rivera, muchos han pasado de largo sin ser elegidos.

Este año la polémica enciende todas las alarmas, pues un cuarteto de jugadores estelares estarán en su último año, que al ser acusados de usar sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento, hace mucho tiempo estarían en el Salón de la Fama.

Barry Bonds, el Rey del jonrón

El líder de jonrones en Grandes Ligas con 762, además de poseer 1996 carreras empujadas, 2227 carreras anotadas, 2558 bases por bolas de ellas 688 bases intencionales (líder en ambos departamentos en MLB), y 514 bases robadas, con una línea ofensiva de .298 AVE/.444 OBP/.607 SLG/1.051 OPS/182 OPS+ y un bWAR 162.7 (4to de MLB). Durante sus 22 años en el máximo nivel del béisbol logró: siete MVP (1990, 1992, 1993, 2000-2004), tres premios al Jugador del Año (1990, 2001, 2004), 14 Juego de Estrellas (1990, 1992-1998), dos Títulos de Bateo (2002 y 2004), ocho Guantes de Oro (1990-1994,1996-1998), 12 Bates de Plata (1990-1994, 1996-1997, 2000-2004), y ganador de un Derby de Jonrones. Todo esto es suficiente para ser un miembro pleno del HOF, pero su mancha usando sustancias, lo ha llevado al último año de elección. De no obtener el 75 por ciento de los votos Barry Bonds estaría dejando atrás las boletas y su inclusión en el templo de los Inmortales quedaría en manos del comité de veteranos. Su última votación alcanzó el más alto por ciento con 61,8, ineficiente para el 75 por ciento requerido.

Rogers ‟The Rocket” Clemens

Lanzador con todas las herramientas necesarias para imponerse, victorioso donde fuera el lugar que se presentara. Encima del box era un coloso imposible de derribar, y así lo muestran los números que logró en Grandes Ligas. Con 24 temporadas y un record de 384 – 154, 3,12 de efectividad en 4916 y dos tercios de entradas de labor, con 4672 ponches y un WHIP de 1,17, para un bWAR de 139,2 durante su carrera. Acumuló numerosos premios destacados, dentro de ellos: un MVP (1986), siete Cy Young (1986,1987, 1991, 1997,1998, 2001, 2004), dos Tiples Corona (1997, 1998), 11 Juegos de Estrellas (1986, 88, 90, 92, 97, 98, 2001-2005), dos Series Mundiales (1999-2000), además de una vez condecorado al mejor Jugador del Año (1986). Sin dudas Clemens es un lanzador con números increíbles, pero tiene la misma mancha que Barry Bonds. Su última votación alcanzó el más alto por ciento con 61,6, ineficiente para el 75 por ciento requerido.  

Curt Schilling, el legendario lanzador

Siempre es necesario tener un buen lanzador, pero si tienes a Curt, tienes un plus de siempre ganar. Durante sus 20 años en Grandes Ligas, el nacido en el estado de Arkansas, dejó números impresionantes, números que cualquier mortal ve desde la distancia para no llegar. Si bien Schilling está vinculado al escándalo de las sustancias nadie ha podido probar que realmente eso pasó, y esto le ha costado entrar en su última votación a lo largo 10 años. Con 216-146, 3,46 de efectividad, en 3261 entradas de labor, 3116 ponches y WHIP de 1,13, y bWAR de 79,5. Además obtuvo tres títulos de Serie Mundial (2001, 2004, 2007), un MVP de la Serie Mundial (2001) y otro de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional (1993), y seis participaciones en el Juego de Estrellas (1997-1999, 2001,2002, 2004). En la última votación alcanzó 71,1 por ciento, insuficiente para entrar al templo de los inmortales, pero tiene más posibilidad en este último año, y pueda obtener el 75 requerido para entrar.

Sammy Sosa, el jonronero de los Cubs

Nacido en San Pedro de Macorís, República Dominicana, Samuel Peralta Sosa, fue reconocido por sus batallas con Mark McGwire dentro de la Liga Nacional. Con línea fija de por vida en Grandes ligas con cuatro conjuntos y 18 temporadas (13 de ellas con los Cubs), Sammy .273 AVE/ .344 OBP/ .534 SLG/ .878 OPS, conectando 609 vuelacercas, 1475 anotadas, 1667 empujadas y 234 bases robadas. Con este rendimiento logró: un MVP (1998), siete participaciones en el Juego de Estrellas (1995, 1998-2002, 2004), seis Bates de Plata (1995, 1998-2002). Además de un Derby de Jonrones. Sosa es otro de los jugadores que parte a su último año de la votación para la entrada al Salón de la Fama (HOF), pero su marcado escandalo con los esteroides le han dado poco valor a sus números y hazañas. En el año anterior logró solo el 17 por ciento de los votos, y nunca ha podido rebasar el 20, pues lo que dudo que el Dominicano pueda entrar al Salón de la Fama.

Sin duda estos jugadores tienen números suficientes para entrar al Templo de los Inmortales, pero la mancha de las sustancias prohibidas les ha hecho llegar a su último año con la incertidumbre si van a ser elegibles o no. Por ahora el único que se ve con opciones reales es Curt Schilling, aunque muchos de los responsables de las boletas han dicho que Clemens y Bond pudieran colocarse, lo cierto es que si no llegan al 75, tendrán que esperar al comité de veteranos para hacerlo.

Como siempre digo el tiempo dirá si pueden ser Inmortales o no. ¿Usted que opina? Espere en la próxima otros de los elegidos para la clase 2022…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba