Top 10: Los mejores jardineros centrales de Grandes Ligas

Por Jesús Pérez Vichot

Grandes jardineros centrales han pasado por las Grandes Ligas (Ligas Negras ya incluidas) a lo largo de la historia. Los de la posición 8 tienen la función primordial de fildear batazos elevados y por lo general deben ser rápidos y ágiles con buen brazo para impedir que las conexiones no den oportunidad al corredor de conseguir bases extras. Además, al ser jugadores veloces, son los encargados de cubrir la mayor parte del terreno entre todos los jardineros. Es el líder del outfield, el hombre que lleva la iniciativa en el tema de comunicación con sus compañeros e incluso acomodándolos en sus territorios. Los CF que reúnan estas cualidades sumadas a una gran ofensiva casi siempre terminan siendo una estrella. A continuación les presento mis 10 CF preferidos, espero les resulte interesante la lista, aunque no coincidan con todos mis elegidos o el orden de los mismos.

1- Willie Mays: «Say Hey Kid» jugó 21 temporadas con los Giants y terminó con los Mets en 1972 y 1973. Desde sus inicios en Las Mayores impresionó a muchos con su juego e incluso fue nombrado en 1951 Novato del Año en la Liga Nacional. Bateó más de .300 diez veces, culminando su carrera con marca de .302 y 3283 hits conectados. Fue dos veces MVP de la Liga Nacional ( 1954 y 1965 ), 24 veces All-Star ( ganó el MVP del Juego de Estrellas en 1963 y 1968 ) y ganó 12 premios Guante de Oro en el jardín central. Lideró la liga en jonrones cuatro veces, en robo de bases cuatro veces también, en carreras anotadas un par de ocasiones, una vez en hits, porcentaje de slugging en cinco oportunidades, total de bases tres veces, al igual que en triples en tres ocasiones y un título de bateo. «The Catch”, aquel famoso fildeo de espaldas al plato en la Serie Mundial de 1954 es considerado por muchos como una de las mejores jugadas defensivas de la historia. Mays ganó el título de la Serie Mundial ese mismo año con los Giants.
«Si alguien llegara y bateara .450, robara 100 bases y realizara un milagro en el campo todos los días, aún te miraría a los ojos y diría que Willie era mejor».

2- Ty Cobb: Debo confesarles que todavía al momento de escribir estas líneas no estoy del todo conforme con mi top 3 de esta lista. Particularmente me sentiría mejor si compartía el lugar de honor entre Mays, Cobb y Mantle, sí, un triple empate en la cima. Pero el reto está cumplido y el «empate» no siempre es bien recibido por los aficionados. De todas maneras Cobb es uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos. Terminó su carrera con un promedio de bateo de .366 ( líder histórico ), con 4189 hits, 2245 carreras anotadas, 1944 carreras impulsadas, 724 dobles, 295 triples, 117 jonrones, 897 bases robadas y solo se tomó 680 ponche. Lideró la liga en hits en 8 ocasiones, en 5 las carreras anotadas, 3 veces en dobles, 4 en triples, una vez en cuadrangulares, 4 veces en carreras impulsadas, en 6 oportunidades las bases robadas, 12 títulos de bateo y en múltiples ocasiones lideró la liga en OBP, SLG, OPS y Total de Bases. En 1909 ganó la Triple Corona y en 1911 fue MVP jugando con Detroit ( 22 de los 24 años de carrera fueron con los Tigers ). Precisamente 1911 fue la mejor temporada ofensiva de Cobb, cuando lideró la Liga Americana en todas las categorías ofensivas importantes ( excepto jonrones ) incluidos hits, carreras anotadas, carreras impulsadas, promedio de bateo y porcentaje de slugging.

3- Mickey Mantle: Si tengo que escoger un jugador favorito de todos los tiempos, entonces sí estoy en todo mi derecho de afirmar que tengo un empate en la cima entre Mickey Mantle y Barry Bonds ( reconozco que el Bambino es el #1, inigualable ). «The Mick» o «The Commerce Comet», como le llamaban, era desde mi punto de vista el perfecto jugador de béisbol, el que podía hacerlo todo de modo sobresaliente, el hombre que que era capaz de conectar un cuadrangular a más de 500 pies de distancia y luego embasarse con un rodado por el infield gracias a su descomunal velocidad corriendo. Mantle ganó 7 Series Mundiales con los Yankees, fue 3 veces Jugador Más Valioso, ganó la Triple Corona en 1956 ( 52 HR, 130 CI y .353 AVG ), ganador del premio Guante de Oro en 1962, participó en 10 Juegos de Estrellas y fue nombrado Jugador del Año de las Ligas Mayores en 1956. En sus 18 años de carrera, todos con los Yankees, terminó con 536 jonrones, 1676 carreras anotadas, 1509 carreras impulsadas, 1733 bases por bolas y un promedio de bateo de .298. En postemporada disparó 18 vuelacercas y remolcó 40 carreras. Las constantes lesiones fueron su peor pesadilla, de haber sido más saludable, de seguro sus números fueran todavía más impresionantes.

4- Ken Griffey Jr.: Superestrella, tres veces campeón del HR Derby y 630 cuadrangulares demostraron que su poder y extraordinario swing natural no eran obra de la casualidad. «The Kid» es de todos los CF que pude ver a totalidad, el mejor. Elegancia y espectacularidad como defensor y poder más consistencia desde el plato, simplemente un fuera de serie. Veintidós temporadas, 630 jonrones y un mar de elogios más, el niño apodado «El natural» entregó todo lo que prometían sus habilidades. Junior y su padre se convirtieron en el primer combo padre-hijo en jugar en Las Mayores al mismo tiempo e incluso conectaron cuadrangulares en el mismo juego el 14 de septiembre de 1990 contra los Angelinos. A sus 23 años de edad Griffey Jr. había mejorado su físico considerablemente y el resultado fue un asalto a los libros de récords con siete temporadas de más de 40 jonrones en ocho años, interrumpido solo por una muñeca rota que le costó la mitad de la campaña de 1995. Al retirarse, GriffeyJr. había sumado 13 selecciones al Juego de Estrellas ( MVP en el clásico de estrellas de 1992 ), 10 premios Guante de Oro y siete premios Bate de Plata. Fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1997, con un total de 393 bases y también liderando los jonrones ( 56 ), las carreras anotadas ( 125) e impulasadas ( 147 ). Terminó su carrera con un promedio de bateo de .284, incluyendo 2781 hits, 1662 carreras anotadas y 1836 carreras impulsadas. Lideró la Liga Americana 4 veces en cuadrangulares, fue MVP en 1997 y nombrado Jugador del Año en las Ligas Mayores ese mismo año.

5- Tris Speaker: Fue uno de los mejores bateadores que jamás haya jugado béisbol. Un tremendo bateador de contacto que podía dirigir la pelota hacia los huecos y las líneas, Speaker lideró la Liga Americana en dobles ocho veces. En su larga carrera de 22 años, tuvo un promedio de .345, 117 jonrones, 1529 carreras impulsadas, 1882 carreras anotadas, 3514 hits, 792 dobles ( líder histórico ), 222 triples y 432 bases robadas. Logró un título de bateo, cuatro títulos de OBP, uno de porcentaje de slugging y otro de OPS. Su mejor temporada llegó en 1912 cuando ganó su único premio MVP. En esa campaña tuvo un promedio de .383, 10 jonrones, 222 hits, 53 dobles, 12 triples, 90 carreras impulsadas, 136 carreras anotadas y 52 bases robadas. Ganó tres campeonatos, dos con los Medias Rojas y uno con los Indios. Las 450 asistencias de «The Grey Eagle» ( apodo ) en su carrera ocupan el primer lugar en la historia de las Grandes Ligas entre los jardineros centrales, mientras que sus 6783 putouts ocupan el segundo lugar entre los CF, detrás de los 7022 de Willie Mays.

6- Joe DiMaggio: «The Yankee Clipper» ganó 9 Series Mundiales con su equipo de toda la vida ( las 13 campañas que jugó en Las Mayores ), los Yankees. DiMaggio fue 13 veces All-Star, tres veces MVP, ganó dos títulos de bateo y en1939 fue nombrado Jugador del Año en las Ligas Mayores. En su carrera promedió .325, con 2214 hits, 361 jonrones y 1537 carreras impulsadas. En 1941, el año en que DiMaggio conectó hit en 56 juegos consecutivos, disparó 30 jonrones y se ponchó solamente en 13 ocasiones. Durante la racha, se ponchó cinco veces, ninguna en los últimos 32 juegos. El Yankee Clipper jugó solo 13 temporadas porque se retiró a los 36 años y se perdió tres contiendas durante la Segunda Guerra Mundial. Sus números pudieron ser muy superiores e incluso se especula hasta dónde pudo llegar Joe en las carreras impulsadas si hubiera jugado 6 ó 7 temporadas más, era un remolcador nato. La relación de DiMaggio con la actriz Marilyn Monroe fue todo un boom en la época. Joe tenía un carisma singular, ídolo de millones, como dijera alguien: «La celebridad de DiMaggio fue producto de su habilidad no solo para producir, sino para capturar la imaginación de la gente». En una ocasión Ted Williams comentó: “DiMaggio fue el mejor jugador, el más completo que he visto en mi vida. Su carrera no se puede resumir en números y premios. Puede sonar cursi, pero tuvo un impacto profundo y duradero en el país”.

7- Mike Trout: Desde que lo ví jugar en sus inicios y ver de lo que era capaz de hacer en el terreno de juego, no dudé un segundo en compararlo con Mickey Mantle. Tan rápido de home a primera y tanto poder en sus muñecas como la leyenda de los Yankees, es una especie de «Mickey Mantle moderno». Hasta el momento «Kiiiiid» promedia de por vida .305, con 310 jonrones, 816 carreras impulsadas, otras 967 anotadas, 203 bases robadas, .419 de OBP, .583 de Slugging, 1.002 OPS, 176 OPS+, 2715 total de bases y un impresionante WAR de 76.1 en tan solo 11 temporadas. Será un inmortal de Cooperstown sin lugar a dudas e incluso si decidiera no jugar más, claro, ojalá no suceda y podamos disfrutar de su talento por muchos años más, amén de las lesiones que lo vienen siguiendo hace varios años. Trout ganó el premio Novato del Año de la Liga Americana en 2012, mismo año que ganó el premio Wilson al mejor jugador defensivo ( Overall ) y ya cuenta con 9 seleciones al Juego de Estrellas ( MVP en los clásicos de 2014 y 2015 ). También fue ganador del premio Hank Aaron en 2014, nombrado MVP de la Liga Americana en 3 ocasiones ( 2014, 2016 y 2019 ), 8 veces ganador del premio Bate de Plata y en 2019 fue seleccionado Jugador del Año en las Ligas Mayores. La mayoría ( me incluyo ) consideran a Mike Trout el mejor jugador de la última década en las Grandes Ligas.

8- Cool Papa Bell: Los que vieron jugar a James Thomas Bell aseguran que de no haber sido por la barrera del color de la época, hubiera triunfado en las Grandes Ligas e incluso llegar a ser uno de los mejores CF de la liga. Las historias relacionadas con su velocidad son increíbles. No pocos entendidos coinciden en que Cool Papa bien pudo haber sido el hombre más rápido de cualquier liga de béisbol. La historia más llamtiva fue la que contó Satchel Paige, quien dijo que Cool Papa era tan rápido que podía accionar el interruptor de la luz y estar en la cama antes de que la habitación se oscureciera. Fue miembro de tres de los mejores equipos de la historia de la Liga Negra, ganando tres campeonatos, con los Stars, los Pittsburgh Crawfords y los Homestead Grays ( uno con cada equipo ). Bell era un bateador ambidiestro de mucho contacto, con un gran control del bate, habilidad para batear y mucha velocidad. Aunque no era un bateador poderoso, podía tomar una base extra quizás con más frecuencia que cualquier otro jugador en la historia. Además de las Ligas Negras, Bell jugó 21 temporadas de pelota invernal en Cuba, México y California. Al final de su carrera se convirtió en jugador-entrenador. Más tarde, fue un cazatalentos a principios de la década de 1950 para los St. Louis Browns. En su carrera bateó para promedio de . 325, con 1548 hits, 1150 carreras anotadas, 285 bases robadas y un OBP de .395. Lideró la liga en carreras anotadas 5 veces, 1 vez en hits, otra en dobles, 7 ocasiones en bases robadas y 3 veces en bases por bolas.

9- Oscar Charleston: Algunos que lo vieron jugar lo comparaban años después con Willie Mays, aunque Charleston bateaba y tiraba a la zurda. El recién inmortalizado en Cooperstown, Buck O’Neil, dijo que Charleston era una combinación de Babe Ruth, Ty Cobb y Tris Speaker «todo en uno». Además de su alcance en los jardines y su capacidad de bateo, también lanzó, todo un extraclase. Dotado con todos los talentos que asociamos a cualquiera de los grandes CF de Las Mayores e incluso superior a muchos de ellos. En los juegos de exhibición contra los All-Stars blancos, Charleston bateó .318 con 11 HR en 53 juegos. ¿ Esto les dice algo ? Además, ganó 3 veces la Triple Corona y en 3 ocasiones fue seleccionado al Juego de Estrellas. En su carrera bateó .364, con 1207 hits, 143 cuadrangulares, 853 remolques y 209 bases robadas. Entre los departamentos ofensivos que lideró en diferentes temporadas destacaré los 5 títulos de jonrones y los 2 de bases robadas. Esto habla por sí solo de la clase de pelotero que era Oscar Charleston, un all-around.

10- Kirby Puckett: Esta décima selección puede traer discrepancias, pero recuerden como ya he mencionado anteriormente en esta saga de «Mi top 10», es algo muy personal, imposible coincidir todos, la diversidad de criterios es aceptada. Mis respetos a otros grandes CF que no los incluí en esta lista ( Duke Snider sobre todo ), pero disfruté el juego de «Puck» al máximo y no podía faltar en mi lista. La primera vez que lo ví, me pregunté: ¿ Qué hace este gordito bajito en las Grandes Ligas ? La respuesta llegó al momento, cañonazo, robo de base y en la próxima entrada una joya defensiva. Pero no era solo lo que podía hacer en el campo, había algo más que me llamaba poderosamente la atención, su estilo, su carisma, todo lo hacía ver fácil. Pues nada, que aquel gordito era un señor pelotero ( no pretendo quitarle el sobrebombre a Casanova ). Puckett ganó 2 Series Mundiales, 6 premios Guante de Oro, 6 premios Bate de Plata, un título de bateo, participó en 10 Juegos de Estrellas ( MVP de uno de estos clásicos, 1993 ) y MVP de la ALCS de 1991. En su carrera de 12 años ( un problema ocular abrevió su carrera en el béisbol ) bateó .318, con 2304 indiscutibles, 414 dobles, 207 jonrones, 1085 carreras impulsadas, 1071 carreras anotadas y 134 bases robadas. Produjo 5 HR, 16 CI y .309 AVG en 97 encuentros de postemporada. Lideró la Liga Americana en hits 4 veces, en una ocasión las carreras impulsadas y par de veces el total de bases. Frank Thomas dijo: «Nunca tuvo un mal día. No me importa lo mal que hayan ido las cosas dentro o fuera del campo, Kirby encontró una manera de hacerte reír. Fue un soplo de aire fresco en este juego».

Menciones: Duke Snider, Richie Ashburn, Jim Edmonds, Earl Averill, Andruw Jones, Bernie Williams, Duke Snider, Max Carey, Willard Brown, Larry Doby, Earle Combs, Cristóbal Torriente, Hugh Duffy, Billy Hamilton, Edd Roush, Turkey Stearnes, Pete Hill, Lloyd Waner, Hack Wilson y Torii Hunter.

6 comentarios en “Top 10: Los mejores jardineros centrales de Grandes Ligas”

  1. francisco dieguez

    La única discrepanca que tengo en este caso es precisamente tu inicio cuando dices que hubo mucha difcultad en escogerlos. Cuando veo el encabezamento de los CF que no escogistes, Duke Snider y de ahi en adelante el resto, me parece que la direfencia entre éstos y los diez que escogistes es amplia como para no haber duda. Sigo creyendo que estas haciendo un trabajo expectacular en estas selecciones. Gracias una vez mas.

  2. Creo que de los últimos 3 bajaría a dos de ellos no importa cual y pondría a Jim Edmonds y a Bernie Williams pero es mi humilde opinión.

  3. César Augusto Hernández Chevez

    Es una muy,buena selección según el historial que conozco de todos ellos vi jugar Puckket y otros de ellos en tv en mis 70 años de vida que tengo desde 1966 empecé a seguir las Grandes Ligas no tengo las estadísticas que llevaba alguien las tomo y me desánimo seguir no quise recons truirlas pero el animo no tenía la adrenalina sufi ciente para retomarlo.La mayor parte de,mi segui miento era por los dia rios de mi país Nicara gua donde se escucha ba transmi siones en radio en Onda Corta a los narradores en español Buck Cannel y Felo Ramírez.

Responder a César Augusto Hernández Chevez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba