Por Robiel Vega/ @robielcuba87

El cubano, de 3-1, aumentó sus frecuencias a .264/.358/.457/.815 (AVE/OBP/SLG/OPS) y extendió a 16 la cadena de juegos consecutivos bateando de hit y a 22 la de partidos en fila logrando embasarse al menos una vez.

Es importante decir que de esos 22 desafíos, ha disparado hit en 21 de ellos y en siete de ellos se ha ido con múltiples imparables. Asimismo, en 13 oportunidades en ese lapso se ha embasado en más de una ocasión en el mismo juego.

Otro dato relevante es que de los 26 encuentros en los que ha participado desde el regreso de su lesión, en 24 ha disparado al menos un hit, en 25 se ha embasado en, como mínimo, una oportunidad y promedia para .340 (100-34), con ocho dobles, seis jonrones, 16 empujadas, 12 anotadas e igual número de boletos, para OBP fabuloso de .436, slugging de .600 y OPS 1.036.

En líneas generales, el cienfueguero ha disputado 90 desafíos, en los que acumula 89 hits, 23 tubeyes, 14 bambinazos, 48 remolques, 45 anotadas, cinco bases robadas, 41 boletos, nueve pelotazos y 75 ponches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba